BUO: ¿Mito, realidad o pragmatismo?

La nota se ha leído 1046 veces

El municipio de Altamira, siempre tan politizado y volátil, acaba de entrar a una lucha abierta que da pie a pensar que será encarnizada. La “guerra” por la Alcaldía inició desde hace tiempo y quien tenga más saliva podrá comer más pinole.

Hay tres claros intereses en la zona: la Alcaldía, la diputación local y lo que le corresponde a la diputación federal. Para los grupos locales —todos— lo que más interesa es la Alcaldía, porque saben que ahí está el billete y todos los jugosos negocios que de ella emanan.

Para el Gobierno estatal, de los colores del Partido Acción Nacional, el interés real es la Diputación local (Distrito 18); a la Cuarta Transformación lo que le importa es la parte que le corresponde de la Diputación federal.

Los intereses son claros, entendidos. Nadie debe sorprenderse, escandalizarse o sensibilizarse ante esta realidad. Las cosas en la política tamaulipeca así son y punto.

Aunque todavía no se definen las alianzas entre los partidos que competirán por la Alcaldía, los más desesperados ya venden la idea de que hay un grupo que aglutina diversas corrientes de varios partidos políticos, incluida la clase empresarial y la sociedad civil.

El grupo fue bautizado como Bloque Unido Opositor, mejor conocido como el BUO. Incluso ya presumen tener candidato para la Alcaldía, en la figura de CIRO HERNÁNDEZ ARTEAGA.

El llamado BUO huele a oportunismo y en la política tamaulipeca el oportunismo es uno de los más enraizados males. Huele a que sus líderes no tienen otro objetivo más que crear la herramienta —desde hoy— para no quedar fuera en la mesa de las negociaciones.

Para desgracia del BUO, jugar a la política en Altamira es un “deporte muy caro” y viendo que traen “figuras” del PRI, del Partido Verde, del PRD, del PT y de Movimiento Ciudadano, partidos financiera y políticamente “quebrados”, se advierte que no traen dinero para jugar.

Presumir que el sector empresarial apoya al BUO es una idea vendible, pero con poco sustento, pues, aunque el empresariado puede vivir fuera del presupuesto, la mayoría tiene su “cordón umbilical financiero” pegado al Ayuntamiento.

Vamos a suponer sin conceder que el BUO es la “varita mágica” que presumen, pero el hecho de proponer a CIRO HERNÁNDEZ, cuyos logros en la política los ha hecho a base de traiciones, entonces el mensaje primario es confuso por lo que obliga a buscar un mejor candidato.

Puede que las cosas no estén del todo bien en Altamira; puede que haya una pequeña desilusión hacia el gobierno que encabeza ALMA LAURA AMPARÁN CRUZ (de Hernández Llanos). Pero pensar en que el BUO sea la solución para todos los males de la población, es algo muy aventurado.

El BUO busca el poder por el poder mismo. Buscan el poder por los jugosos negocios que representa la Alcaldía y las “figuras” que presumen conformar así lo demuestran… pragmatismo puro y entre los mismos, ¿a ver quién los compra?… Pendientes…

~~PIDE GOBERNADOR RESOLVER PROBLEMA DEL AGUA.- El gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA llamó a la Cuarta Transformación a impedir que los estados del norte de México (Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas) entren en choque por el Tratado de Aguas Internacionales de 1944. Puso en perspectiva la realidad agrícola en la entidad, por la falta de agua al señalar que se han afectado 202 mil hectáreas del Distrito de Riego 025; abundó en el tema y dijo que el ciclo agrícola 2019-2020 dejó pérdidas del 40 por ciento en la producción que equivale a cerca de dos mil millones de pesos. El mandatario tamaulipeco le envió un mensaje al Gobierno federal, dejando en claro que, si no es capaz de resolver el problema del agua que afecta a los estados del norte, y que constitucionalmente le corresponde, que transfiera esa responsabilidad a las entidades federativas, es decir que entregue el control del agua a los Estados para que mediante el diálogo y la planeación se lleguen a los acuerdos que beneficien a todas las partes.

~~ÁGORA~~

HABÍA UNA VEZ un grupo de semillas mejoradas que estaban perfiladas a crear las mejores cosechas en la historia de la agricultura; esas semillas crearían las plantas que darían pie a la próxima generación de semillas y así sucesivamente. De cien semillas que fueron creadas, una de ellas no dio físicamente los parámetros que se exigían, pero se fue “entre la bola” … Las 99 semillas todos los días le hacían bullying a la pequeña y poco agraciada semilla, a su propia hermana; se burlaban de su tamaño y color. Fueron semanas de espera hasta que llegó el día de ser sembradas… Las 99 semillas empezaron a germinar tras lo cuidados de sus cultivadores, mientras que la más pequeña de ellas seguía sin brotar… El tiempo pasó y aquellos tímidos brotes se perfilaban a ser fuertes plantas que generarían miles de semillas mejoradas y lo más importante, en un ciclo natural… Pero la Madre Naturaleza, siempre sabia, aunque en ocasiones inclemente, hizo su parte. Los amagues de lluvia se convirtieron en grandes bolas de granizo y tormenta que acabaron con los brotes de las 99 semillas que ya habían germinado. Los científicos dieron por perdido todo y olvidaron el proyecto que costó millones de pesos… Tiempo después de que la tormenta pasó y el sol salió, aquella débil semilla abrió y brotó de entre la tierra, una sola planta dio miles de nuevas semillas que a su vez garantizaron la siguiente, la siguiente y la siguiente generación. Quién hubiera apostado porque la más débil de la familia garantizaría el éxito del millonario proyecto… La moraleja de esta historia sirve como sustento para decir que no siempre los más capaces y los mejor preparados llegan a tener éxito, pues en ocasiones circunstancias ajenas a sus voluntades se oponen a ello… Gracias y hasta mañana…

Deja un comentario