En desacato por sumisión

0
1054

Desde que llegó Blanca Eladia Hernández Rojas como presidenta al Tribunal Electoral de Tamaulipas (Trieltam) hace tres años se auguraba que sería una magistrada a modo, como se conoce popularmente a los funcionarios que cumplen órdenes de quienes les deben el cargo, pero el colmo es que esta sumisión llegue a tal grado de ignorar el decreto expedido por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que preside el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón, de restituir en sus cargos a René Osiris Sánchez Rivas y Edgar Iván Arroyo Villarreal.

          Si bien es cierto que la LXIV Legislatura Local decretó que se redujera el número de integrantes del Trieltam de 5 a 3, resulta que, ante flagrante embate por venganza política del Poder Ejecutivo Estatal, el magistrado presidente del TEPJF, Rodríguez Mondragón ordenó que tanto Sánchez Rivas como Arroyo Villarreal fueran restituidos en sus cargos.

          La todavía magistrada Hernández Rojas ha impedido el trabajo de ambos magistrados, debido a que se encuentran detenidos 13 juicios de demandas presentadas durante las elecciones del pasado 6 de junio en la entidad.

          Incluso, desde el pasado 30 de septiembre no se ha realizado ninguna sesión del Trieltam, por lo que siguen pendientes varios expedientes a pesar de la clausura del proceso electoral del 2021 en la entidad.

          Por los pasillos del edificio que albergó por muchos años el Congreso Local se habla de que la todavía magistrada presidenta del Trieltam no olvida que se evitó la imposición de Juan Carlos López Aceves como contralor del organismo que pretendió asestar la pasada Legislatura Local de mayoría panista.

          Dicha afrenta, como ella lo considera porque surgió del Congreso Local, propició que la rivalidad interna creciera a tal grado que en la actualidad se vive una crisis institucional que amenaza la elección de gobernador prevista para el próximo 5 de junio del 2022

          A propósito, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, Armando Zertuche Zuani, reveló en conferencia de prensa que cada uno de los 36 diputados locales de la pasada legislatura se embolsaron más de 3 millones y medio de pesos como bono de despedida, incluso algunos fueron premiados también por ser sumisos y obedientes con cargos en la administración estatal.

          Por ejemplo, la expriísta Yahleel Abdala Carmona fue premiada por su traición y sumisión con la Secretaría de Bienestar Social (Sebien) Estatal, así como también Florentino Sáenz Cobos con la Subsecretaría General de Gobierno y Copitzi Yesenia Hernández García con la Unidad Ejecutiva de la Secretaría de Educación en Tamaulipas (SET).

          También denunció inconsistencias financieras por cerca de 30 millones de pesos, entre otras irregularidades, por lo que citaron a los funcionarios del área administrativa de la pasada legislatura local para realizar las aclaraciones pertinentes y evitar que se proceda con ellos.

          En otro tema, el suplente del senador Ricardo Monreal Ávila, Alejandro Rojas Díaz-Durán, mejor conocido como el “Forastero Perverso”, de nuevo generó una fuerte polémica en las redes sociales cuando subió un mensaje señalando que varios legisladores y alcaldes de Morena en Tamaulipas se habían chamuscado, quemado o “carmonizado”, en clara referencia a la relación que sostuvieron con un empresario reynosense que vivía en San Pedro Garza García, Nuevo León.

          Incluso, la columna Bajo Reserva del periódico El Universal de ayer reveló que Rojas Díaz-Durán había emplazado al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, para que se desmarque de las acusaciones de haber recibido dinero de diversos grupos de empresarios tamaulipecos para financiar la campaña que lo llevo a la dirigencia nacional del partido.

          Además, con la saña que lo caracteriza pidió a Delgado Carrillo a que desmienta las versiones de que viaja en aviones privados, violando una de las exigencias de austeridad del presidente López Obrador.

          No se descarta la posibilidad de que el llamado “Forastero Perverso” solicite la intervención del nuevo titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Pablo Gómez Álvarez, quien ayer fue ratificado en la Cámara de Diputados.

          El sucesor de Santiago Nieto Castillo se comprometió a que no utilizará el cargo para venganzas políticas, ni mucho menos para perseguir a todos aquellos que critican las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador, cuyo ofrecimiento no convenció a los legisladores del PAN, PRI y MC.

          Por cierto, en la sesión de ayer en la Cámara de Diputados, la fracción del PAN que preside Jorge Romero Herrera, votó en contra de la designación de Gómez Álvarez como nuevo titular de la UIF, puesto que lo consideran como un militante de la izquierda radical, por lo que creen que sólo perseguirá a gentes de la oposición o críticos de la llamada 4° Transformación.

          El diputado federal Carlos Alberto Valenzuela González del PAN, retó al nuevo titular de la UIF a que investigue a sus compañeras y compañeros de Morena en Tamaulipas, puesto que son señalados de recibir financiamiento ilícito durante sus campañas en el 2021.

          Valenzuela González le dijo a Gómez Álvarez que sería una muestra de que el combate a la corrupción va en serio durante su gestión al frente de la UIF, puesto que como buen juez por la casa empieza.

          Por último, todo parece indicar que los congresos locales se convertirán en salones de fiestas, luego de que en la Cámara de Diputados se celebró el cumpleaños del presidente López Obrador, antier el cumpleaños de Zertuche Zuani y ayer el cumpleaños de la hija menor de la legisladora morenista Sharon Macotela Cisneros en el Congreso Local de Hidalgo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here