Informe seis

939

Desde el año 2020, septiembre dejó de ser el mes del Informe de Gobierno, porque un acuerdo del Congreso del Estado convertido en Decreto, tras la propuesta llegada del Poder Ejecutivo, trasladó al mes de marzo la rendición de las cuentas que hace posible conocer el estado que guarda la administración, para que sea revisada por Legisladores.

Para la realización del Informe de Gobierno, que en esta ocasión es el VI y último, la Legislatura que maneja el Diputado local plurinominal, Armando Zertuche Zuani, estuvo de acuerdo en que sea el 15 de marzo en la sesión plenaria cuando se reciba el documento que contiene el Informe, mismo que, podría ser entregado ya por el propio titular del Poder Ejecutivo o bien por el secretario General de Gobierno.

A estas alturas de los tiempos, el documento del Informe debe estar terminado y lito para ser impreso ya que, es de esta forma como se entrega a los Legisladores a fin de que puedan echarle un ojo y después las dudas que pudieran tener, serán motivo de diálogo con los Secretarios del Gabinete Estatal, en algo que se ha denominado las comparecencias esquema que es usado para ampliar la información del documento que se entrega en la Sesión Plenaria.

Dicho de otra manera, el informe que se entrega a mediados de este mes hubiese sido en septiembre, unas semanas antes del cambio de Mandatario estatal, como sucedía en el pasado reciente, ya que, en el no tan reciente, los Informes de Gobierno eran en el mes de noviembre y si se trataba de la elección local para el cambio de Gobernador, la toma de protesta era el cinco de febrero.

En virtud de la situación complicada que hay al interior del Congreso del Estado, es más seguro que el titular de la secretaria General de Gobierno, el exdiputado Gerardo Peña Flores, quien manejó tanto la presidencia de la Junta de Coordinación Política como la Diputación Permanente en la Legislatura pasada, será quien entregue a la mesa directiva del Poder Legislativo el documento que contiene el avance de los programas y acciones que llevó a cabo la administración.

Desde luego, la visión que había para el futuro mediato en la entidad no se vislumbraba la posibilidad de que el reynosense que además de Diputado local plurinominal fue Secretario de Bienestar Social y secretario general del comité estatal del PAN, fuese quien lleve el Informe de Gobierno a quienes le reclamaron algunos procederes en el Congreso del Estado ahora que está en manos del grupo manejado por Zertuche Zuani, menos porque el hombre se había marchado a la capital del país a desempeñarse como Diputado Federal.

Ahora en su calidad de secretario General de Gobierno, habrá un cambo de actitudes conveniente para el Poder Legislativo, ya que, de alguna forma el Legislador Zertuche Zuani, no quiere pleitos a gran escala, porque esos los hacen los que se siente muy cercanos al presidente de la República, Andrés López Obrador.

Este período ordinario de sesiones que comprende la presentación del VI Informe de Gobierno, se termina el último día de junio y a partir de ese momento entra en funciones la Diputación Permanente, que, será la encargada de esperar los tiempos para el relevo de la titularidad del Poder Ejecutivo, en un escenario donde las opciones son dos, el ingeniero César Verástegui Ostos  por la coalición que tiene más estructura en el territorio de Tamaulipas y Américo Villarreal Anaya por la otra coalición representada por los partidos sin estructura.

Los otros

En asuntos desagradables, la recolección de la basura en Ciudad Victoria avanza un paso y retrocede diez, los ciudadanos están molestos porque no hay explicación que valga respecto a los montones de basura que hay en todos los sectores de la capital y que, se transformarán en un riesgo ambiental y para la salud de las personas. El compromiso que el presidente municipal hizo tanto en campaña como en su llegada a despachar en la alcaldía fue que resolvería el problema de la recolección de basura que se convirtió en eso desde que el contador Oscar Almaraz Smer dejó la presidencia municipal.

De acuerdo con la información plasmada en medios de comunicación de las ciudades de Tamaulipas, la responsabilidad que tienen los Ayuntamientos de recolectar y tratas los residuos sólidos de las viviendas no está cumplida al cien por cien, por la sencilla razón de que requiere inversión y los alcaldes no están dispuestos a hacerlo ante la carencia de presupuesto.

Urge que los alcaldes de la entidad cualquiera que sea su origen partidista, se pongan las pilas y generen una especia de acuerdo para solicitar a BANOBRAS, que es un Banco del Gobierno Federal y que sirve para financiar obras de desarrollo en las ciudades, que les preste recursos para que al menos en las 15 localidades más grandes de la entidad, se compren camiones recolectores de basura y dejen de soldar, parchar o medio arreglar las viejas unidades, porque les cuesta más caro.

La basura es un problema serio en la capital de Tamaulipas y debe de quedar resuelto cuánto antes de lo contario, la ciudadanía podría armarse de valor y plantarse ante las autoridades municipales para que cumplan con cada renglón de los párrafos que Leyes Generales, Estatal o Códigos, en especial el Municipal, relativo a la recolección y tratamiento de las basuras municipales se cumpla.

La Ley General de Gestión de Residuos Municipales que elaboró y hace cumplir la SEMARNAT, precisa hasta donde llega la responsabilidad de los Ayuntamientos y el Código Municipal indica la obligatoriedad de otorgar el servicio ya sea a través de alguna instancia municipal o mediante la concesión como opera en ciudades de la Frontera, en especial Nuevo Laredo, que por cierto tiene líos con la empresa que da el servicio, porque no cumple con retirar los desechos sólidos de las calles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí