Tino Sáenz, el último “maiceado”

0
1768

– Vaya que le ha llovido sobre mojado a Florentino “Tino” Sáenz Cobos, priísta de El Mante, por hacer el trabajo sucio del PAN en el Congreso de Tamaulipas.

Es el presunto autor –se la mandaron para que le diera lectura- de la iniciativa que le brinda seguridad personal a los ex Gobernadores y otros funcionarios, comenzando con Francisco Javier García a partir de octubre del 2022.

No es algo nuevo para el ejidatario “nylon”, ex presidente de la CNC y ex jefe de la Policía Rural del Estado. Desde hace tres años es más papista que el Papa. Su fama es que se tira al piso con rodilleras.

Lamentable que en el ocaso de su carrera política, se haya entregado en brazos del enemigo. Hoy por hoy el mantense más destacado, la llevaba bien con un currículum que no cualquiera tiene.

Sale bronqueado con la jerarquía de su partido, el tricolor, y en el grupo azul tendrá qué hacer “cola” y talacha para que lo acepten.

Bien dijo el líder del CDE, Edgardo Melhem Salinas, que Tino actuó en lo particular y no a nombre del priísmo. Ya le habían jalado las orejas pero se indignó. Fue cuando votó por el no desafuero del Gobernador.

No escribe iniciativas en tinta azul. Se las dan para que presente cuando los panistas sienten pena.

Se recuerda que, a finales del 2019, Tino el “maiceado” subió proyecto para decretar un impuesto al servicio de recolección de basura en los 43 ayuntamientos, algo que los panistas no querían tomar en sus manos para no quemarse ante el electorado.

Sin pena alguna el mantense lo hizo y, cuando la voz popular protestó con energía, desde Palacio  ordenaron dar reversa y dejaron a Sáenz colgado de la brocha, con el desprestigio pero tal vez con la cartera más abultada.

Desde entonces algunos lo califican como “diputado basura”. Quería un cobro de casi mil pesos de impuestos a cada propietario de inmuebles y, para empresas hasta mil 300 por año.

Al final del desafortunado evento, el “campesino” dijo a la prensa que su compañero Arturo Soto Alemán le dio la iniciativa –de la basura- para que la subiera al pleno, y solo obedeció instrucciones.

Pudo haber sido una jugada para crearle imagen a los panistas, al aparentar ser héroes del pueblo. La quemada fue para los priístas en general.

Dícese en los corredores del Congreso que seleccionaron a Sáenz porque es el que menos pena tiene para hacer ese tipo de “chambitas”. Algo de recato conservan las otras diputadas, Copitzy Hernández García y Olga Garza Rodríguez. El campesino se tira a matar.

FASC termina el ejercicio el último de septiembre. Se va con la peor imagen no solo ante los agraristas que presuntamente un día representó, sino de los tamaulipecos en general, y muy en especial de los mantenses que en alguna ocasión lo hicieron su alcalde y diputado local.

El destino del “burro tordillo” es el olvido. Los cañeros deben estar consternados de la actitud de su hijo predilecto, el político más destacado de esa región de todos los tiempos, que culmina su carrera saliendo por la puerta de atrás, como mandadero de las castas a las que combatió desde sus inicios en la política.

Triste papel en general para la bancada del Revolucionario en la 64 legislatura. Ojalá y les estén pagando bien para sobrellevar el fierro de esquiroles que portarán por el resto de sus días.

A los eventos del PRI ya ni los invitan. De haber renunciado para ir al PAN, su situación fuera distinta. Dicen que es de sabios  cambiar de opinión.

¿Qué sigue para Tino y las dos diputadas? En el PAN no los van  aceptar ni como aspirantes a militantes. En la campaña del 2022 seguirán haciendo el trabajo sucio y, si ganan la gubernatura, volverán a gozar de la bendita nómina. En fin allá ellos.

Igual, si Melhem Salinas no los expulsa, es porque tiene la esperanza que después que dejen el Congreso, vuelvan al redil como corderitos ¿será?.

Cambiando de tena, el domingo inició el proceso electoral 2021-2022. El IETAM dio el arranque oficial con tres consejeros menos de los ordinarios. Los espacios dejados por María de los Angeles Quintero Rentería, Nohemí Arguello Sosa y Oscar Becerra Trejo no han sido cubiertos.

Nada espectacular ni de interés en el inicio. Cada consejero y representante partidista le puso la mejor crema a sus tacos, “para el acta”. En la marcha ningún impacto.

El senador Américo Villareal Anaya andaba en Nuevo Laredo, donde planteó la urgencia de crear una estrategia de verdadera integración entre los municipios tamaulipecos, para un mejor aprovechamiento de recursos, logística y  decisiones.

Hay que dejar de estar fragmentados, dijo con toda razón. Los de Nuevo Laredo se sienten olvidados de la capital, e inclusive en los tiempos de Manuel Cavazos Lerma (que metió a la cárcel a una periodista editora de allá), se habló que tenían interés en adherirse a Nuevo León. Les queda más cerca la urbe regia.

Por la Universidad Autónoma de Tamaulipas, apareció la convocatoria para nombrar al sucesor de José Andrés Suárez Fernández. Será un proceso rápido. Las propuestas deben hacerse el 20 del presente; la auscultación de la Junta Permanente el día 22 para designar a los tres aspirantes con los mejores méritos. La votación el 30 del mismo septiembre.

No se esperan movimientos de agitación o eventos que perturben la paz y tranquilidad de la casa de cultura, como ha vivido en las últimas décadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here