El grupo calderon se coló a la interna morenista de tamaulipas

0
1136

Insólito: en  lo que sin duda constituye una hábil jugada política del más alto calibre, el grupo del ex Presidente Felipe Calderón y Margarita Zavala, se ha colado a la carrera interna por la candidatura a gobernador en Tamaulipas. Y todavía  más increíble significa el hecho de que , no lo hacen por los colores del PAN, y tampoco la militancia en  MORENA,  sino más bien usando un ambiguo esquema de candidatura externa.  

 Actualmente si a Maki  le mencionan su amistad con el matrimonio Calderón Zavala, muy probablemente virará el rostro  de manera incómoda. Pero el pasado tiene memoria, y  sirve para recordarnos de dónde venimos y  con quienes nos identificamos desde el origen.   

 Es cuestión de remontarnos  al primero de octubre del 2016, cuando las crónicas resaltaban  la llegada de la primera mujer a la Presidencia Municipal de Reynosa. Maki sonreía plena  en el engalanado escenario del Parque Cultural  y junto a ella se encontraba su invitada de lujo, su amiga íntima que le abrió los principales espacios de la administración pública federal, en el sexenio de su esposo Felipe Caderón:  la señora Margarita Zavala Gómez del Campo.  

  ¿Cómo olvidar en  tan solo cinco años  que Maki fue la tamaulipeca más encumbrada  del calderonismo,  como Subsecretaria de Salud en todo el país? En su momento, y ahí están las narrativas del momento que no nos dejarán mentir, fue la única tamaulipeca invitada a los cumpleaños del Presidente Calderón. Como dijo don Jesús  Reyes Heroles, formas son fondo. 

 Sin embargo ahora Maki ha olvidado por conveniencia esa  estrecha comunión política e ideológica con  la extrema  derecha del Bajío, y de la noche a la mañana se pone la camiseta guinda, y se proclama como seguidora de la Cuarta Transformación. Por ese camino ya consiguió la alcaldía para su hijo. Y hoy parapetada en la ambigüedad política, acecha la gubernatura. 

 El Grupo Calderón sonríe. Porque lo que no han logrado a través de un partido político, lo están logrando por la vía de  su encumbrada amiga reynosense:  

 Filtrar al obradorismo, quitarle una alcaldía sin necesidad  de confrontarlo políticamente. Y ahora los calderonistas  reynosenses y su embajada municipal, muestran su apetito por  la gubernatura. 

 El pecado capital  de la gula hace su aparición en el proceso interno de MORENA por la candidatura  al gobierno de Tamaulipas. 

 Dama insaciable de poder. Ni duda cabe. 

———- GRUPOS PRESIDENCIABLES DE 4T, BUSCAN INCIDIR EN EL  2022– 

  La aparente sana distancia que  al menos en teoría guarda el Presidente AMLO con los procesos internos de las seis candidaturas morenistas a gobernador en seis estados del país, contrasta  con un tropel parcelario o en  

otras palabras con el asalto del poder, perpetrado actualmente por parte de las facciones  que dentro del sexenio de la 4T, están buscando  fortalecerse  rumbo a la elección presidencial del 2024. 

  Es la incidencia de estos grupos, la que está enrareciendo la llamada democracia interna del morenismo. Y en lo  sucesivo se verá en que medida lograrán sus objetivos, o bien finalmente se impondrá la autoridad política y moral del Presidente Andrés Manuel  López Obrador. 

Por lo pronto aquí en nuestro estrado,  el tema de  la candidatura guinda, se está viviendo de la siguiente manera:  

 En  el proceso de selección interna del candidato de MORENA  a la gubernatura de Tamaulipas, ha llegado un momento decisivo donde la deseada hermandad  se ha roto, y afloran las pasiones humanas. De acuerdo a la convocatoria emitida  a la media noche  existen cuatro espacios para el registro a la tan anhelada estafeta: hablamos de dos boletos  de género y dos para los hombres. 

 Hasta el día de ayer, las carencias de información clara y fidedigna, eran ocupadas por meras especulaciones, generadas  desde los equipos más encumbrados en el fragor de la guerra interna  por el poder. Los nombres de Américo Villarreal Anaya,  Rodofo González Valderrama, Adrián Oseguera Kernion  y la ex alcaldesa reynosense  Maki Ortiz Dominguez, seguían circulando fuerte en los espacios mediáticos de las redes sociales.  

   La principal lectura de los movimientos internos del morenismo que actualmente parecen dominar  el escenario político del estado,  es que hay una lucha encarnizada donde las individualidades  han hecho a un lado supuestos pactos de unidad,  y se  están lanzando de lleno al  abordaje, sabedores de que  ha llegado el momento del ahora o nunca. 

 Pero al margen de esta vorágine de ambiciones legítimas o carentes de las bases suficientes para participar, mucho ojo porque en todo este silencio que se está trasmitiendo desde el CEN  que encabeza Mario Delgado, parece haber un fuerte manoseo por parte de los grupos  políticos nacionales del obradorismo, que ya desde ahora buscan colocar a sus favoritos, en la ruta hacia las seis gubernaturas que estarán en juego. Morena tiene fuertes posibilidades al menos en cinco de ellas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here