Fanatismo ¿inducido?

0
1166

De sobra entiendo que el mismo título y los hechos que usted y yo hemos leído y escuchado por los medios de información nacionales, sobre las supuestas amenazas que han surgido entre el presidente mexicano, Manuel López, la Senadora Lilly Téllez y los seguidores del primero, han sido noticias de impacto.

Pero… ¿Cómo inicia?, ¿Quién y por qué?, ¿Qué encendió el ánimo de los simpatizantes presidenciales de tal forma que no solo surgen amenazas de muerte contra la senadora, sino también contra su menor hijo?

Sin duda el fanatismo es ciego, ofusca, enturbia, alucina y deslumbra a quién lo padece, de tal forma que les impide razonar y lo muy malo es que, de la amenaza verbal y escrita, pasan a los hechos, muchas veces con resultados muy lamentables.

Parece que en este caso todo inicia con el anuncio de la entrega de la Medalla Belisario Domínguez por el Senado de la República donde tradicionalmente el presidente del país, asiste como invitado de honor. Este año será entregado a la Maestra en Economía, Ifigenia Martínez, luchadora social y participante de grupos políticos de la izquierda mexicana.

El ‘pecado’ de la Senadora Lilly Téllez, exconductora de TV Azteca, que llega por Morena pero cambia al PAN, fue twittear que en ésa ceremonia, se le cuestionaría al presidente sobre las fallas en el sistema de salud y otros temas… Pero el presidente revaloró su asistencia y de plano, declaró que pese al cariño y respeto a Ifigenia Martínez, no asistiría.

La reflexión de la periodista convertida en Senadora, declaró que «El Senado es el lugar donde se debate (…) yo estoy en la oposición y me llama la atención que el Presidente haya decidido no ir al Senado sólo por ese twitter.”

Lilly Téllez aclaró en la misma red «Yo no le iba a faltar el respeto, yo nada más iba a pedir la palabra (…). Ellos se imaginaron que estaba preparando una especie de golpe en el Senado, ni sé cómo se revienta una sesión, yo no iba a hacer nada de eso… reconozco haber escrito mensaje en redes sociales donde afirmo es preciso hacer frente al presidente por ser un violador serial de la Constitución».

Pero el fanatismo presidencial tomó cartas en el tema y por las mismas redes sociales se leen mensajes contra la seguridad de la Senadora y de su menor hijo… cito: “@AngelRo35208272 Me uno a desaparecer a la mierda del hijo de lili tellez… AngelRo35208272 pongan alguna foto o dirección de escuela o casa de lili tellez esa mierda no vuelve a ver un día del niño si a desaparecer a la mierda”

Las agencias de noticias señalan a @AngelRo como uno de los fanáticos más recalcitrante, pero no es el único de tal forma que el mismo López Obrador, quizá conociendo el alcance sus seguidores, este miércoles en La Lagañera dijo: “Aprovecho para decirles a todos los simpatizantes con nosotros, cuidadito con hacerle daño a otra persona” y pidió respetar a los que piensan diferente a su movimiento de transformación.

Llama la atención que muy claro expresó “hacerle daño a otra persona” ¿A cuántos han agredido? ¿Motivos? ¿Víctimas directas e indirectas? Porque el presidente fue muy claro cuando dijo de “otra persona”.

Desde luego ante esta expresión y seguramente nada confiada, la Senadora Téllez por cortesía agradeció la atención al Ejecutivo Federal y reitero que su intención nunca fue de faltarle al respeto.

Pese a la indicación presidencial sobre la no agresión a la legisladora o a su hijo, Lilly Téllez desde el martes pasado, solicitó ayuda a la Policía Cibernética por amenazas contra ella y su hijo, pues las amenazas de muerte, de apedrearla y de rayar su auto, son temas que inquietan a cualquiera.

El texto de disculpa para no asistir al Senado de la República fue “Una legisladora del bloque conservador está convocando a que se me falte al respeto y considero que no debemos caer en ninguna provocación que ayude a la élite del poder económico y político, ni a sus empleados y voceros… Que aclaro, tiene todo su derecho a manifestarse y a expresarse, pero yo también no puedo exponer la investidura presidencial y no voy a ir a que se me falte al respeto y se haga un escándalo, imagínense. Pero qué necesidad”.

Lo más importante: ¿Cuál es su punto de vista? Y ¿Qué sigue?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here