RGV llega a meter orden en bienestar, y por su probada lealtad a AMLO

0
1735

Los rodolfistas dicen  que en tres meses, su gallo se posicionará como fuerte candidato a la gubernatura. Entendemos y validamos su entusiasmo. Es más, se verían muy mal si no lo hicieran. Solamente agregaríamos a ese apasionado optimismo, una pequeña reflexión:  si, como se dice, la decisión interna del 2022 en  MORENA, ocurrirá en noviembre, el popular sociólogo tamaulipeco, sostiene ya desde ahora una extenuante carrera contra el tiempo. 

  Sin exagerar, un ritmo  tan veloz o más aun que el de los participantes en la maratón de Nueva York. 

  Lo curioso de todo esto, es que el mismo RGV no ha dicho una sola palabra en relación a su nuevo nombramiento que bajita la mano, a largo plazo le otorga un boleto para una senaduría. 

  ¿Desde Palacio Nacional le están extendiendo desde ahora al amigo Rodolfo, un cheque político para  que en un futuro promisorio llegue a la Cámara Alta?  

De ser así, lo estarían enviando a un sano proceso de posicionamiento que implicaría varios años. Pero además, la llegada de RGV a los programas del bienestar social del Presidente, representa una garantía de que dichas políticas públicas, se van a operar, con probada lealtad al jefe político  de la 4T.  Lo más lógico es que Rodolfo viene a meter orden y certeza en la aplicación de los programas del Presidente. 

AMLO necesitaba en Tamaulipas a un operador  que no generase controversias. Y ahora lo tiene en el sociólogo tampiqueño, mismo que en los años por venir, no dudamos que puede crecer mucho en el contacto social con la ciudadanía. 

En caso contrario, lo estarían catapultando a un escenario sucesorio contra reloj, en un territorio político donde el cabecismo sigue vigente. Pero además hay otro factor importante para el análisis: en el pasado inmediato,  la errática estrategia de Gabriel García en la coordinación de los superdelegados del país, dio al traste con aproximadamente quince candidaturas de estos funcionarios, mismos  que renunciaron a sus cargos, pero fueron superados en la interna o bien en la constitucional.  

Finalmente el numero de los que fueron gobernadoras o gobernadores fue escaso: Lorena Cuellar en Tlaxcala, Indira Vizcaino en Colima y Victor Manuel Castro en Baja California Sur. Mientras tanto, el senado de la república, se convirtió en granero de las gubernaturas guindas. 

 En el caso específico de Rodolfo,  lo están enviando por su probada lealtad al Presidente de la república. Pero difícilmente sería para competir por la gubernatura, pues de ser así lo habrían enviando mucho antes. No obstante, en política, todo puede suceder. 

 Este nombramiento no deja de meter ruido en una interna guinda que, (para efectos de análisis), se ha ido decantando, a pesar de que ninguno de los participantes ha querido dar su brazo a torcer. 

   Técnicamente, todos siguen participando. Aunque la terca mano del destino obradorista ya ha sacado a varios de la jugada,  la mayoría sigue moviéndose  sin balón. 

 Si alguien me pregunta, que tan conveniente es que en MORENA  haya muchos aspirantes, le diré que eso es excelente, puesto que eso habla de la magnífica calidad de la marca política que los patrocina. 

 La capacidad de un partido se mide justamente por el número y la fortaleza de sus liderazgos. En este momento no se puede decir que  haya división en MORENA, sino una sana competencia. Llegada la hora en que se de a conocer el nombre del candidato, ahí es donde se pondrá a prueba la unidad.  

 Y ya ubicados en este terreno, hay que poner énfasis en la manera como  se va a develar un asunto, que viéndola bien, no tiene nada de misterioso. El método por el cual se decidirá la candidatura a gobernador en la interna guinda de Tamaulipas, será similar a los partos políticos del pasado  ocurridos en otras entidades federativas del país: será por encuesta. 

 Encuesta, palabra mágica en la que solo hay un ganador. Recientemente en el periódico El Universal, apareció un ejercicio de este tipo, donde se afirma que el más aventajado en las encuestas morenistas tamaulipecas es el senador Américo Villarreal Anaya. 

 Esto es lo que tenemos hasta ahora. Seguramente que vendrán más encuestas, y entonces veremos si los resultados  se modifican o por el contrario se acentúan en sus números y tendencias. 

 Mientras tanto , el tema Rodolfo, sin duda seguirá dando para muchas líneas donde se especulará en torno a su verdadera misión en Tamaulipas: ¿viene por tres meses o por tres años?  

 Lo cierto es que un político de su capacidad y de su talento, no hay que desaprovecharlo con solo 90 días en el cargo. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here