Los decadente “líderes” de partidos políticos

0
1355

Prima política de Geño Hernández se suma a MC

1.- A raíz del traspié protagonizado por el Presidente del CEN del PAN, Marko Cortés, y del ostensible “amasiato” del PRI nacional con Morena, se han suscitado en redes infinidad de comentarios de los ciudadanos de a pie, de esos que no figuran en nóminas institucionales y que son duros jueces de la decadente figura de quienes encabezan los diferentes institutos políticos, tanto a nivel nacional como estatal.

Los dirigentes nacionales no tienen ninguna tarea que impacte en los resultados electorales para bien, porque para mal, ya dio la prueba Markito, con sólo abrir la boca dio descrédito y desánimo al por mayor. Los responsables moralmente de los resultados en comicios son los gobernadores en el caso estatal y los alcaldes en lo municipal.

En Tamaulipas el único antecedente que tenemos, de un gobernador que reconoció públicamente esa responsabilidad, es el que ofreció Egidio Torre Cantú, lo hizo en un evento masivo, frente a los cuadros de sus partido y con asistencia de la prensa.

 Los gobernadores son los responsables de los resultados electorales en su estado, es una regla del código consuetudinario, pero vigente en todos los tiempos. En este caso el PAN es gobierno en tres de los seis estados que tendrán comicios el año próximo, entre ellos Durango con José Rosas Aispuro, ex priista y desde 2010 navega en el bando azul; Francisco García Cabeza de Vaca en Tamaulipas y Martín Orozco Sandoval de Aguascalientes, el único estado donde Acción Nacional se levantará con la victoria según apreciaciones de Cortés.

Las otras tres entidades que también elegirán gobernador son Oaxaca gobernada por el priista Alejandro Murat- priista alineado desde ahora con la corriente guinda; Carlos Joaquín González Gobernador de Quintana Roo por el PRD y que por circunstancias obvias el triunfo será para Morena y Omar Fayad Meneses de extracción priista pero que desde 2019 entregó diputaciones locales, luego las federales correspondientes al estado de Hidalgo, es el mandatario más elogiado por el Presidente AMLO, incluso en las elecciones intermedias locales de 84 municipios sólo ganó 30 y los más pequeños, de tal manera que el PRI ya no gobierna esa entidad desde hace tiempo, los comicios de 2022 será mero trámite.

Por eso Marko Cortés no tuvo empacho en reconocer lo mal posicionado de su partido en  5 de los seis estados donde elegirán gobernador en 2022, fue como lavarse las manos al estilo de Poncio Pilatos. Ahora él declaró que sin diagnóstico correcto no hay estrategia efectiva, y tiene razón, en su declaración posterior al desliz de las 5 derrotas, afirma que darán la batalla, y bla, bla.

El tema es ¿qué hizo?, ¿qué está haciendo en este momento él? y ¿qué hará para “sacar al buey de la barranca”? Y la misma pregunta es para los presidentes del PAN en cada uno de los estados.

Por otra parte en el caso del presidente del CEN del PRI Alejandro Moreno Cárdenas, fue capaz de anotarse en la lista plurinominal de candidatos a diputados federales con el número uno, y ahí está en la Cámara Baja para cerciorarse de que sus agremiados tricolores voten en el sentido que demanda su compromiso, pero no con el PRI, sino con Morena.

Alito como le gusta al Presidente del PRI que le llamen, no ofreció declaración alguna sobre este tema, por lo que le corresponde ya no como dirigente, sino como priista distinguido, sí, porque se distinguió con un lugar en la nómina de la Cámara de Diputados. Además no hay que perder de vista que el PRI tiene una alianza con el PAN.

Por su parte el Diputado Rubén Moreira, quien lleva la voz cantante de la bancada Tricolor de la Cámara de Diputados, dijo que era “una bajeza” la filtración de las declaraciones del dirigente del PAN, Marko Cortés, porque sacaron de contexto la afirmación de “sólo tenían posibilidad de ganar una de seis gubernaturas”.

Así las cosas, los dirigentes de partidos a nivel nacional o estatal, son los floreros del momento, sólo adornan la temporada electoral, son figuras en plena decadencia, cada vez más apartados de los principios y compromisos que debieran ser sustento del instituto político.

La circunstancia es que por lo pronto promueve y vigila el cumplimiento de los programas a su cargo, como es el caso de las becas por cuatro mil 310 pesos para Jóvenes Construyendo el Futuro, que llega a personas de entre 18 y 29 años de edad, que no estudian y no trabajan y que por lo mismo, se busca vincularlos con empresas, talleres, instituciones o negocios donde puedan desarrollar hábitos laborales, así como adquirir competencias técnicas que le abra a futuro nuevas oportunidades de ocupación remunerada.

3.- La ex primera dama de Altamira, Elizabeth Humphrey, y esposa de Javier Gil, primo de Eugenio Hernández Flores, se incorpora al Partido Movimiento Ciudadano y más directamente en apoyo de la candidatura de Arturo Díez Gutiérrez, exalcalde de Cd. Victoria durante el sexenio de Geño.

Hay la versión de que Diez Gutiérrez recaudó fondos para la campaña de Samuel García Sepúlveda, hoy gobernador del vecino estado de Nuevo León y que fue precisamente el neolonés el que intervino ante el Veracruzano Dante Delgado Rannauro para que lo favoreciera con la candidatura a gobernador de Tamaulipas.

En esas circunstancias puede pensarse que el Partido Verde (PVEM) que preside en Tamaulipas Manuel Muñoz Cano, pueda ir en alianza en este proyecto, y no con Morena como se especula.

La circunstancia es que de alguna manera la sombra de Geño ya se vislumbra en los entornos políticos de Tamaulipas. No hay plazo que no se cumpla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here