Otro crespón negro victorense

La nota se ha leído 2692 veces

Hoy vence el plazo para la entrega de aguinaldos y otras prestaciones a los trabajadores, pero el gobierno del Estado no parecía tener la intención de cumplirles, al menos a los de las Secretarías de Salud y Educación.

Grupos de empleados de ambas dependencias subieron ayer el tono de sus reclamaciones, inclusive con plantones, pues temen que los funcionarios de Francisco Cabeza de Vaca cierren las ventanillas y los dejen con un palmo de narices, posponiendo hasta enero 2020 el cumplimiento de estos compromisos.

Maestros jubilados que viajaron de otros municipios hasta Ciudad Victoria, cumplieron varios días de estancia obligada, pues no pudieron recoger sus bonos navideños porque los cheques bancarios no estuvieron listos en la fecha ofrecida.

Existe un gran malestar porque además de que les han pospuesto la fecha de la entrega de su dinero, los funcionarios del ramo no se han molestado en brindarles información, mucho menos disculpas, por las demoras.

Es ciertamente, una triste navidad para miles de trabajadores del gobierno del Estado, por culpa de una gestión oficial deficiente, inepta, insensible.

En otros temas, el delegado de PROFECO en Tamaulipas Rafael Alejandro García Casanova, confirmó a través de un boletín de prensa, haber aplicado una “suspensión de comercialización de servicios” en el restaurante bar victorense El Hangar.

Es un eufemismo para no decir que el lujoso restaurante está clausurado. El lenguaje burocrático, ambiguo y confuso, no identifica la infracción específica cometida por los dueños del establecimiento.

Pudo haber sido discriminación, selección de clientela, establecimiento de código de vestimenta, insuficiencia de información en la carta-menú, ni tampoco especifica el monto de la sanción administrativa que merecerá recibir.

Advierte empero, el boletín, que el monto máximo de la multa es de cuatro y medio millones de pesos, en números cerrados, y en caso de reincidencia, hasta nueve millones de pesos.

Lo relevante de esta acción de la PROFECO, es que el presunto propietario del negocio es Arturo Soto Alemán, aunque registrado bajo el nombre de uno de sus empleados, para efectos de imagen pública.

Arturo fue sub-secretario de ingresos de la secretaría estatal de finanzas y encabezó campañas de clausuras contra casinos, casas de apuestas, centros nocturnos de diversión para adultos, taxis, yonques, puestos callejeros de venta de carros usados.

Fue el autor del incremento del 50 por ciento en el impuesto sobre nóminas, y como diputado local inventó el impuesto al consumo de bebidas alcohólicas y tabaco, además de haber creado un Servicio de Administración Tributaria, para perseguir y explotar a los contribuyentes.

Se trata en suma, Soto Alemán, de un funcionario obsesionado con vaciar los bolsillos de los tamaulipecos, para llenar de billetes las arcas oficiales, aunque el dinero recaudado no se refleje en obra pública.

Es una ironía que presuma de ser celoso del cumplimiento de las leyes, y le clausuren un negocio comercial por violarlas.

Otra hipócrita y mujer de doble cara (o de triple, por el número de cirugías estéticas que se ha hecho en el rostro), es Elba Esther Gordillo, que superó el estigma de cinco años de reclusión por delitos de corrupción, y anuncia que está de regreso.

La tristemente célebre profesora tiene una historia política siniestra y espeluznante, pues lo mismo hizo perder a Roberto Madrazo Pintado la elección presidencial en 2006, que malversó más de dos mil millones de pesos, de los fondos del sindicato nacional de trabajadores de la educación.

Cuando finalmente la justicia le echó el guante y le incautó la fortuna invertida en mansiones en México y el extranjero, colecciones de arte, alhajas, aviones, yates y otros lujos extravagantes, dio la explicación que todo ello era producto de la herencia de su madre, una profesora rural.

Pero vivimos en un México increíble y durante el gobierno de Peña Nieto, Elba Esther fue encontrada inocente por los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, le levantaron la prisión domiciliaria, le regresaron parte del dinero robado y sólo faltó que le pidieran perdón.

Es una mujer de extraordinaria capacidad de recuperación, pues fundó otro partido político, en un dos por tres, y ahora va por la presidencia del SNTE, con el pretexto de oooootra reforma educativa.

Tiene la señora 74 años de edad y aunque fingió estar muy enferma, desahuciada, en etapa terminal, para conmover las fibras sensibles de los impolutos Ministros de la Corte, luce ahora un semblante rejuvenecido, alegre, desenvuelto, retadora, como lista para comerse al mundo.

Enrique Meléndez Pérez es el representante de Elba Esther en Tamaulipas. Fue secretario general de la sección XXX y diputado federal, por el distrito de Ciudad Mante.

En temas políticos, el flamante presidente estatal del PRI Edgar Melhem Salinas sorprendió a los empleados de la sede estatal con una comida navideña, pues ya se habían acostumbrados a que Yahleel Abdalá Carmona los ignorara en fechas simbólicas.

Melhem y algunos de sus colaboradores compartieron con los trabajadores los sagrados alimentos, en el edificio del partido, y más tarde, repitieron en la sede municipal victorense.

A propósito de posadas, el domingo habrá una pero para Ripley pues esperan una concurrencia de diez mil personas, en terrenos de Expomex. Es una fiesta tradicional de Cáritas e iglesia católica, para familias de condición económica modesta.

Nadie se diga sorprendido si el presidente municipal Enrique Rivas Cuéllar se aparece en la posada como espontáneo y disfrazado de Santa Claus, pues como quiere ser Gobernador, no desaprovecha las grandes concentraciones, para ir y hacerse el simpático.

En Ciudad Victoria habrá una campaña centavera ordenada por Xicoténcatl González Uresti, contra los conductores de vehículos que anden con algunas copas encima, con la instrucción de aplicarles multas de 12 mil pesos.

Dicen los funcionarios que con este anuncio quieren disuadirlos de consumos excesivos de bebidas, pero lo cierto es que buscan darle a Xico una feliz navidad, con montañas de billetes que se recaudarán con estas multas excesivas e ilegales.

El mismo Xico muestra gran indiferencia ante la ola de asaltos y robos en gasolinerías y casas particulares, con la afirmación de que la vigilancia y seguridad es responsabilidad del gobierno del Estado.

El problema es que Cabeza de Vaca también le hace al occiso.

El presidente municipal victorense se contentó con hacer ayer un gigantesco embotellamiento vehicular en el primer cuadro, con un desfile navideño que la gente salió a ver en las calles, por intuir que Xicoténcatl iría bailando zumba en uno de los carros alegóricos.

Al cierre de la columna recibimos la confirmación del asesinato de un prominente empresario en un lujoso, exclusivo y muy vigilado fraccionamiento residencial, junto al edificio de la fiscalía general de justicia de Tamaulipas.

Los tucos de la oficina azul se volvieron a ocupar de que se minimizara la difusión de esta nueva tragedia. Igua ocurrió con el asesinato del guarda-espaldas del titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

Cumple años el periodista Carlos Santamaría Ochoa, presidente de la UPD, Unión de Periodistas Diabéticos.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here