Xico: ¿mandará renuncia o se apersonará?

La nota se ha leído 816 veces

El martes a eso de las 3 de la tarde salió el alcalde Xico González Uresti de Palacio de Gobierno estatal.

Al verlo un reportero lo aborda y pregunta, “Alcalde, ¿a qué vino a Palacio?

–“Me vine a pasear”, responde.

–¿Por qué viene con la cabeza agachada, por qué viene cabizbajo?

Entonces Xico se quita el cubrebocas, mira directo al reportero, sonríe y dice: “No, todo tranquilo”.

Esto es parte de la crónica de una renuncia anunciada. Lo dicen victorenses de todas las edades y todos los grupos sociales: “Es el peor alcalde que ha tenido Victoria”.

Vale decir que en su segundo mes de gobierno municipal, el alcalde Xico estaba en la mesa de un restaurante del 8. En eso llega al lugar el secretario general de gobierno César Verastegui Ostos, segundo de abordo en el GobTam. Ve al alcalde y se encamina directo a él. Sin rodeos le espeta: “Mira alcalde, cuando yo te llame por teléfono debes contestarme. No te llamo para saludarte. Te llamo para asuntos importantes. Que no vuelva a pasar”.

Se entiende que este jueves 1 de octubre deberá solicitar Licencia para dejar el cargo de Alcalde. ¿Se animara a personalmente presentar su dimisión o tendrá la cobardía de mandar el documento?

XICO, GRAN ERROR DEL PAN

Lo escribimos aquí el 8 de marzo de 2019. Llevaba cinco meses de alcalde: Burlón, irresponsable, falto de palabra, con gran gusto por humillar y hacer sufrir a las personas… lo mismo modestas señoras de colonias, que comerciantes agobiados por las bajas ventas en la Calle Hidalgo. Tal es el Dr. Xicotencatl González Uresti, a quien en mala hora el PAN hizo su candidato y llevó a la Pesidencia Municipal de Victoria.

A las señoras de la colonia Vamos Tamaulipas que en pleno Invierno fueron a Palacio Municipal a protestarle por la falta de agua les dijo, burlón: “¿Para qué quieres agua mi´ja? Con este frío ni que te fueras a bañar”.

Hace dos años al llegar como Director del Hospital General “Dr. Norberto Treviño Zapata” llamó a junta a las secretarias y les dijo: “¿Qué necesitan? Pidan”. Le pidieron un horno microondas para calentar sus alimentos a la hora de la comida. “Correcto—les dijo Xico— junten el dinero que puedan y el día 15 me buscan para yo aportar el dinero que falte”. Cumplido el plazo lo buscaron. Tenemos tanto, dijeron. Y, sumamente divertido les respondió. “Miren, ya ven como organizadas salen las cosas. ¿Cuánto dinero les falta?”. Nos falta tanto, respondieron. “Bueno, ya les falta menos, síganse cooperando!”.

Acabando su gestión de director, el Hospital General quedó hecho un desastre. Sin elevadores, sin quirófanos ni aire acondicionado. En cambio el Hospital privado Medica Norte, donde Xico González es uno de los dueños, es otra historia. ¿Vale investigar malos manejos?

Nació el 1 de junio de 1963 en Torreón, Coahuila. A esa condición de fuereño le atribuyen su falta de compromiso por sacar adelante a Victoria, llena hoy de baches, insegura, sumida en el miedo que todos tenemos y con serios problemas de abasto de agua potable. Pero hay que decirlo: Ya otras personas que no nacieron aquí fueron alcaldes, y si hicieron un buen trabajo. ¿Quiénes? Teresa Aguilar Gutierrez –hoy diputada—, Gustavo Cárdenas e Ing. Enrique Cárdenas del Avellano…Tere en Guanajuato y los Cárdenas en Matamoros.

Los focos rojos del “factor Xico” preocupan en el PAN. Ya lo dijo LuisTomas Vanoye Carmona, dirigente estatal del PAN: El alcalde Xico tuvo un “arranque atropellado de gobierno…nosotros esperamos que reconsidere el cierre de la calle Hidalgo”. Ayer, el alcalde se dobló y dio marcha atrás en este asunto. ¿Goza Xico con la preocupación de comerciantes y empleados de la Hidalgo donde ya hubo quiebra de comercios? Parece que sí. Él no quiere a Victoria. También por necio eliminó el “Sanmarcazo”, que es una diversión chingona de familias que no pueden ir en Semana Santa ni a La Pesca, pues trabajan esos días. Pero “El Dr.” No entiende. Ni en eso le ayuda su yerno asesor que cobra 30 mil pesos cada quincena.

Tal es la historia neta del alcalde mexicano, peor evaluada en diversas encuestas. El pasado martes salió cabizbajo de Palacio estatal. ¿Hará “vomito negro” (regresar dinero) o le serán fincadas responsabilidades? Veremos y diremos.

Deja un comentario