Tiempo clarifica realidad

0
1234

Es como buscar una aguja en un pajar encontrarse con alguien de cualquier partido político cuya opinión hay sido tomada para determinar las preferencias sobre prospectos a las precandidaturas al gobierno de la entidad, de manera que, siempre el resultado de esas mediciones en tiempos de aspiraciones quedará como dato marcador de tendencias y los prospectos estarán boca de más ciudadanos.

Obvio, en el terreno de los hechos es dónde se aclara el panorama, como en el caso del PRI, cuyo presidente del comité estatal, diputado plurinominal Edgardo Melhem Salinas, ya dijo que solo tienen dos opciones para la candidatura al gobierno de la entidad, el contador Ramiro Ramos Salinas de Nuevo Laredo y el ingeniero Enrique Cárdenas del Avellano de esta capital y que, en el momento que la asamblea estatal lo decida, se reunirá para definir quien de ellos será el bueno.

Esto, porque se mantiene la idea de no aliarse con el PAN, cuyo precandidato de este partido que se encuentra más apuntalado es el secretario General de Gobierno, César Verástegui Ostos y de que, casi ha quedado fuera de la jugada el alcalde de Tampico, Jesús Nader Nasrallah, en un escenario que debió de favorecer a los dos por igual y no como resultado de las circunstancias.

Algo que si sucederá es que, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, que es dónde las encuestas de preferencias están más disputadas, la suma que pensaban tener para Tamaulipas con el Partido Verde Ecologista de México se convertirá en resta, porque muchos de los ecologistas del pasado reciente ya andan en las filas del PAN y en la cabeza de innumerables eventos, porque el grupo de trabajo de Ricardo Gaviño Cárdenas se fue a trabajar en la contienda interna panista.

Demasiado poco será aquello que pueda aportar Manuel Muñoz Cano, como dirigente del PVEM que desplazó al equipo de trabajo que mejor chamba hizo en los últimos tiempos en esa organización y, la verdad de las cosas es que, solo y con su cuento de que fue determinante la chamba realizada en San Luis Potosí para que el actual gobernador ganara la elección, no será incluido en las acciones del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN.

El hecho de que no haya quien diga que fue consulado por las empresas dedicadas a la investigación de preferencias ciudadanos, es una señal clara de que falta mucho trabajo en la sociedad para que entren en la dinámica de la sucesión gubernamental desde este momento de manera que, la determinación de las candidaturas será por decisiones de las cúpulas como ya se ve venir en el PRI en donde es uno o es otro y con el que quede se suma el otro.

El hecho de que no se advierte, encuentra o se ve a los ciudadanos metidos en la política de partidos en este momento considerado por algunos como crucial para que los prospectos puedan convertirse en precandidatos dentro de unas semanas, no es razón para que los procesos de detengan, máxime que, en el caso del PMRN, la historia de la encuesta para definir candidaturas está muy hecha y con las tendencias registradas y también la suma de unos con otros, permite ver que, quienes estaban antes adelante, ahora andan atrás y los que comenzaron en la cola traen mejores datos ahora.

Algo que si alcanza a verse es que el tiempo decanta las aspiraciones a la candidatura para el gobierno de la entidad, porque todos aquellos que se creían con buen nivel de competencia para aparecer en la encuesta del dirigente nacional del PMRN, Mario Delgado Carrillo ya se dieron cuenta que no la harán y sin decir nada dieron la media vuelta para esperar la resolución del Palacio Nacional o del comité nacional de esa organización y colocarse en alguna posición dentro de la campaña, para que, obtenido el resultado a favor en las urnas, puedan ser invitados a colaborar en la administración que viene.

Mejor en todo momento sería que la opinión de los militantes, simpatizantes y ciudadanos fuera de nombre y apellido para que las tendencias marcadas por los medios estuvieran basadas en respuestas de muchas personas, por ello, la interpretación de los resultados deberá de ser individual y que, los atributos o desaciertos que puedan tener los aspirantes a una precandidatura sean conocido por más a fin de que, los juicios ciudadanos sean de más valor.

Si el tiempo es el que clarifica la realidad de los proyectos que puedan tener los aspirantes a la precandidatura y a la candidatura, es el tiempo el que definirá por allá en el mes de febrero, el que diga quien es el más indicado de cada partido para contender en las urnas el cinco de junio del 2022.

Las monedas siguen en el aire y al menos, en el caso del partido Regeneración, la disputa está cerrada entre quien aparecía hace meses como el puntero, es decir el Senador Américo Villarreal Anaya y el que se daba a conocer con mucha determinación en las diferentes regiones de la entidad, pero, que con el paso del tiempo ha revertido las cosas, Licenciado Rodolfo González Valderrama, de acuerdo con los datos de estudios de opinión y que al parecer marcan tendencias en este trayecto del proceso electoral.

Algunos creen que hasta el hecho de que se llame Rodolfo lo hace más candidateable, pero, más el hecho de que sea del sur de la entidad, sitio del cual hace muchos sexenios que Tamaulipas no tiene un Gobernador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here