Cancha libre y piso parejo

816

Sin la convocatoria de por medio, quienes aspiran a formar parte del Comité Ejecutivo de la Sección 30 del SNTE en Tamaulipas, se mueven entre el magisterio de cada región.

No esperaron la emisión del documento ni tampoco acataron la exhortación del Delegado del SNTE en Tamaulipas JORGE MIGUEL COTA, aunque sí coinciden con algunos puntos planteados, en el sentido de que pudiera haber piso parejo y de que en el proceso interno, van a participar todos.

Más allá de exhortaciones y de querer enfriar los ánimos, el representante del SNTE debería promover ante el Comité Ejecutivo Nacional la emisión de la convocatoria para Tamaulipas, porque la efervescencia entre los que aspiran a suceder en la Secretaría General a RIGOBERTO GUEVARA VÁZQUEZ cada día crece.

El mismo MIGUEL COTA se ha dado cuenta de lo que se publica en redes sociales, donde no es tanto que los maestros ya quieran que se vaya GUEVARA VÁZQUEZ, sino que por lo menos haya una señal del proceso de renovación para Tamaulipas.

En más de 20 entidades del país ya se llevó a cabo este proceso interno sin sobresaltos de ninguna índole. ¿Entonces? ¿Qué esperan para que en Tamaulipas se inicien los primeros trabajos?

Y es que el delegado del CEN del SNTE quiso dar una “clase” en Río Bravo, de lo que implica el proceso interno para la renovación del Comité Ejecutivo de la Sección 30 en Tamaulipas, como si el magisterio lo desconociera.

Y no es desde hoy, sino de meses atrás, en los que ha imperado esta inquietud, justa por parte del magisterio.

Por eso, MIGUEL COTA se está tardando en dar a conocer al CEN del SNTE las condiciones que imperan en Tamaulipas, tras más de dos años de no haber cambio de Secretario General e integrantes del Comité Ejecutivo de la Sección 30.

Debería promover ante las instancias nacionales, la emisión de la convocatoria para la realización del pleno seccional, al que irán los secretarios generales y representantes de centros de trabajo, para que escuchen el informe de actividades de quienes integran la Sección 30.

Y es que, posterior a ello, habría que esperar 30 días más para la emisión de la convocatoria y llevar a cabo la renovación de la directiva sindical, proceso en el que podrán participar todos los trabajadores de la educación que forman parte del gremio.

Los que van al proceso interno están plenamente definidos; hombres y mujeres que se han forjado en el sistema educativo, tienen experiencia y capacidad para representar al magisterio.

Si por primera vez será un proceso democrático, en el que serán los trabajadores sindicalizados y no los delegados los que elijan a los integrantes del Comité Ejecutivo de la Sección 30 en Tamaulipas, ¿para qué hacerla tan cansada y desgastante?

Y si todavía va a tardar entre 50 y 60 días todo el proceso previo –como lo dijo COTA-  pues que por lo menos se les dé libertad de que se promuevan entre el magisterio. Mínimo. En fin.

[email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí