Quiere evidencias diputada

0
955

La semana pasada la diputada federal Patricia Armendáriz Guerra de Morena trató de “tapar el sol con un dedo” cuando pidió pruebas del desabasto de medicamentos como lo han denunciado una y otra vez los padres de niñas y niños con cáncer, cuya criminal escasez ayer lo reconoció el titular de la Secretaría de Salud y Asistencia (SSA), Jorge Alcocer Varela, durante su comparecencia ante el plano de la cámara baja del Congreso de la Unión.

La legisladora morenista en un alarde de servilismo no creyó en las reiteradas denuncias que, además de los padres de niñas y niños con cáncer, han hecho cientos de enfermos del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), ni tampoco de familiares de pacientes que requieren medicinas para ser operados y se ven en la necesidad de adquirirlas para salvar las vidas de sus seres queridos.

La lisonja de la también empresaria y fundadora de Financiera Sustentable generó una serie de críticas no sólo de los afectados por el desabasto de medicinas, incluso muchos padres de familia de niñas y niños con cáncer subieron fotos de sus hijas e hijos para demostrar que requieren con urgencias los fármacos utilizados en los tratamientos.

Y en la acalorada comparecencia de ayer del doctor Alcocer Varela, el coordinador de la fracción de Movimiento Ciudadano (MC) en la Cámara de Diputados, Jorge Álvarez Maynez, calificó de asesino al Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, no darle la importancia necesaria al uso del cubrebocas y cancelar las pruebas masivas que hubieran disminuido en forma significativa el número de muertes a causa del Covid-19 en nuestro país.

Álvarez Maynez responsabiliza directamente a López-Gatell Ramírez de las casi 287 mil personas que han muerto por el Covid-19 en México, pero además por afirmar que no hay evidencias científicas para vacunar a los menores de edad, cuyo argumento ha repetido una y otra vez el presidente Andrés Manuel López Obrador para oponerse a la inmunización de este sector de la población.

Incluso, el coordinador de la facción del MC en la Cámara de Diputados le advirtió al llamado Rockstar de la 4° Transformación: “vamos a ir por ti, a que rindas cuentas asesino, por haberle fallado al país”.

Es por eso, que mayor prueba necesitará la diputada federal Armendáriz Guerra para creerle a los padres de niñas y niños con cáncer que hay un criminal desabasto de medicinas, puesto que ayer el doctor Alcocer Varela reconoció que hubo escasez de fármacos durante su comparecencia ante el pleno de la Cámara de Diputados por la glosa del Tercer Informe de Gobierno de López Obrador.

Y hablando de diputados, se espera que en la sesión de hoy en el Congreso Local se concrete el acuerdo para la distribución de las comisiones legislativas, puesto que ya hay tres iniciativas de reforma, pero no han sido atendidas precisamente porque no hay responsables.

Aunque el plazo para la integración de las comisiones legislativas vence hasta el próximo 31 de octubre, se espera que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, Armando Zertuche Zuani, logré concretar un acuerdo con la fracción del PAN, que encabeza Luis René Cantú Galván.

Por otra parte, resulta significativa la reunión que sostuvieron el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar y el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, ya que se requiere una estrecha coordinación para atender los campamentos de indocumentados instalados en Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros ante la falta de apoyo del gobierno federal.

La patrulla fronteriza de Estados Unidos ha detenido a más de un millón 650 mil indocumentados en lo que va de la administración del presidente Joe Biden, que en su mayor parte han sido traídos a las ciudades fronterizas, como Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros.

Incluso, se habla de que México se ha convertido prácticamente en el “tercer país seguro” a pesar de que el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, lo ha negado en reiteradas ocasiones, pero lo cierto es que a diario llegan cientos y cientos de indocumentados a nuestro país deportados de Estados Unidos.

Se espera que el mandatario estatal haya logrado un acuerdo con el embajador norteamericano para atender a los cientos de indocumentados que viven en forma precaria en los campamentos en espera de que las autoridades de Estados Unidos les otorguen una visa humanitaria.

Por último, varios egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se han mostrado preocupados por la campaña que ha lanzado el presidente López Obrador en contra de la máxima casa de estudios de nuestro país, sobre todo cuando culpó al exrector Juan Ramón de la Fuente Ramírez de permitir la consolidación del neoliberalismo, incluso algunos califican al tabasqueño de mal agradecido cuando ahora el embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) le ha preparado con todo detalle su presencia para participar en el Consejo de Seguridad el próximo 9 de noviembre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here