El gasto inútil en encuestas

0
973

Será interesante saber, vía encuestas, si la anunciada coalición con el Pri-Prd incrementó la intención de voto a favor del partido celeste, frente a Morena.

Por lo pronto Luis René “Cachorro” Cantú, el jefe estatal, calcula que andan ya en un once por ciento arriba de la competencia, como si fuera un acto de magia y que van a ganar. Muy rápido para diagnosticarlo cuando los documentos no se han firmado y no hay candidatos.

La opinión pública no da zancadas, no corre, los cambios son lentos. No se trata de sumar militantes o votos alcanzados en las últimas elecciones. Las siglas por sí no dicen mucho.

Cuando haya  abanderado –tiene que ser varón, no damita- no se duda que incrementen posibles votos. Muy lógico y, si hacen una buena jornada, es posible que refrenden la gubernatura.

Son muy pocos días para un cambio en los sondeos que favorecen a Morena. Tal vez cuando tengan candidato, el que será panista.

Cierto que las encuestas difundidas hasta hoy no tienen validez. Faltan las precampañas y campañas en que pueden alcanzar buen posicionamiento si, como llevan el propósito, saben despertar emociones del electorado.

Se vota más por el factor candidato que por partidos y proyectos (compromisos), más por los afectos que por eficiencia, el carisma que la capacidad de gestión o realización de obras.

Pendientes de los primeros sondeos de casas encuestadoras, no solo en Tamaulipas sino en el resto de las entidades en que habrá elecciones. Una ventaja no se gana por arte de magia, por decir que tres partidos van unidos en busca del éxito.

La ventaja para el panismo es que en Tamaulipas no tendrán divisiones como las que viven en Aguascalientes, donde el CEN panista está enfrentado con el Gobernador en turno que quiere dejar sucesor.

Ahí apareció la “invitación” o convocatoria a los aspirantes. Sin duda la de Tamaulipas será muy parecida en eso de obtener las firmas del diez por ciento de los militantes, aunque solo sea uno “el bueno”.

Hay “trucos” para alcanzar prerrogativas. Si se registra más de uno tendrán oportunidad de ir a territorio y utilizar spots en medios de comunicación, dirigidos “a la militancia”. Así lo hicieron en el 2016 cuando todos sabían que el “amarrado” eran Francisco Javier García.

Se registró también Francisco Elizondo Salazar, para cuya validación tuvo que presentar recurso ante el TRIFE (21 de febrero del 2016), dado que el IETAM le negó autorización para ir a precampaña por no haber pedido licencia a tiempo a un escaño en el Congreso Local.

En esta ocasión se espera el registro de por lo menos Jesús Antonio Nader, alcalde de Tampico, aun sabiendo que es perdedor, y hasta el senador Ismael García para complementar el triángulo. Ambos tendrían que pedir licencia por unos días a partir de la presentación de sus aspiraciones al CDE. Luego podrán regresar a terminar de cumplir sus encargos.

Los partidos no siempre postulan al que va a la cabeza de las presuntas encuestas. En 2016 la acertada Mitofsky resumía en su levantamiento del 11 al 13 de diciembre que el más popular era Alejandro Etienne Llano, con un 40 por ciento de preferencias, frente a un 18 de Baltazar Hinojosa Ochoa y un 12 de “Paloma” Guillén.

Por cierto, sorprende una investigación difundida por la casa C & E Research en que coloca a la cabeza de los morenistas a Adrián Oseguera Kernion con el 35 por ciento de preferencias, y clasifica a Maki Ortiz Domínguez como posible por Movimiento Ciudadano. Le concede el 23 por ciento a Ismael.

El gasto en sondeos es inútil. Muchas veces los aspirantes se ponen de acuerdo con las empresas para proyectarlos, o son pagadas por dependencias del gobierno. No tienen mucho significado cuando no hay candidatos. Los jefes de cada partido deben tener pro ahí sus “otros datos”.

Antes de dejar a Maki, mire que espera que su otrora partido, el que la expulsó, el PAN, modifique su resolución  a que se separó por voluntad propia.

El seis de diciembre pidió juicio ciudadano al CEN celeste, señalando que con fecha 23 de agosto les presentó una solicitud de renuncia. Si no hay efectos, con seguridad recurrirá a los tribunales.

Luego continuaremos con el tema. Las pasiones crecen y hay desesperación entre los precandidatos. Urge que los partidos definan. Entre más pasa el tiempo es mayor el desgaste.

Los partidos tienen hasta el 17 de diciembre para determinar el método de selección de sus candidatos, cuando van en solitario, e informarlo al árbitro tres días después. Hasta los primeros de enero para presentar posibles coaliciones.

Hay que resaltar el empeño de Ramiro Ramos Salinas, priísta de corazón, que sigue en precampaña a sabiendas de que no será el candidato. Gastó su buena lana y tiempo en recorrer Tamaulipas. Es de los que no estaban de acuerdo con la coalición.

El uno de diciembre publicada: “Creo que con el Nuevo PRI tenemos más que fuerza suficiente para avanzar por nosotros mismos”. La pregunta es ¿al darse la coalición, se queda o se va?

No obstante, en el tricolor el más popular es Enrique Cárdenas según análisis de las encuestadoras, seguido de Edgardo Melhem, que lógico se disciplinan

La falta de agua en esta capital empieza a causar estragos. Comapa y Ayuntamiento trabajan en el problema pero necesitan tiempo. El problema solo tiene comparación de cuando Alejandro Etienne fue alcalde y  la ciudad se quedó una semana sin el vital líquido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here