De propósitos y deseos… 

0
689

Alguna vez, en un ejercicio de entretenimiento, le preguntamos a un alcalde cuales eran sus propósitos de año, sin más nos recetó la cantaleta de tapar los baches y repavimentar calles, mejorar la recolección de basura y de alumbrado, en aquellos días los problemas de agua no existían sino tenga la seguridad que hasta construir un acueducto habría mencionado.

Por supuesto, al escuchar aquello algunos de los presentes, ayudantes y funcionarios de su administración, casi lloran de emoción, aplaudieron a rabiar y de no haber sido por la mala idea de un reportero que le preguntó al presidente municipal cómo pensaba hacer todo eso si los presupuestos eran escasos y la capacidad del municipio muy reducida, no habrían terminado nunca su festín.

Un lacónico, “estamos trabajando en ello”, fue lo que se escuchó del edil, luego, de entre los presentes, una frase lapidaria, “no saben distinguir entre propósitos y deseos”.

Y si, lo del edil no pasaban de ser buenos deseos nacidos quizá de una noche de alcohol o de la tendencia de los políticos a decir lo que el pueblo quiere escuchar y no lo que realmente saben o pueden hacer en sus cargos, si realmente hubieran sido propósitos los del alcalde pues los presupuestos estarían listos o, por lo menos, conocería la capacidad de la administración para responder a las necesidades del pueblo.

A qué viene esta lejana anécdota, pues a recordarle que viene un año 2022 complicado para todos, en lo económico, lo social, en la salud y para ello debemos tener muy claros nuestros deseos y propósitos, construirnos un plan, un objetivo basado en lo que podamos hacer y no solo soñar, sobre todo, entender que muchos de nuestros problemas nacen en la política y se pueden acabar haciendo política.

Si, acertó, le estoy invitado a meterse en la elección de gobernador porque los problemas ahí se pueden solucionar, o empeorar si no hacemos lo correcto, le recuerdo, es bueno tener deseos, pero si su gallo es azul, guinda, o naranja, pues para hacerlos realidad hay que trabajar.

Este año nos puede ir bien a todos si hacemos política, pero sin apasionamientos, sin fijarnos en los colores sino en los candidatos, no solo tener el deseo de que los políticos sean buenas personas sino también el propósito de investigarlos, de revisar su pasado y su presente para tener algo de certeza de que pueden ser lo que necesitamos.

Recuerde, los deseos y los propósitos no son lo mismo, los deseos nacen de sueños, de la nada, los propósitos requieren de trabajo, disciplina, de constancia y ahí es donde no debemos aflojarle…

LA ILUSTRATIVA FOTO DE EL TRUCO… el lunes se difundió una foto de todos los aspirantes del PAN a la gubernatura del Estado y su dirigente, la reunión fue ese mismo día y, según los allegados a César Verástegui, ya existe un acuerdo para ir todos en unidad, a promocionar al partido y dispuestos a que sea el, hasta hoy, Secretario General de Gobierno quien sea el abanderado.

En la foto está César Verástegui, Jesús Nader, Gerardo Peña y los otros que han sido mencionados para esos efectos.

AVANZA AMERICO… mientras el PAN diseña su forma de presentarle al mundo a su candidato el Senador Américo Villarreal presumió un video donde Rodolfo González Valderrama, a quien muchos dieron posibilidades de ser candidato de Morena, le levantaba la mano como candidato.

Además presentaron un programa de redes sociales para ir acercando a los ciudadanos a su proyecto con el lema Avanzamos, haciendo alusión a AVA que son las siglas con las que se le ha identificado en contiendas electorales.

AGRICULTURA REQUIERE CAMBIOS, EXPERTOS DE LA UAT… Tras más de setenta años de trabajar en un esquema de agricultura que ya resulta obsoleto por la baja producción y el impacto al medio ambiente, es necesario cambiar a conceptos como la agricultura sostenible, aseguró la Dra. Erika Acosta Cruz al dictar la conferencia “Microorganismos: aliados de la agricultura sostenible”.

La charla se dio en el marco del Segundo Congreso Internacional de la Carrera de Químico Farmacéutico Biólogo (QFB), organizado por la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Aztlán (UAMRA) de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT).

La Dra. Erika Acosta Cruz, investigadora y especialista en Biomedicina y Biotecnología Molecular de la Universidad Autónoma de Coahuila, planteó la necesidad urgente de rescatar los sistemas de producción agrícola para evitar que los sistemas alimentarios colapsen en diez años.

Dijo que la agricultura es una actividad fundamental para la alimentación y constituye un sector muy importante a nivel nacional y mundial. Y señaló que a lo largo de la historia han sido adoptados diversos enfoques en las prácticas agrícolas.

“A mediados del siglo pasado ocurrió un fenómeno llamado la ‘revolución verde’, que trató de la aplicación de un conjunto de técnicas innovadoras en la agricultura, entre las que se incluye la siembra de variedades mejoradas de cereales como trigo, maíz y arroz —más resistentes a climas extremos y a las plagas—, nuevos métodos de cultivo incluyendo la mecanización, así como el uso de fertilizantes, plaguicidas y riego por irrigación, que hicieron posible alcanzar altos rendimientos productivos”, relató la conferenciante.

Detalló que esto se hizo para combatir la malnutrición, pues el aumento demográfico era alarmante. Sin embargo, la producción se hizo dependiente del petróleo por los combustibles y demás insumos necesarios para la operación de la maquinaria agrícola, impactando de forma negativa al medioambiente.

“El crecimiento de la población de las últimas décadas nos ha llevado básicamente al mismo punto: la insuficiencia alimentaria. El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 2 de la ONU, que es ‘hambre cero’, definitivamente no se antoja alcanzable para el 2030, las estimaciones que hay en la actualidad indican que entre 290 y 700 millones de personas en el mundo padecen hambre”.

De acuerdo con la especialista, de continuar esta tendencia, habría un aumento de sesenta millones de personas en esta situación en los próximos cinco años, y se rebasarían los 840 millones de personas en 2030.

“Estamos en una agricultura tóxica. Necesitamos una nueva revolución, pero que sea permanente, en la cual los hallazgos científicos se apliquen día a día. Necesitamos una agricultura integral, sostenible y saludable”, subrayó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here