La aplanadora de MORENA

La nota se ha leído 1097 veces

Sin duda la mayoría de Morena en el Congreso de la Unión pasará a la historia por acatar sin chistar las controvertidas iniciativas del presidente Andrés Manuel López Obrador, como seguramente sucederá mañana cuando se reúna la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, a fin de aprobar el dictamen para sacar adelante la reforma del artículo 21 de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria que envío el Poder Ejecutivo Federal, cuyo cambio le permitirá modificar el Presupuesto de Egresos, sin ninguna restricción legal, en casos de emergencias.

          La aprobación de esta iniciativa presidencial será el debut del legislador tamaulipeco Erasmo González Robledo, quien asumió la presidencia de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública el pasado lunes, luego de permanecer acéfala desde hace tres meses cuando solicitó licencia Alfonso Ramírez Cuellar para convertirse en dirigente nacional interino de Morena.

          La iniciativa presidencial ha sido criticada hasta por los propios legisladores de Morena, entre los que se encuentra el diputado Porfirio Muñoz-Ledo y Lazo de la Vega, quien sostuvo una reunión virtual con sus compañeros de bancada, en donde les advirtió acerca del peligro que corre la incipiente democracia mexicana, sí se le otorga más poder a López Obrador con el pretexto de atender en forma inmediata la emergencia sanitaria por la propagación del coronavirus en el país.

          Aunque el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, ha tratado de “maquillar” la iniciativa con el cuento de que sólo se trata de regular y determinar cuándo se declara una emergencia económica, una emergencia sanitaria y los márgenes de acción que tendrá el Ejecutivo Federal, lo cierto es que sí la aplanadora de Morena aprueba la reforma de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria será como: “si se diera un balazo en el pie”, porque dejaría al Poder Legislativo sin ninguna atribución para aprobar, modificar o de plano rechazar la decisión presidencial.

          Los dirigentes de la oposición en la cámara baja del Congreso de la Unión, es decir René Cisneros Juárez del PRI, Juan Carlos Romero Hicks del PAN y Verónica Juárez Piña del PRD, coincidieron en señalar que resulta sumamente peligroso romper con los contrapesos que hay en el sistema político, pero sobre todo dejaría al Poder Legislativo como “florero”, como dice López Obrador.

          Desafortunadamente todo indica que nuevamente se impondrá el deseo del presidente López Obrador, puesto que los legisladores de Morena y sus aliados ya advirtieron que aprobarían la iniciativa de reforma, primero en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública que preside González Robledo mañana jueves y luego ante el pleno que se reunirá el próximo martes en el Palacio Legislativo de San Lázaro de la Ciudad de México.

          Algunos analistas han señalado que existe una esperanza de ser frenada la iniciativa presidencial en el Senado, sobre todo porque el coordinador de Morena en la cámara alta del Congreso de la Unión, Ricardo Monreal Ávila, criticó que se deje fuera del control legislativo el manejo del presupuesto federal.

          Pero hay antecedentes que nos indican todo lo contrario, como cuando se impuso como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a Rosario Piedra Ibarra por ser recomendada por López Obrador, cuya designación fue aprobada en medio de una fuerte discusión en la Cámara de Diputados y luego paso al Senado, en donde se creía que se frenaría por ser totalmente violatoria a las normas legales.

          Monreal Ávila simuló una burda votación para legitimar la designación de la señora Piedra Ibarra, luego de faltar a su palabra de respetar un acuerdo que hubo con la oposición para impedir la imposición del presidente López Obrador.

          Es por eso, que la aplanadora de Morena pasará a la historia por ser un fiel vasallo del Ejecutivo Federal, debido a que no le importará echar por la borda la participación de varias generaciones de mexicanos para construir la incipiente democracia en nuestro país.

          En otro tema, el rector José Andrés Suárez Fernández envío un mensaje a la comunidad universitaria para informar que se amplió el receso de las actividades hasta el 30 de mayo, conforme a las indicaciones de la Secretaría de Salud ante la contingencia sanitaria por el coronavirus en el país.

          Indicó que con el Plan Académico Tecnológico desarrollado por la UAT se ha logrado avanzar en el programa de estudios, además de proteger la salud de los docentes y estudiantes de todas las facultades.

          Asimismo, el rector Suárez Fernández señaló que continuarán las clases por medio de las diferentes plataformas digitales con el propósito de concluir el ciclo escolar 2020-2021.

          Por último, exhortó a la comunidad universitaria seguir las medidas de protección para estar listos en el regreso a las clases en la aulas que determinará la Secretaría de Educación Pública (SEP), que encabeza Esteban Moctezuma Barragán.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario