Vacuna para el coronavirus

0
1954

Ante la acelerada expansión del coronavirus en México, surge como una luz de esperanza el anunció que hizo anteayer el Instituto Galameya en Moscú acerca de que el desarrollo de una vacuna para el coronavirus se encuentra en la etapa final, incluso señaló que las primeras pruebas en humanos se realizarán a mediados de agosto próximo.

Hasta el momento, sólo tres consorcios farmacéuticos: Sinopharm de China, Sinovac Biotech de China y Asta Zeneca-Universidad de Oxford han anunciado que sus investigaciones se encuentran en la fase final para encontrar una vacuna para el coronavirus.

El Instituto Galameya ha realizado ensayos con nueve voluntarios, quienes el 18 de junio recibieron una dosis de la vacuna y no experimentaron efectos secundarios, por lo que el uso de la misma es seguro para lograr encontrar la cura del coronavirus a nivel mundial.

En México, un grupo de investigadores de diversas universidades y escuelas de educación superior, liderados por la doctora Marí­a Esther Orozco Orozco, presentaron cuatro propuestas a la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI) -Coalition for Epidemic Preparedness Innovations-, para el desarrollo de una vacuna en contra del coronavirus.

Desafortunadamente, los investigadores mexicanos tuvieron que recurrir a organizaciones caritativas internacionales, como es el caso de la CEPI, puesto que el Consejo de Ciencia y Tecnologí­a (Conacyt), que encabeza Marí­a Elena ílvarez-Buylla Roces, no tiene el presupuesto necesario para impulsar estos estudios en la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus.

Ni siquiera ha logrado tener listos los primeros 100 respiradores que supuestamente iba a financiar el Conacyt para la atención de los pacientes de coronavirus en clí­nicas y hospitales del Sector Salud.

Como en otras ocasiones, la sociedad mexicana tiene que esperar que las soluciones vengan del exterior, debido a que no se aprovecha la capacidad y el ingenio de los investigadores que están en las universidades e instituciones de educación superior.

A propósito, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer ayer que buscará entrar en contacto con el gobierno de Rusia, que preside Vladí­mir Putin, luego de que el pasado viernes a través de una videoconferencia se dio a conocer que el medicamento denominado “Avifavir” demostró su efectividad y fue autorizado por el Ministerio de Salud, para ser utilizado en tratamientos de pacientes con coronavirus.

Se trata de otro medicamento a la vacuna que desarrolla el Instituto Galameya de Moscú, pero resulta necesario traer el “Avifavir” para frenar la oleada de contagios que se registra en el paí­s.

López Obrador reveló que instruyó al titular de la Secretarí­a de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, para que se encargue de inmediato de establecer comunicación con las autoridades rusas para traer el medicamento en contra del coronavirus.

Recordó que en la pasado reunión del G-20, solicitó a través de una videoconferencia que se evite el acaparamiento de la vacuna, así­ como de los insumos médicos para enfrentar la pandemia.

Por otra parte, el titular de la Fiscalí­a General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, criticó la actuación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que encabeza Santiago Nieto Castillo, puesto que las pruebas presentadas de presuntos delitos adolecen de sustentos legales para poder proceder en contra de los presuntos culpables.

Y sin ninguna piedad, el Fiscal General aseveró que las denuncias de Nieto Castillo quedan en “declaraciones de carácter publicitario”, ya que no están bien fundamentadas para iniciar procesos penales.

Recientemente, el titular de la UIF acaparó las ocho columnas de varios periódicos nacionales y los principales noticieros de radio y televisión porque declaró que era posible llamar a cuentas al expresidente Enrique Peña Nieto, en caso de que encuentren pruebas que lo vinculen con los casos de corrupción en Petróleos Mexicanos (Pemex).

También aseveró que la renuncia histórica (por ser la primera) del ahora exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Eduardo Medina-Mora Icaza, se logró por las denuncias de depósitos irregulares en sus cuentas bancarias del Reino Unido y de Estados Unidos.

Vamos a ver sí­ es cierto que se procederá en contra de Peña Nieto porque de que hay pruebas, hay pruebas, pero sólo falta ver que las denuncias de la UIF estén bien sustentadas y no se castigue los presuntos delitos, como sucedió con el ahora exministro de la SCJN.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here