“Lolita” te quiere proteger

0
1930

La Comisión de Hacienda y Crédito Pública de la Cámara de Diputados, que preside Luis Armando Melgar Bravo, aprobó ayer por mayoría la Miscelánea Fiscal 2022, que entre otras obligaciones fiscales se encuentra la inscripción obligatoria de todos los jóvenes mayores de 18 años al Registro Federal de Causantes (RFC), cuyo requisito comenzará a tener vigencia a partir del 1° de enero del próximo año en caso de que sea ratificada por el pleno.

Desde que se conoció este nuevo requisito fiscal propuesto por la titular del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro Sánchez, generó dudas e inquietudes entre los jóvenes, sobre todo en aquellos que realizan sus estudios fuera de sus lugares de origen y reciben mesadas de parte de sus padres porque se podrían confundir con ingresos remunerados.

Aunque Buenrostro Sánchez trato de aclarar que no habrá ninguna posibilidad de que el SAT confunda las mesadas con ingresos remunerados, a nadie convenció porque existen muchas quejas de cobros fiscales indebidos, incluso muchos contribuyentes no hayan cómo obtener las devoluciones de impuestos después de diversas aclaraciones.

Ahora la titular del SAT argumenta que la inscripción obligatoria al RFC busca proteger a los jóvenes mayores de 18 años, puesto que pueden ser víctimas del robo de sus respectivas identidades por parte de las factureras, quienes usan podrían usar sus datos para realizar fraudes.

Incluso, Buenrostro Sánchez señaló que uno de cada tres RFC presenta actividades irregularidades, por lo que resulta contradictorio que ahora exijan que los jóvenes mayores de 18 se inscriban cuando ni siquiera tienen capacidad de tener un estricto control de un tercio de los contribuyentes.

 Aclaró que no se busca imponer sanciones o multas a todos aquellos que no se inscriban en forma voluntaria en el RFC, sin embargo, este nuevo requisito ha sido considerado como “terrorismo fiscal” por parte de especialistas.

Puede haber cambios de último momento en el dictamen que presentará la Comisión de Hacienda y Crédito Público ante el Pleno de la Cámara de Diputados, pero todo parece indicar que será obligatoria para los jóvenes mayores de 18 años estar inscriptos en el RFC a partir de enero del 2022, en caso de que no quieran ser víctimas del robo de sus identidades, como dice la titular del SAT.

Por otra parte, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, pidió recato y prudencia al director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, quien declaró el viernes pasado que no se indemnizarán a las empresas con las que tiene contratos vigentes una vez que entre en vigor la reforma eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Bartlett Díaz dijo también que el cambio constitucional avalará la cancelación de los contratos y que puede ser retroactivo, cuya declaración aberrante y temeraria propició incertidumbre e inquietud en el sector empresarial de Estados Unidos y de México.

Incluso, el dirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina-Mora Icaza, dejara a un lado la cortesía y le reclamó en forma airada a Bartlett Díaz que haya declarado que no pagan ni invierten en la generación de energías limpias en nuestro país.

“Rechazamos categóricamente cualquier tipo de descalificación y señalamiento sin fundamento en contra de las empresas e inversionistas”, señaló Medina-Mora Icaza, además dijo que “estas imputaciones irresponsable en contra de un sector no abonan al crecimiento del país”.

Es por eso, que el senador Monreal Ávila convocó al director general de la CFE a que cuide sus palabras y no cause fricciones cuando la decisión final de que pase o no la reforma eléctrica de López Obrador será tarea del Poder Legislativo.

A propósito, todo parece indicar que la iniciativa de reforma de la Ley Eléctrica sufrirá varios cambios, puesto que la fracción de Morena en la Cámara de Diputados, que encabeza Ignacio Mier Velazco, no sólo tiene en contra el voto de la oposición integrada por el PAN, PRI, PRD y MC, sino también duda de que el PVEM lo apoye en esta ocasión.

No hay que olvidar que Morena requiere de 333 votos para lograr la reforma constitucional, pero resulta que la bancada del PVEM en la Cámara de Diputados está dividida porque consideran regresiva la iniciativa de la reforma eléctrica de López Obrador luego de que trata de inhibir la generación de energías limpias como la energía eólica y la energía solar.

Además, por lo menos la mitad de los 43 integrantes de la bancada del PVEM coincidieron en señalar que no pueden ir en contra con una reforma que aprobaron en el 2013, puesto que resulta incongruente luego de que uno de sus mayores propósitos es cuidar el medio ambiente.

No se descarta la posibilidad de que nuevamente sea rechazada la reforma energética de López Obrador, pero en caso de que logre pasar, no hay duda de que será radicalmente otra porque ni siquiera los diputados federales de Morena están convencidos de las bondades de esta iniciativa que dice tener la titular de la Secretaría de Energía (SENER), Rocío Nahle García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here