Héctor Escobar manipuló fondos TC 

0
1631

Uno.- El diputado local Héctor Escobar Salazar,   involucrado en una serie de desví­os de recursos del Programa Escuelas de Tiempo Completo podrí­a ser integrado este mes de julio a la lista de funcionarios estatales en riesgo de ser llamados a cuentas, por uso indebido de los recursos públicos. Ello dado que el caso del ex secretario de educación está en el paquete de informes que ha sido entregado a funcionarios allegados al Presidente Andrés Manuel López Obrador. Y ahora, la salida de del tocayo Héctor Garza González, de la Secretaria de Educación Federal, ha venido a perjudicar a Escobar Salazar.

La diputada de MORENA, Guillermina Medina Reyes ha acusado al doctor Héctor Escobar Salazar de desví­os de recursos dado que cuando fungí­a como Secretario de Educación en la entidad repartia hasta 20 mil pesos mensuales de  Escuelas de Tiempo Completo en gasolina a personas ajenas al programa.

Documentos en mano, en la sede del Congreso de los Diputados, la legisladora Guillermina Medina, ha señalado como los beneficiarios de esos recursos eran la Directora de Participación Social, Gabriela Braña Cano; el Coordinador de Programas Compensatorios, Ricardo Perez Luevano; el Director de Monitoreo, Jose Luis Segura Carmona, y a los responsables de prescolar, primaria y secundaria: Marco Antonio Nieto, Rosalinda Rojas Vega y Arturo Moreno.

Vale decir que con todo y su Doctorado en Educación, Hector Escobar Salazar cuando se desempeñaba como Secretario de Educación dejo sin ejercer 2 millones de pesos que tuvieron que ser devueltos  las arcas federales. La ineficiencia es una forma de corrupción.

Fronterizos los dos, Héctor Martin Garza González como oficial mayor de Educación federal se entendió de maravillas con su tocayo Héctor Escobar. En los hechos ya se conocí­an. La estancia de los dos en el sistema educativo reforzó más la relación. Con todo dado el carácter incorruptible de la abogada Olga Sánchez Cordero, nueva titular de Gobernación, y nueva jefa, en los hechos del tamaulipeco Héctor Martí­n Garza González va a complicar la ayuda que pueda recibir el diputado Escobar del referido funcionario.

“Cae el padrino, cae el ahijado”, es la frase fundamental en los libros del estilo, los modos de la polí­tica mexicana, considerando además que Escobar se convirtió en su momento en puente de comunicación entre el ex oficial mayor y el palacio de gobierno del 15 Juárez. Así­, el entonces oficial mayor de Educación pudo recorrer libre los caminos de Tamaulipas, con la venia del jefe polí­tico del estado.

Hoy, Héctor Garza González ya no está en Educación federal, dicen voces autorizadas porque perdió la confianza del secretario Esteban Moctezuma, dado que Don Héctor ya se sentí­a ministro de educación tras la eventual salida de Moctezuma a la  gubernatura de San Luis Potosí­.

En lo sucesivo, Héctor Garza González, ya no podrá hacer del presupuesto de la SEP para placearse en Tamaulipas, tal y como lo hizo cada semana… hasta que la pandemia del Covid-19 lo obligó a quedarse en la CDMX con el equipo de tamaulipecos que acariciaban la candidatura al gobierno de Tamaulipas con el tocayo Héctor Escobar Salazar como su fiel aliado entre los azules.

Dos.- Desde este fin de semana el alcalde Xico González Uresti, y sus oficiales de Transito están felices pues están  procediendo a infraccionar … o “¿usted dirá como nos arreglamos?” a los automovilistas que anden deambulando después de las 10 de la noche y hasta las 5 de la madrugada por las calles de Ciudad Victoria.

A 800 pesos ascienden las multas a quienes circulen por las calles victorenses después de las diez de la noche. NOS VEMOS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here