Ya buscan a los policías asesinos

La nota se ha leído 3389 veces

El Instituto Electoral de Tamaulipas emprendió ayer la Semana de la Educación Cívica y participación Ciudadana, pues los consejeros se declararon escandalizados por la baja votación que produjo el más reciente proceso electoral, de apenas un 33 por ciento del padrón registrado.

Plausible iniciativa pero insuficiente. Los miembros integrantes del IETAM debieran empezar esta titánica tarea descubriendo mediante una investigación científica, las causas del abstencionismo.

En los tiempos del imperio del PRI, los ciudadanos no acudían a las urnas con la simple excusa de que no había razón de votar porque ya sabían quiénes iban a ganar, los candidatos del partido del gobierno.

Esa es la raíz del problema. Escepticismo, falta de confianza, incredulidad. La democracia marcha a lomo de tortuga en Tamaulipas, pues los avances que se habían conseguido con el fortalecimiento del sistema de partidos, se desmoronaron cuando el PAN se convirtió en el partido oficial.

Los tiempos modernos y los sofisticados procedimientos institucionales del manejo de las elecciones, impiden que se consumen fraudes en las urnas o en el procesamiento de los resultados.

Ahora hay otros modos de torcer el sentido de la voluntad popular en la renovación de autoridades. Existe la compra de votos, los sobornos no tan disimulados, a través del reparto de despensas, tinacos, pintadas de casa, bingos, becas o dinero en efectivo.

Sin descartar la compra de voluntades entre funcionarios electorales, magistrados, consejeros, que invariablemente mueven los resortes para favorecer al partido del gobierno y a sus candidatos.

La otra parte del problema es la carencia de una cultura política. Muchos mexicanos ignoran la composición del gobierno y los mecanismos que lo regulan para mantener un sano equilibrio de poderes.

Parecerá una exageración, pero hay universitarios que creen que el Presidente de la República es soberano y que mueve al país a voluntad, sin sujetarse a reglas ni darle cuentas a nadie.

No saben estos compatriotas, el valor del voto, y por tanto, lo ignoran, no lo ejercen y permiten que otros decidan a sus espaldas pero en su nombre, quiénes estarán al frente del gobierno.

Esta perniciosa circunstancia crea un círculo vicioso de mal gobierno-ciudadano apático, muy difícil de romper. Por supuesto, la decisión del IETAM de educar en temas políticos es plausible, pero una semana es insuficiente.

Otro error de los organizadores, es que soslayan su responsabilidad de obligar a los partidos políticos a cumplir el ordenamiento de enseñar a sus militantes todo lo relativo al ejercicio del poder.

Una sola semana de educación cívica sirve de poco. La educación en esta materia debe ser permanente, intensa, no solo en las escuelas sino también en sindicatos, clubes sociales, ligas deportivas.

Merecemos mejores gobernantes, más preparados y menos propensos al dinero fácil y rápido. Pero los árbitros primero deben ajustar sus acciones al marco de la ley, para que los resultados electorales sean realmente democráticos, auténticos, limpios, creíbles.

En otros temas, el delegado federal José Ramón Gómez Leal produjo ayer una tormenta mediática con un enigmático mensaje suyo subido a redes sociales que pareció ser una despedida del cargo que ostenta.

“Los cargos públicos son prestados, son pasajeros” apunta JR en la primera parte de su mensaje, cuya aparición fue simultánea con la difusión de una denuncia presentada en su contra ante la Secretaría de la Función Pública.

Una señora identificada como Irene Sánchez Zúñiga se dijo trabajadora de programas sociales de la federación en el municipio de Aldama, y aseguró que sus jefes la invitaron a participar en proselitismo a favor de JR como pre-candidato a Gobernador.

Pero además, esta señora recorrió ayer medios de comunicación para que le dieran difusión a su denuncia, lo que se presta a la suspicacia de que está siendo auspiciada por alguien para dañar la imagen del funcionario federal.

La hipótesis se robustece porque reapareció en redes sociales su ficha policiaca de McAllen, Texas, de fecha 3 de diciembre de 2017, levantada por haber cometido una infracción de tránsito.

Periodistas de Ciudad Madero platicaron ayer con JR en el evento donde el diputado federal Erasmo González Robledo, rindió su informe anual, y desmintió que haya renunciado o que tenga la intención de hacerlo.

Se trata a todas luces de una campaña de golpeteo en su contra, provocada seguramente porque lo creen con el aspirante de más altas probabilidades de conseguir la candidatura de MORENA al gobierno del Estado, en 2022.

Otra nota de escándalo es la información oficial, de que el Tribunal Superior de Justicia ordenó a través de un juez de control, la aprehensión de siete policías estatales acusados de haber perpetrado en Nuevo Laredo, una ejecución extrajudicial.

Los asesinos con uniforme habían tratado de disfrazar el crimen haciendo aparecer a los hoy occisos como sicarios que los habían atacado a balazos. El comité de derechos humanos que dirige el periodista Raymundo Ramos, familiares de los sacrificados y senadores de MORENA, ejercieron presión para obligar al gobierno estatal, panista, a desistir de protegerlos.

Lo que sigue es que ofrezcan recompensas a quienes faciliten la captura de los policías asesinos, para que delaten el móvil de su miserable acción y la identidad de quienes les ordenaron quitarles las vidas a sangre fría.

Por el rumbo de Matamoros, el presidente municipal Mario Alberto López Hernández desmintió que se pretenda aplicar ningún cobro por la recolección de basura, pues se trata de un servicio público gratuito.

Agregó que los funcionarios encargados de la limpieza de la ciudad, tienen instrucciones de mantener actualizadas las rutas para que sea eficiente el retiro de las 500 toneladas diarios de desechos que se producen.

En otro tema, está confirmado que la Secretaria de Gobernación, doctora Olga Sánchez Cordero representará al Presidente de la República, en la ceremonia de entrega del III informe del Gobernador Cabeza de Vaca, mañana en el Congreso local.

Grupos de empresarios, editores, agricultores y prominentes ciudadanos, tratarían de conseguir una entrevista privada con la emisaria del licenciado Andrés Manuel López Obrador, para plantearle inquietudes personales.

Como los episodios de violencia que se repitieron ayer, en Reynosa y en la carretera de San Fernando.

En Reynosa, los sicarios desataron persecuciones, balaceras, incendio de vehículos, en horas de la madrugada. No hay reporte oficial pero se habla en redes sociales de varios difuntos.

En un evento por separado, un presunto policía estatal se resistió al arresto en un operativo anti-alcohol, golpeó a un agente vial, le puso el arma de fuego en el cráneo y huyó corriendo.

Una caja fuerte y aparatos de cómputo fueron robadas en una iglesia de Reynosa. Allí mismo, el vehículo de un agente vial, estacionado a cien metros del edificio sede de la policía estatal, ¡fue robado!

Y las carreteras siguen siendo peligrosas; a la altura de la entrada al poblado de San Fernando, González Villarreal, hubo enfrentamientos, fugas, persecuciones y la incautación de una camioneta con blindaje artesanal, armas y una calavera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here