Rebelión interna por pluris 

0
4003

Gustavo Cárdenas Gutiérrez recuperó el control del Partido Movimiento Ciudadano pues resultaron infructuosos los esfuerzos del PAN por desplazarlo, y en los siguientes dí­as dará a conocer la lista de sus candidatos. Pero aclaró categóricamente, que no postulará a ninguno de sus hijos ni a él mismo.

“Serán candidatos cuidadosamente seleccionados, preferentemente jóvenes, con ganas de servir y con perfiles de ganadores”, dijo, eufórico.

Negó que emisarios del PAN o el gobierno estatal hayan pretendido sobornarlo para que registre a candidatos a modo, fáciles de derrotar. “Nunca será el Movimiento Ciudadano subordinado de nadie, ni mucho menos, palero”, dijo, tronante.

No quiso Gustavo Cárdenas adelantar nombres porque están en el proceso de revisión final, porque además, están tratando de cubrir los 22 distritos de mayorí­a relativa.

Desautorizó a un Daniel Palmillas, de Rí­o Bravo, para andar haciendo presentación de candidatos en la frontera, a nombre del MC, pues ni siquiera pertenece a la dirigencia de este partido.

MC va a la zaga en el destape de candidatos, pues el PAN ya los tiene seleccionados.

El candidato del PRI en Rí­o Bravo, un señor al que apodan El Caliches, ofreció un banquete a periodistas pero la cuenta de consumo la pagó con su propio dinero, no del gobierno.

La mención de Cabeza de Vaca nos hizo recordar que el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, recomendó en una de sus conferencias mañaneras, que se atiendan los conflictos laborales mediante diálogos entre las partes involucradas.

No es suficiente ese llamado, al menos en Tamaulipas, debido a que la Secretarí­a estatal del Trabajo no ha atendido los casos de huelgas en Matamoros, para dejar crecer el problema y luego darle un manejo polí­tico, y hacer aparecer al gobierno federal, de MORENA, como el culpable.

Lo que urge es una presencia arbitral, conciliadora, del gobierno federal, y recomponer las cosas para que no se produzca un contagio mayor.

Por cierto, la corrupción de la junta de conciliación y arbitraje tamaulipeca fue corroborada por integrantes del grupo de 60 personas que fueron despedidos de sus trabajos en la UAT, por pertenecer al Grupo Azul de Gonzalo Hernández Flores.

Hernández Flores (sin parentesco con Eugenio) se convirtió en una persona indeseable en la UAT por su postura irreductible en la facultad de Trabajo Social, y el Truco le ofreció un cargo público, a cambio de que dejara la Universidad.

El grupo de despedidos de la UAT reclama el pago de indemnizaciones que marca la ley, pero por instrucciones superiores, los funcionarios de la junta de conciliación no emiten el laudo reivindicatorio de los derechos laborales pisoteados.

Por su parte, el pastor del Congreso local, de mayorí­a del PAN, Glafiro Salinas Mendiola, anunció que eliminarán el receso legislativo de verano, según él, para trabajar sin descanso “en beneficio de Tamaulipas”.

Pero que no panda el cúnico, pues se trata de una mentirijilla inofensiva. Si los diputados locales sesionaran durante el lapso del receso, serí­an capaces hasta de hipotecar a todo Tamaulipas.

Lo que quiso decir Glafiro es que se instalará la Comisión Permanente, pero podrá convocarse a sesiones plenarias extraordinarias para atender asuntos que enví­e el jefe del poder ejecutivo. El resto del tiempo lo dedicarán a vacacionar, a holgazanear, como siempre ocurre.

Por el rumbo de Tampico, un grupo de ex alumnos y veteranos promotores de la autonomí­a de la UAT, marcharon por las calles hasta desembocar en la plaza principal, enarbolando las banderas de la dignificación de la institución.

También en el puerto jaibo, la ex presidenta municipal Magdalena Peraza Guerra emplazó a su sucesor Chucho Nader, a identificar a su colaborador que mantiene estacionados en su casa,  dos vehí­culos oficiales, incluido el que ella usó en su desempeño edilicio.

Las cosas no pintan bien para el PAN y sus candidatos, pues la designación de los plurinominales produjo una revolución hacia el interior, tal como ocurrió en MORENA.

Lázara Nelly González Aguilar, ex senadora de la República, ex diputada federal y ex presidenta municipal, de Mainero, presentó un recurso de inconformidad ante la Comisión Organizadora Electoral del PAN, por violaciones flagrantes a la convocatoria y la normatividad del proceso.

Denuncia Lázara Nelly, con diferentes documentos, que Gerardo Peña Flores y su suplente al que llaman El Cachorro, no cumplieron el requisito básico y elemental, de registrarse para ser tomados en cuenta como aspirantes a diputados locales de representación proporcional.

Y sin embargo, de manera discrecional, ambos recibieron el beneficio de ser anunciados como primera fórmula en la lista de candidatos plurinominales que registrará el PAN.

La quejosa exhibe los documentos que prueban el registro de Gerardo Peña Flores como aspirante a candidato local del PAN, pero de mayorí­a relativa, por el distrito número VI de Reynosa, llevando como suplente a Héctor Pérez Ibarra.

En la misma denuncia, Lázara Nelly recrimina al presidente estatal del PAN, Francisco El Kiko Elizondo Salazar,    que practique el nepotismo, pues designó a su nuera, como candidata a diputada plurinominal, suplente, en la posición número tres de la lista.

Pide en su querella, que se corrijan estas deficiencias en el procedimiento estatutario y de la propia convocatoria, pues no hay transparencia en la aprobación y designación de los candidatos, atropellando a otros aspirantes que sí­ cumplieron los requisitos y estaban esperando un desenlace honesto, justo, apegado a la democracia.

Seguiremos informando, porque esto se pone color de hormiga.

También dejamos para mañana, la tenebrosa historia de 40 años de porrismo que envilecieron a la Universidad Autónoma de Hidalgo y que está por colapsar, pues la justicia federal va por la cabeza del jefe máximo, Gerardo Sosa Castelán, cuyo hijo del mismo nombre, fue asesinado el sábado 23 de febrero, de cuatro balazos.

Aquí­ debieran poner las barbas en remojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here