Réquiem a un banco

La nota se ha leído 1376 veces

Dice la historia mexicana que la situación económica durante el sexenio presidencial (1946-1952) del veracruzano, Miguel Alemán Valdés (1900-1983) fue muy severa, el peso se devaluó de 4.85 por dólar a 8.65 y llegó hasta los $12.50 pesos por dólar.

La estrategia del veracruzano fue buscar, entre la población, el apoyo para la creación de pequeñas y medianas empresas. Además abrió el campo a la inversión privada. Sin ser suficiente para evitar la crisis económica del país.

Desconozco la categoría o nomenclatura que estos hechos recibirían en la 4T, pero le llamaren como quisieran, el presidente Alemán sintió la obligación de modificar el contexto financiero del México que pujaba por salir de la crisis y el ahorro surgió como la fórmula ideal para fortalecer y desarrollar a Mëxico. Nada de rifas gubernamentales o perseguir a nadie.

La idea básica fue que la población ahorrara y que con esos recursos se apoyara la producción reactivando la economía. Nacieron los Bonos del Ahorro Nacional con un valor de 50 pesos, canjeables en cualquier banco y poco a poco los precios de compra se incrementaron, según su emisión.

Los niños inscritos en las escuelas públicas, ahorraban desde 20 centavos, comprando timbres, que por cierto los vendían los profesores, a quienes les obligaban adquirirlos en el Banco Nacional de México hoy Banamex.

Para sustentar el ahorro, la Secretaría de Educación Pública emitió el Reglamento del Ahorro Escolar y en las regiones del país donde no había sucursal bancaria, los maestros eran los depositarios del ahorro de los escolares. Cada niño pegaba sus timbres en una cartulina cuadriculada llamada cartilla. Llena, se podía canjear en el banco por 10 pesos.

Para este efecto el gobierno alemanista creo el Patronato del Ahorro Nacional (PAHNAL), institución pública que promovió el ahorro entre los mexicanos durante 60 años, aunque cambió al Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, S.N.C. (BANSEFI)​ según ley del 2 de junio de 2001, quedó como Institución Bancaria mexicana.

Vicente Fox Quesada, como titular del Ejecutivo, fue promotor de que BANSEFI fuera el promotor del ahorro y la inclusión financiera; canalizar los apoyos temporales del gobierno federal necesarios para el fortalecimiento y desarrollo del sector de ahorro y crédito popular; y convertirse en la “caja de cajas”.

La equivocada óptica de que ‘los gobiernos anteriores fueron corruptos… abusaron de los nobles mexicanos… la corrupción se reflejó en el abandono de la nación…’ son algunos ejemplos de la imagen de nueva administración presidencial y se han propuesto modificar varios renglones, intentan enderezar al entuertos… Recordé a la Maestra Elba Esther contra el tabasqueño Madrazo.

La publicación de la Ley Orgánica del Banco del Bienestar, promulgada el 19 de julio de 2019, fue el réquiem de BANSEFI, ahora sustituido por el Banco del Bienestar, como una Sociedad Nacional de Crédito.

A poco más de dos años de vida, se anunció que el Banco del Bienestar, canceló un contrato de 10 mil 800 millones de pesos que el mismo gobierno había asignado sin licitación, para instalar ocho mil cajeros automáticos en sus sucursales. La razón, falta de dinero.

La compañía VivColmex, a quién se le adjudicó el contrato millonario, recientemente presentó una Demanda de Amparo contra el B B, por la terminación anticipada e injustificada del convenio, según el contrato DJN-SCOF-1C.10-06-ll-2019-014, suscrito el 5 de diciembre del 2019.

La institución bancaria en su justificación de terminación anticipada, informó no contar con los recursos propios para hacer frente al contrato, ya que actualmente está enfocada en su plan de expansión de sucursales.

El director general adjunto de Tecnología y Operación de la institución financiera, Raymundo Eugenio Peralta Herrera, argumentó “El servicio para el que fue contratado Vivcolmex no se prestó en virtud de que el Banco del Bienestar no formalizó ni recibió recursos por parte de la Secretaría del Bienestar”, señala el documento firmado

El mismo funcionario bancario explicó que la Secretaría del Bienestar también cuenta con problemas al interior para utilizar los recursos que se le habían asignado a dicho contrato, dinero que provenía de un préstamo del Banco Mundial (BM).

Muchos rumores hablaban de la cancelación del contrato y el rumor llegó hasta afirmar que quien será la proveedora de los cajeros y todo lo que requieran las sucursales será la Secretaría de la Defensa (SEDENA) y se confirman los rumores con la nota en La Lagañera -según la bautizó el periodista Luis Repper Jaramillo- donde el presidente Andrés Manuel López Obrador, así lo anunció.

Concluyo este espacio con la reflexión sobre los motivos de la renuncia del Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú y son exactamente los mismos que se citan en el párrafo anterior de esta columna.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here