Poner fin al transfuguismo

0
907

Más allá de lo que implica el “golpe” o la estrategia política utilizada para la salida de las diputadas locales de Movimiento de Regeneración Nacional y Partido del Trabajo LETICIA SÁNCHEZ GUILLERMO y LIDIA MARTINEZ, respectivamente a la bancada de Acción Nacional, ya es tiempo de que algunas de las fracciones al interior del Congreso local ponga fin a este tipo de transfuguismo, a través de una modificación a las leyes. Incluso, no está de más darle una revisada a la legislación en materia de asignación de diputados locales por el principio de representación proporcional, figura que ya debe pensarse en la desaparición para la conformación de órganos como el Poder Legislativo o bien, la integración de los ayuntamientos. Y es que, para la última designación de los legisladores locales, se tomaron por lo menos cuatro tipos de criterio, que representa una verdadera vergüenza para los que se encargan de tomar las decisiones, toda vez que ni ellos se pueden poner de acuerdo. Primero fueron los magistrados del Tribunal Electoral del Estado, después el Instituto Electoral de Tamaulipas, posterior a ello la Sala Regional y por último, la superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. En el peor de los casos, ni siquiera fue un criterio unánime. Desde luego que las legisladoras locales que se fueron de Morena al PAN, es decir LETICIA SÁNCHEZ GUILLERMO y LIDIA MARTÍNEZ por el Partido del Trabajo trae un trasfondo político y es el resultado también de una negociación que sólo la puede lograr una persona con capacidad para lograrlo, aun cuando vaya de por medio una elevada cantidad de dinero, como de otra clase de apoyos que no necesariamente tienen que ser monetarios, pero que si les garantiza mejorar sus condiciones de vida, aunque a la vuelta de uno a tres años venga la decepción y la cruda realidad. Lamentablemente, la decisión tomada por las dos personas, las dejan mal paradas, sobre todo con aquellos que les dieron toda su confianza, una de ellas por Morena y la otra por el PT. Desde luego que no tendrán un dejo de vergüenza. Por eso es importante que el transfuguismo empiece a ser detenido a través de una reforma a la legislación electoral, porque de otra manera, el número de diputados de una bancada a otra irá en aumento. La propuesta debe venir entre otras cosas, en que todo legislador que llegue a formar parte de la legislatura, esté impedido para dejar a bancada por la que llegó para integrarse a otra. La designación de los diputados por el principio de representación proporcional, ha sido la peor y más cuestionada de la historia del Tribunal Electoral. Por ello es importante también que se retome la idea de desaparecer esa figura, o bien, elaborar una serie de criterios de la forma y proporción en que se deben distribuir entre los partidos políticos, más clara y precisa, que no dé lugar de preferencia a los medios de impugnación y sobre todo, no confronte a los impartidores de justicia, donde ni ellos se ponen de acuerdo e impera la variedad de criterios entre unos y otros. En fin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here