En Tamaulipas Morena perfila varón

0
999

Esta misma semana, posiblemente el miércoles, el Consejo Nacional de Morena habrá decidido por dos mujeres y otro tanto de varones que van a jugar “en serio” por la candidatura al gobierno.

Los demás fueron “paja” o ilusión de un día. El “sueño” les durará unas cuantas horas.

No se necesita mucha sesera para saber quiénes van a la final. Son los que  siempre se mencionaron, los allegados al centro del poder, los que hicieron “talacha” y sudaron la camiseta. No habrá sorpresas ni sorprendidos.

Por cada estado (seis entidades) quedarán cuatro, para someterse a dos rondas de consultas de popularidad. De ahí saldrán los abanderados (oficialmente).

Según la dirigencia nacional, se dará oportunidad de candidaturas a por lo menos mitad de damitas, tres estados, sin que sea una regla. Pueden ir más sin faltar a la igualdad de género (masculino).

Sin embargo en Tamaulipas se fortalece cada día el sentir que la candidatura será entregada a un varón. Son los que llevan tres o más años pisando territorio y haciendo su tarea.

De última hora se apuntó Maki Ortiz Domínguez, una mujer hábil en la política, como lo ha demostrado al asegurar un cacicazgo en Reynosa, pero que no llena el ojo de simpatizantes y militantes por venir del panismo y en particular del grupo de Felipe Calderón y su esposa Margarita.

Aquí presentaron intención 13 mujeres y 25 varones, de cuya lista quedarán dos y dos por cuestiones de género, como lo ordena la Ley.

¿Cuál podría ser la distribución de candidaturas?. Según las empresas encuestadoras, en Oaxaca lidera intención del sufragio la senadora Susana Harp con alrededor del 30 por ciento, seguido por Salomón Jara. Ambos se registraron.

En Quintana Roo seguramente será candidata Mara Lezama, alcaldesa de Benito Juárez, quien, según la encuestadora Massive Caller, encabeza la popularidad con un 36.7 por ciento, muy arriba de Luis Alegre en segunda posición.

Por Aguascalientes sería Nora Ruvalcaba, delegada de Programas Sociales (lo mismo que en Tamaulipas Rodolfo González Valderrama), quien goza de un currículum impresionante, ex diputada, dirigente del PRD y de Morena, dos veces candidata a Gobernadora. Cree que a la tercera será la vencida.

Su nombre apareció hace algunas semanas en Tamaulipas, al atribuírsele a la ex presidenta de Reynosa, Maki Ortiz, intervenir con financiamiento en medios de comunicación social y redes, para reducir su popularidad y hacer “crecer” a Arturo Avila Anaya, otro aspirante.

La jugada de “tres bandas” le daría oportunidad a la ex panista y neomorenista local. Si tumba a una de su género ella sacaría la rifa.

En teoría es una operación brillante. En la práctica quien sabe si la doctora tendrá las habilidades y gente de operación para reducir el posicionamiento de su competidora. Nunca se sabrá si lo hizo.

Con ellas tres quedaría cubierta la “cuota” femenil de candidaturas. El resto, las plazas de Durango, Hidalgo y Tamaulipas serían para hombres, lo cual quedará a criterio del CEN y su Consejo Nacional.

Volviendo con lo local, la verdad es que las del género femenino no crecieron, o las circunstancias no las dejaron crecer a nivel estatal. Las pocas que hay se deben a una región. A estas alturas ya no les queda tiempo para darse a conocer.

Por cierto, al aceptar los documentos de cada “suspirante”, Morena se cuidó de hacerlos firmar documentos de compromiso con la 4T, previendo deserciones hacia otras corrientes como se dijo con dos diputadas locales que se fueron con el PAN.

Algunos de los compromisos: Que no los mueva la ambición del dinero, ni el poder para beneficio propio, que buscan siempre causas más elevadas que sus propios intereses, por legítimos que sean.

Asumir que el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás; no permitir ninguno de los vicios de la política actual: Influyentismo, amiguismo, nepotismo, patrimonialismo, clientelismo, la perpetuación en los cargos y el uso de recursos para imponer o manipular la voluntad de otros.

Esperaremos lo que dignan los consejeros de Morena o la “línea” que viene de arriba sobre esos cuatro, dos mujeres y dos hombres que al final serán sometidos a la opinión ciudadana.

Por lo pronto, mientras no haya una definición, seguirán los golpes internos entre los equipos de quienes luchan por la candidatura, y que no han sido nada amables.

Morena no las tiene todas consigo pese a lo que digan las encuestas. El PAN hace equipo con la sociedad civil para integrar un frente común que  le de los votos suficientes para alcanzar la victoria, no obstante la popularidad del Presidente López Obrador.

Con una aprobación del 65.1 por ciento, López tiene asegurada la ratificación de mandato en la consulta del próximo diez de abril, y podría arrancar dos meses después (cinco de junio) a los gobernadores.

Para pedir la consulta, Tamaulipas van por un mínimo de 80 mil 808 firmas, que significan el tres por ciento de los casi  cuatro millones de ciudadanos empadronados. Es pan comido.

Cerca de mil promotores tienen hasta el 25 de diciembre para levantar las firmas vía electrónica, en tanto que San Nicolás y Bustamante podrán hacerlo en papel y tinta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here