Más importante los encargos, que los cargos: Valderrama

0
1205

El recién nombrado Delegado de Programas Sociales para el Desarrollo en Tamaulipas, Rodolfo González Valderrama ha recibido varias encomiendas del Presidente Andrés Manuel López Obrador, algunas propias de su encargo y otras totalmente ajenas, como fue el caso de los <oscuros fideicomisos> cuya revisión le fue confiada siendo Director de Radio, Televisión y Cine; y posteriormente en plena pandemia para diseñar el programa a distancia a través de la radio y la televisión, que permitió que no se interrumpieran las clases en nivel Básico.

Cuando Rodolfo lo platica trasluce satisfacción por los resultados logrados, pero deja asentado que lo gratificante es la confianza que en él, depositó el Presidente para atender estos casos.

González Valderrama  asumió desde enero de 2019 al 30 de septiembre del presente año la Dirección General de RTC de la Secretaría de Gobernación, que es la encargada de supervisar los contenidos que se transmiten por radio, televisión y cine, de igual manera coordina los programas oficiales en medios electrónicos.

Fue en octubre del año pasado, cuando el Presidente de la República lo nombró responsable de la revisión de los fideicomisos relacionados con Seguridad, Gobierno y Relaciones Exteriores. Su encargo consistía en revisar el uso y transparencia de los recursos.

En esa ocasión fueron 11 los fideicomisos que le tocó analizar para limpiar las nóminas de aviadores, además de encontrar casos de sobreprecios en adquisiciones. La revisión duró aproximadamente un mes y fue fundamental para que los fondos o fideicomisos pudieran continuar, pero ahora bajo un nuevo esquema de total transparencia y garantía de que el dinero de las y los mexicanos es aplicado de manera óptima y directa.

Aprende en Casa es el programa que ofrece clases por televisión a millones de estudiantes que integran el sistema educativo nacional y que permitió que los estudiantes de las escuelas públicas pudieran continuar sus estudios a distancia, dando seguridad a los dos temas que preocupaban al Presidente López Obrador, y que así se lo externó en una llamada telefónica a Rodolfo.

En esa llamada AMLO le planteó la encomienda: Terminar el ciclo escolar y no exponer a los niños y jovencitos a la pandemia. Además de proteger a  aproximadamente 60 millones de maestros.

El reto era resolver esta problemática a la brevedad, para el efecto contó con la participación de cinco elementos que integraron un equipo de trabajo, el proyecto involucró a la Presidencia de la República, SEP, Secretaría de Comunicaciones y Transportes (por el manejo de los satélites), Gobernación a través de RTC y el órgano autónomo IFETEL.

En su relato Rodolfo no deja de mencionar la participación de las cuatro cadenas nacionales de televisión, así como de los “cableros” de todo el país, “fue un despliegue impresionante a favor de la educación.

Los números le dieron la mayor satisfacción a González Valderrama, en dos semanas 25 millones de niñas y niños estaban “aprendiendo en casa”.

Esos son los encargos que otorga el Presidente López Obrador a sus colaboradores, y que son más importantes que los cargos, según apreciación de Rodolfo González Valderrama.

LA REBELIÓN EN LA GRANJA TRICOLOR.- El Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Edgardo Melhem Salinas y el Delegado Felipe González Alanís, dieron muestra una vez más, de que el “partidazo” seguirá siendo centralista, además de ciego y sordo a las voces de corrientes que conforman al Tricolor en Tamaulipas,  a pesar de son los activos que avalan de alguna manera la existencia de lo que queda del instituto político.

Como Usted debe estar enterado hubo una Rebelión en la Granja Tricolor (como en la obra del escritor británico George Orwell), con la participación de los sectores Obrero (CTM), el Movimiento Territorial, ONMPRI y del titular del Instituto Jesús Reyes Heroles.

La respuesta a estos pronunciamientos estuvo a cargo del Delegado del CEN, Felipe González, quien dijo tajante, “no hay condiciones para construir una alianza” y luego agregó, “al PRI no lo presiona nadie, los tiempos los define y marca el propio Partido Revolucionario Institucional”.

Lo cual equivale a “ni los veo, ni los oigo, aquí sólo manda una voz, la nacional. Y es cierto, en la Asamblea Nacional de 2020 se le entregó todo el poder a Alejandro Moreno, a partir de ahí hay un absolutismo que rebasa a cualquier época del pasado.

Las organizaciones citadas líneas arriba se pronunciaron a favor de la construcción de la alianza ciudadana y política con el PAN y PRD, como alternativa para enfrentar a Morena en una cancha más pareja.

Desde un principio todos tienen claro, incluso los espectadores como la que escribe, de que el Comité Ejecutivo de Alejandro Moreno Cárdenas y sus secuaces a cargo de las siglas en los estados, están  sumados a Morena. Pero no es una alianza sana, institucional que se registre ante la autoridad electoral, porque no es coalición sino sumisión, y en ese sentido es que no han hecho ni harán nada por rescatar lo poco que queda del PRI.

Es cierto que el Revolucionario no tiene condiciones de triunfo para ganar la gubernatura, pero sus votos sumados al PAN pueden hacer la diferencia, pero la instrucción superior es ir solos, una decisión como siempre centralista, no escucha a la militancia pese a las promesas de unidad, de sumar, de construir acuerdos, etc.

Los que dieron la cara en este movimiento durante una rueda de prensa, son los titulares de estos sectores y organismos, Edmundo García Román, Arturo Núñez Ruiz, Nilda Villalobos Delgado y Liz Luna, que para competir en igualdad de oportunidades contra MORENA ven como solución construir la alianza con el PAN y PRD, tal como lo han pactado los partidos en el escenario nacional y que está permitiendo tomar acuerdos en la Cámara de Diputados.

Esta cruzada, que es la única opción que consideran viable para ganar la gubernatura, fue avalada por dirigentes, ex dirigentes del partido, ex alcaldes de los Comités municipales priistas de Altamira, Tampico y Madero, ex alcaldes, regidores, ex regidores y líderes del sindicato petrolero, pero no fue suficiente, a todos ellos, ni los ven, ni los oyen Melhem y el Delegado González.

Además no son pocos los brotes de inconformidad contra la actuación del Presidente del CDE, Edgardo Melhem, que se han hecho públicos, además de otras manifestaciones en voz baja, que piden su renuncia.

El susodicho rindió protesta el 15 de diciembre de 2019, está a punto de cumplir dos años en su encargo, durante el cual no se han visto intentos por rescatar al partido.

En su mensaje de toma de protesta Melhem anunció que realizaría una dirigencia itinerante, que visitaría los 43 municipios, asimismo dijo que recompondría al PRI convocando al regreso a los priistas que abandonado al partido, esto en aras de fortalecer al instituto político frente a los procesos electorales, cosa que no ha hecho durante estos dos años.

En cambio Melhem se anotó en el número 1 de la lista de diputados locales plurinominales, todo esto no es aprobado por los priistas. Que estarían viendo con buenos ojos, que una vez que su dirigente estatal perciba ingresos como legislador, debiera estar renunciando a su sueldo en el partido para dedicar este recurso a mejorar las condiciones del partido. Soñar, no cuesta nada.

RECORRIDOS FORTALECEN AGENDA DEL RECTOR ELECTO.-  Los recorridos del rector electo de la UAT, por los diferentes planteles universitarios, está dando oportunidad de propiciar un acercamiento directo con la base estudiantil,  planta docente  y administración, lo cual le permite conocer de manera cercana las necesidades y proyectos de cada unidad académica o facultad.  De esta manera el C.P. Guillermo Mendoza Cavazos va integrando su agenda de trabajo y los elementos para en su momento elaborar el Plan de Desarrollo Institucional 2022-2025 sobre bases reales y actualizadas.

En esas circunstancias es que arribó a la Facultad de Enfermería que funciona en el Campus de la Salud de Ciudad Victoria, ahí recibió por parte de la comunidad académica y estudiantil manifiesto apoyo, con el compromiso de contribuir con responsabilidad para avanzar en aras de mejorar el posicionamiento de la UAT en el horizonte de la educación superior del país.

Hubo manifiesto entusiasmo por parte del área administrativa que encabeza la Directora de Enfermería, Roxana de los Reyes Nieto, de igual forma de la base estudiantil, que coinciden en ver en la renovación del rectorado una innovación en sus metas y retos, que se actualizan frente a un nuevo proyecto institucional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here