No sorprende que gane Morena

0
1377

Dentro de siete meses (213 días según el IETAM) son las elecciones de Gobernador, y el pronóstico confirma lo dicho por Marko Cortés: Perderá el PAN.

A la ciudadanía no gustó el estilo de gobernar de los azules. Después de 80 años de priísmo  el pueblo quería un cambio y lo alcanzó –por fin- en 2016, pero no quiere quedarse con el color celeste como alternativa más allá de un sexenio ¿por qué el hartazgo? Son varios factores.

La última encuesta de Demoscopia Digital, publicada el uno de noviembre, asegura que “si hoy fueran las elecciones” el partido de la 4T se alzaría con el 47 por ciento de los votos contra 25.7 de Acción Nacional. Casi un dos a uno.

Desde el tres de agosto (tres meses), Morena ha subido siete puntos en las preferencias, en tanto el PAN creció dos.

Para que no quepa duda del vaticinio, hay que ir a la encuesta de Massive Caller publicada el 28 de noviembre, en que corrobora que  el triunfo del Movimiento de Regeneración será de casi un 19 por ciento sobre el más cercano oponente.

No hay sorpresa. Poco a poco, como en su tiempo el PAN, han venido haciendo chamba rumbo al gobierno. En junio pasado los guindos resultaron “agraciados” con 524 mil votos (diputados) para convertirse en la primera fuerza política.

En 2019 su clientela fue de 240 mil que le dio acceso a diez diputados al Congreso Local, de los cuales la mayoría se “vendieron” con el enemigo. De todas maneras fueron muchos más que los 87 mil del tricolor.

En 2016, primera participación por la gubernatura, con Héctor Martín Garza González a la cabeza, levantaron la simpatía de 32 mil ciudadanos, en tanto el panismo cosechaba 721 mil.

Ni sorpresas ni sorprendidos. Morena ha ido creando una base social desde que ganaron la Presidencia de la República. En 2012 como candidato, López Obrador fue favorecido por 273 mil votos al ser postulado por PRD-PT-MC.

Seis años antes, en 2006, los partidarios fueron 324 mil, poco más que los 317 mil del PRI.

La gran victoria de López Obrador en Tamaulipas se dio en el 2018. Las papeletas a su favor ascendieron a 786 mil, muy por encima de los 475 mil panistas y 228 de José Antonio Meade, el priísta.

Lo anterior, en 2022, es aparte de quiénes sean los candidatos por los partidos más competidores, pero ¿y los demás?.

Se habla que Maki Ortiz Domínguez, con indefinición partidista, está por cerrar compromiso con Movimiento Ciudadano para ser su candidata ¿tiene posibilidades?. Para algunos dividiría el voto que ahora tiene cautivo Acción Nacional. Ella viene del establo panista, ahí se formó. No le causaría daño a las huestes de López Obrador.

La Doña fue candidata en las elecciones del 2012 por el Senado en fórmula con Francisco Javier García, y ganaron por 532 mil votos, que no era novedad porque el fuerte, el PRI, había perdido los senadores desde el año 2000.

Mandaron a Manuel Cavazos Lerma a la senaduría “de partido”, o de minoría, pero ¿realmente fueron votos para Maki y García?. Más allá de Reynosa nadie la conocía ni conoce ¿”levantaría” si se va con MC?. En 2016, con Gustavo Cárdenas como candidato, acumuló 84 mil sufragios.

Dichas siglas no representan atracción para el electorado. En 2019 cosecharon 30 mil votos que muy apenas les dieron una diputación local.

Por cierto ella comenzó a utilizar –como contados morenistas que quieren la candidatura- la figura de López Obrador para promocionarse. Mandó a redes el pedazo de un video en que el Presidente, de gira por Reynosa, habla de ella en los siguientes términos: “Una extraordinaria servidora publica, muy buena presidenta municipal”.

No por estar cerca de AMLO asegura la candidatura. Ella está más cerca de la familia Calderón-Zavala, quienes la hicieron senadora y subsecretaria de Salud. En fin. Veremos.

Por otra parte, sí fue sorpresa que la Auditoría Superior de la Federación solo haya encontrado anomalías por 6.7 millones de pesos al ejercicio 2020 del gobierno de Xicoténcatl González Uresti, en Victoria, de un total de 407 melones que revisaron.

Es extraño que lo irregular representó el 1.6 por ciento de la lana federal  envida a la capital, para levantar acciones de responsabilidad, cuando sabemos que dilapidaron millones ¿no revisaron los contratos y empresas factureras? Parece que no, o se hicieron.

No menciona la Auditoría a los responsables del posible daño patrimonial al erario, según las 28 observaciones.  Ya buscaremos información.

Ya que andamos con Auditorías, apenas se instalaron el miércoles y la comisión respectiva del Congreso del Estado acordó citar al mecánico Jorge Espino Ascanio, Auditor Superior, para que les informe de la chamba que realiza.

Llevan mucha prisa. Lo citaron para el once del presente a las once de la mañana ¿les hará caso? Tal vez, quizás, mejor… Quien sabe.

Hay un contenido en la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas que menciona textual que la Comisión puede “citar al Auditor para conocer en lo específico de los informes individuales y del Informe General”, que tiene que presentar en cierto tiempo.

Seguro que ahí estará. Lo que quiere es que no lo corran, porque tampoco pueden despedirlo los “fajadores” de Armando Zertuche. Necesita haber una “causa grave”, y que no es meter a la nómina a su esposa y otros familiares. Tiene asegurada la “teta” hasta  2031, 14 añitos seguidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here