Los Garza de Coello

0
1231

Aproveché el fin de semana pasado, para adquirir y leer en tres días, un libro que no pude conseguir en Victoria y que está provocando sensación, o por lo menos, el morbo de los lectores que lo buscan.

Me refiero a las memorias de JAVIER COELLO TREJO, bautizado por JOSÉ LÓPEZ PORTILLO como El Fiscal de Hierro.

Son 348 páginas escritas con lenguaje ameno, dicharachero, abundante en palabras altisonantes, en las que COELLO TREJO nos cuenta la historia de su paso por el servicio público.

Desde que ingresó a una Agencia del Ministerio Público, en Chiapas, hasta la conclusión como servidor público, al frente de la PROFECO.

Justicia sin reo, no es justicia, una frase que COELLO TREJO repite en varias páginas del libro, y que la atribuye a ÓSCAR FLORES SÁNCHEZ, titular de la PGR y ex Gobernador de Chihuahua.

Una frase que no pierde vigencia y que, por cierto, encaja como anillo al dedo al expediente de EMILIO LOZOYA AUSTIN. En fin.

Hay revelaciones y anécdotas a lo largo del libro que, por espacio, no voy a citarlas todas, como la afición a la copa de PEDRO OJEDA PAULLADA y la mentada de madre que COELLO le profirió a JAIME SERRA PUCHE.

O la animadversión que JORGE CARPIZO y SERGIO GARCÍA RAMÍREZ le profesaron a COELLO, al igual que MANUEL CAMACHO SOLÍS.

También dejaré fuera de este espacio, la afirmación que hace COELLO sobre el agente de la DEA, ENRIQUE CAMARENA SALAZAR, diciendo que fue un agente doble, que trabajó para los gringos y para CARO QUINTERO (p.259).

A cambio, voy a compartir con usted las expresiones que hace COELLO de algunas personas tamaulipecas que, por angas o mangas, se le cruzaron en el camino de su historia política.

Las citaré en estricto orden en que van apareciendo en el libro.

ENRIQUE CÁRDENAS GONZÁLEZ: Siendo PEDRO OJEDA PAULLADA, titular de la PGR, durante la Presidencia de LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ, el entonces Agente del Ministerio Público Federal, JAVIER COELLO TREJO, realizó un operativo en la aduana de Nuevo Laredo.

Acompañado por ALFONSO RURAZO MORENO, también Agente del MP, el Fiscal de Hierro narra que, durante el operativo de la PGR, tuvo su primera confrontación, con ENRIQUE CÁRDENAS GONZÁLEZ, candidato del PRI a la gubernatura de Tamaulipas, en ese entonces (p.76).

GUILLERMO GONZÁLEZ CALDERONI: El controvertido policía, nacido en Reynosa, trabajó bajo las órdenes de COELLO TREJO, quien lo describe a él y a otros comandantes de la extinta Policía Judicial Federal, FLORENTINO VENTURA entre ellos, como hombres de muchos güevos (p.111).

Para un cabrón, cabrón y medio, dice COELLO TREJO al referirse a la lucha contra el crimen y la delincuencia: con güevos y decisión, no con abrazos ni con sacerdotes (p.111).

Narra COELLO TREJO, que GONZÁLEZ CALDERONI le pidió no participar en el operativo contra JUAN GARCÍA ABREGO, pues eran amigos (p.238).

LUIS GARZA TORRES: Como Secretario General de Gobierno de Chiapas y LUIS MARTÍNEZ VILLICAÑA como titular de la SRA, enfrentó la invasión de tierras, apoyado por un delegado del norte de apellido Garza, quien era un chingón, no se amedrentraba con nada (p.175).

LAURA ALICIA GARZA GALINDO: También como Secretario General de Gobierno, COELLO TREJO se coordinó con la Delegada de la Secretaría de Programación y Presupuesto (CARLOS SALINAS DE GORTARI era el titular de la SPP), una mujer muy derecha, muy cabrona, que no se arredraba con nada. MANUEL CAMACHO SOLIS y MANUEL AGUILERA NORIEGA, le hablaron para que la apoyara, ya que era una profesional (p.187).

JOAQUÍN HERNÁNDEZ GALICIA: En diciembre de 1988, el Presidente CARLOS SALINAS DE GORTARI le pregunto a COELLO TREJO, si conocía al líder del Sindicato Petrolero: No señor, le respondió (p.217).

Pero le contó que, estando con su esposa en Cuernavaca, vio una entrevista que GUILLERMO OCHOA le hizo a LA QUINA: Me cayó en los güevos ese cabrón, dijo refiriéndose al comentario de HERNÁNDEZ GALICIA, sobre el pago de la deuda externa con recursos de los petroleros. Investíguelo, pero no puede decir ni una palabra, Coello, usted solo me da cuentas a mí, fue la instrucción presidencial que recibió (p.217).

JOSÉ LUIS LARRAZOLO RUBIO: Al narrar el pitazo que recibió de AMADO

CARRILLO FUENTES, avisándole que iban a secuestrar a su hijo Javier, el Fiscal de Hierro comenta que le llamó a sus más leales Comandantes de la Policía Judicial Federal, mencionando también a GONZÁLEZ CALDERONI.

Me dijo que él estaría disponible para entrar en acción en cualquier momento, dice COELLO TREJO que le dijo LARRAZOLO RUBIO (p.280).

LUIS GARCÍA VILLALÓN: Al intentar atrapar a JUAN GARCÍA ABREGO y no lograrlo, COELLO TREJO descubre una lista de personas, que recibían dinero del Cartel del Golfo, uno de ellos lo hacía en su nombre, pero, además, le pidió un avión al capo: Lucho me traicionaste, hijo de tu chingada madre, me fallaste hijo de tu puta madre, le dijo al abogado nacido en San Fernando, a quien conoció en 1973 siendo Agente del Ministerio Público Federal (p.289).

MANUEL MUÑOZ ROCHA: Al final de su libro, COELLO TREJO señala que la PGR vino a menos, a partir del Presidente ERNESTO ZEDILLO, cuando la entregó al PAN, recordando el papelón de PABLO CHAPA BEZANILLA, al contratar a una vidente, la famosa Paca, para tratar de encontrar el cadáver del entonces diputado federal del PRI (p.346).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here