Militar o civil, he ahí el dilema

La nota se ha leído 3852 veces

En la conferencia matutina del pasado viernes realizada en la base aérea de  Zapopan, Jalisco, López Obrador adelantó que titular de la Guardia Nacional será un militar en activo y que esta semana dará a conocer su nombre ignorando el acuerdo que había con la oposición en el Senado de que el mando fuera encabezado por un civil, además de que no habría un Estado Mayor como se estipulaba en la iniciativa de reforma.

Lógicamente que el anunció de inmediato generó una serie de protestas entre legisladores del PAN y del PRI, quienes señalaron que no se respetó el acuerdo para sacar adelante por unanimidad la creación de la Guardia Nacional, tal y como se estableció en la reforma aprobada en el Congreso de la Unión y en los 32 Congresos Locales.

Los legisladores de la oposición calificaron como un engaño o una burla que el presidente López Obrador haya anunciado que el mando estará a cargo de un militar en activo, incluso algunos funcionarios del gobierno federal confirmaron la posibilidad de que el primer titular de la Guardia Nacional será el General de División Víctor Hugo Aguirre Serna.

Apenas en noviembre del año pasado, fue ascendido a General de División, el máximo grado dentro del Ejército, por el entonces presidente Enrique Peña Nieto, con la ratificación del Senado.

El general Aguirre Serna se ha desempeñado como rector de la Universidad del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana, así como director general de Educación Militar, además de fue comandante de la 40 Zona Militar, con sede en Baja California Sur y en la actualidad está adscrito a la Comandancia de la 5/a Brigada de Policía Militar, con sede en el Estado de México

Por su parte, la titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero Dávila, señaló que no es burla ni engaño que el presidente López Obrador haya anunciado que el mando de la Guardia Nacional será un militar porque tiene la facultad de nombrar a quien considere necesario para cumplir el compromiso de recobrar la paz y tranquilidad social en nuestro país.

Y como era de esperarse la oposición lanzó fuertes críticas, como es el caso de la diputada del PAN, Laura Rojas Hernández, quien dijo que era una burla decir que habrá mando militar en activo, ya que en los hechos su jefe será el Secretario de la Defensa Nacional, pero además sería una decisión inconstitucional.

Rojas Hernández reprocho la respuesta que dio la secretaria de Gobernación, Sánchez Cordero Dávila a través de un mensaje de Twitter: “Claro que es una burla decir que el mando será militar en activo, cuando lo que se aprobó fue un mando civil. Pero no más que burla, es inconstitucional. Espero que se acuerde lo que significa esa palabra”.

Por otra parte, pero sin dejar el tema de seguridad, el presidente López Obrador realizará una serie de giras a fin de instalar mesas estatales para el combate a la delincuencia organizada, como la que puso en marcha acompañado por el gobernador Enrique Alfaro Ramírez en Jalisco.

En la agenda se prevé que el 3 de mayo estará en Tamaulipas, por lo que las autoridades estatales deberán coordinarse con funcionarios de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que encabeza Alfonso Durazo Montaño.

Se espera que la nueva estrategia si funcione o no sólo sea “una llamarada de petate”, como dice el dicho, luego del rotundo fracaso que tuvo la implementada en mayo del 2014 por el entonces Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong en Reynosa, Tamaulipas.

En fin, he ahí el dilema acerca de nombrar a un civil al frente de la Guardia Nacional, como se acordó en la reforma constitucional, o designar a un militar en activo como pretende el presidente López Obrador.

En temas más amables, la convocatoria emitida el sábado pasado para renovar la dirigencia de la Liga de Comunidades Agrarias (LCA) en Tamaulipas  establece que el registro de candidatos sea este martes 9 de abril de las 11 a las 13 horas, por lo que se espera la participación de por lo menos 5 aspirantes.

Aunque desde noviembre del año pasado habían externado su deseo de ir por el cargo que ostenta todavía el ingeniero Florentino Sáenz Cobos, luego de concluir la asamblea levantaron la mano: Raúl García Vallejo, Jorge Camorlinga Guerra, Griselda Dávila Báez, Omar Martínez Marín y Pedro Muñiz Camacho.

Se habla que Dávila Báez, Martínez Marín y Muñiz Camacho decidieron apoyar la nominación del ingeniero García Vallejo para buscar un candidato de unidad, por lo que sólo quedarían el ahora exdelegado estatal de la Procuraduría Agraria en Tamaulipas y el también ingeniero Camorlinga Guerra.

También se dice que ambos se reunirán hoy para lograr un acuerdo de unidad, pero en caso contrario se medirán en una elección prevista para el próximo domingo 14 de abril, en donde participarán los integrantes del Consejo Político de la CNC y los presidentes de los Comités de Base Campesina, quienes decidirán quién será el sucesor del ingeniero Sáenz Cobos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here