Sigue drama legislativo

La nota se ha leído 1446 veces

Hoy por la tarde se decidirá quién presidirá la mesa directiva de la Cámara de Diputados, luego de una serie de maniobras grotescas para tratar de convertir a la bancada del PT como tercera fuerza política, pero resulta que uno de los legisladores que había anunciado su incorporación a las filas petistas, Manuel López Castillo reculó y decidió quedarse para que la fracción de Morena no perdiera la mayoría absoluta y pudiera conservar la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en manos de Mario Delgado Carrillo.

El drama legislativo comenzó el pasado viernes cuando los diputados Manuel López Castillo, José Ángel Pérez Hernández, Mauricio Toledo Gutiérrez y Héctor Serrano Cortés anunciaron que integrarían a la bancada del PT, con lo que el número de integrantes subió a 47, es decir uno más que la fracción del PRI que cuenta con 46 legisladores.

Esta maniobra grotesca buscaba, además de que el PT se convirtiera en la tercera fuerza política, que el vicecoordinador de la bancada petista, Gerardo Fernández Noroña, busque ser el presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados a partir de mañana 1° de septiembre.

Las críticas no se hicieron esperar en contra de la desmedida ambición de Fernández Noroña, quien se ha distinguido por ser todo un buscapleitos, además de soez, cuya mala fama hace prever que, aunque sea nominado, no tendrá el apoyo de las dos terceras partes de diputadas y de diputados para que se convierta en presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

Y ahora, las fracciones del PRI y del PT tienen el mismo número de legisladores, es decir 46 cada una, sin embargo, todo parece indicar que habrá un acuerdo político para que la diputada priísta Dulce María Sauri Riancho asuma la presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

En contraste, el chiapaneco Eduardo Ramírez Aguilar fue elegido ayer como el nuevo presidente de la mesa directiva del Senado en sustitución de Mónica Fernández Balboa, quien hoy concluye su gestión.

Ramírez Aguilar fue el único candidato tras la declinación de los senadores Ovidio Peralta Suárez de Tabasco, Higinio Martínez Miranda del Estado de México y Alejandro Armenta Mier de Puebla.

Desde principios de este mes se daba por hecho que el chiapaneco Ramírez Aguilar sería el nuevo presidente de la mesa del Senado, ya que siempre contó con el apoyo del coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal Dávila.

Cabe señalar que la senadora María de Jesús Rodríguez Ramírez, mejor conocida como Jesusa Rodríguez, metió algo de “ruido” en el proceso de designación de Ramírez Aguilar, puesto que apoyó abiertamente la nominación del tabasqueño Peralta Suárez, pero finalmente se impuso el criterio de Monreal Dávila porque contaba con el apoyo de las fracciones del PAN y del PRI en el Senado, que encabezan Mauricio Kuri González y Miguel Ángel Osorio Chong, respectivamente.

Por otra parte, resulta preocupante la denuncia que subieron a redes sociales varios empleados del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para Trabajadores (Infonavit), ya que los están obligando a comprar boletos para la rifa del avión presidencial, cuyo sorteo está programado para el 15 de septiembre.

La denuncia habla que funcionarios de mandos medios, como son los jefes de departamento, subdirectores y hasta directores de área, deben comprar de 5 a 10 boletos para apoyar la causa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para este sorteo, la Lotería Nacional (Lotenal) distribuyó un total de 6 millones de billetes para su venta, sin embargo, el pasado 12 de agosto, Ernesto Prieto Ortega, director general de este organismo, dijo que hasta el 11 de agosto solo se habían vendido 2 millones 24 mil boletos, es decir un 33%, con un total de ingresos de mil 012 millones de pesos.

En otro tema, los integrantes de la llamada Alianza Federalista de Gobernadores (Alfego) se reunirán el próximo 7 de septiembre en Chihuahua, en donde seguramente anunciarán que se saldrán de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) porque ha dejado de ser una organización que represente sus intereses ante el gobierno de López Obrador.

El gobernador Silvano Aureoles Conejo de Michoacán, entre otros, han declarado que los 10 integrantes de la Alfego dejarán de pertenecer a la Conago, sobre todo después de que no lograron obtener nada durante la reciente gira que hizo López Obrador por Durango, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

En Nuevo León, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón le dijo a López Obrador que no quería dádivas, cuando le solicitó recursos extraordinarios, sino más bien que fuera equitativo con aquellos estados que ingresan más impuestos a las arcas de la federación.

En Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca insistió también en que el gobierno federal debería proporcionar más recursos a los estados que recaudan más impuestos, además de que la Alfego busca ser aliada en la búsqueda de soluciones a la crítica situación económica del país, por lo que insistirán en modificar el actual Pacto Fiscal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here