Sin sanciones, no hay obligatoriedad

0
1545

Nos preguntaban sobre el número o promedio de sanciones que han impuesto los agentes de Tránsito y Vialidad, a todos aquellos ciudadanos que no han respetado el “Hoy No Circula”. Incluso, nos cuestionaron si era válida la obligatoriedad en el uso de cubrebocas, como medida de prevención y posible contagio del coronavirus covid-19. A reserva de lo que pudiera externar EFRAíN GARCíA CHAVEZ  director de Seguridad Tránsito y Vialidad, desde la última semana de abril a la fecha no se han aplicado ningún tipo de sanción a conductores que si bien, de acuerdo al último número de la placa no pueden circular, lo han hecho. Y no se han impuesto las sanciones, porque de cierta forma confí­an en que sean los conductores, los que hagan conciencia y de preferencia, no usen las unidades para evitar en la medida de lo posible, la movilidad. Quizá por ello, la cantidad de automovilistas circulando por diversos puntos de la ciudad sigue siendo la misma. De hecho, los agentes de Tránsito y Vialidad saben que no están en condiciones de detener e incluso, emitir alguna infracción, cuando ciertos vehí­culos no pueden circular, de acuerdo a dicha disposición. Casi lo mismo sucede con el uso de cubrebocas, que si bien se ha manejado con carácter de obligatorio, los únicos que ven ineludible la exigencia, son los establecimientos comerciales o las grandes tiendas de conveniencia, por el temor a ser sancionados por la Comisión Estatal de Prevención contra Riesgos Sanitarios. Y es que no hay disposiciones establecidas en las leyes y el reglamento de tránsito, o bando de Policí­a y Buen Gobierno la aplicación de sanciones, toda vez que para ello se requiere de la aprobación de los legisladores del Congreso Local, que en las últimas semanas, para variar, tampoco han sesionado como lo establece el reglamento interno. En el mismo se establece que cuando menos, el Poder Legislativo debe de sesionar una vez por semana, algo a lo que no ha convocado el presidente de la Junta de Coordinación Polí­tica GERARDO FLORES PEí‘A. Por el contrario, encontró como justificación la pandemia del coronavirus covid-19, y no utilizar las nuevas herramientas electrónicas para sesionar y sacar adelante, temas que no se han podido ventilar. En otras palabras GP se ha quedado atrás, a diferencia de otras dependencias y organismos que han hecho de las videoconferencias, una nueva forma no solo de comunicación, sino de trabajo. Por lo anterior, podrán seguirse implementando acciones que conlleven mantener el aislamiento social, aunque a la mayor parte de estas, un sector de la población no las tome en cuenta. Un ejemplo de ello lo es la obligatoriedad en el uso de cubrebocas, donde elementos de Tránsito, de la Policí­a Estatal e incluso Guardia Nacional, han sido ví­ctimas de agresiones verbales por parte de conductores, a los que solo se les puede recomendar el uso de esta medida de protección, pero no obligar o imponer sanción, porque no existe una disposición legal para ello.

LOS MANCHADOS

La lectura que pudiera darse, al comportamiento que ha tenido un amplio sector de la población, hacia las medidas dictadas por la Secretaria de Salud GLORIA MOLINA, en aras de disminuir la curva de casos de covid-19, es que la gente está harta. Incluso, decepcionada de partidos polí­ticos, de alcaldes, diputados locales y demás autoridades. Refleja un hartazgo en todos los sentidos, en un desánimo, una indiferencia e incredulidad, no obstante a todas las recomendaciones, exhortaciones e incluso, advertencias. Es una muestra de que las cosas no andan bien, no es como se pensaba, entre autoridad y gobierno. Quizá por ello, además de que desafí­an el covid-19, muestran una rebeldí­a a la propia autoridad. La zona centro, las colonias de la periferia y otros sectores de la Capital del Estado es un claro ejemplo, donde no hay temor a contagiarse y contrario a ello, siguen realizando sus actividades en forma ordinaria. Así­ que, de no reprogramarse la próxima elección en Tamaulipas, el nivel de abstencionismo, producto de la apatí­a a todo mundo, será todaví­a mayor al último proceso en Tamaulipas. En fin.

[email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here