El juicio polí­tico no es…

3583

Desde luego que al alcalde XICOTENCATL GONZíLEZ URESTI le ha de haber dado risa irónica y no dudó en burlarse, de quienes pretenden que el Congreso de Tamaulipas le inicie un juicio polí­tico. Por su puesto que Xico vio al “nutrido” gripo de victorenses cuando ingreso a los patios del Poder Legislativo, que evidencio poco o una mala convocatoria, que de plano, no lo tumba como alcalde, aun y cuando la mayor parte de la  población pudiera estar inconforme con quien gusta y baila zumba en un tronar de dedos, cuyo sonido rí­tmico le cosquillea en su interior, de donde no ha querido salir. La comitiva que se trasladó pero no que no alcanzó a ingresar al Poder Legislativo la encabezó el abogado GILBERTO AVALOS MARTíNEZ y quien fuera candidata a diputada local por Victoria, postulada por Movimiento de Regeneración Nacional NORA HILDA DE LOS REYES. Los que respaldan este movimiento, fácilmente se contaban con los dedos de las manos. Es más, fueron más comunicadores a entrevistarlos, que la gente que demanda juicio polí­tico contra XICOTENCATL GONZíLEZ URESTI. Así­ nunca volteará el Congreso del Estado y menos los legisladores omisos como ALEJANDRO ETIENNE LLANO y CARLOS MORRIS para impulsar esa demanda, toda vez que ellos, no tienen problema de agua y cada que se les antoja van y se meten a la alberca de sus residencias, para relajarse de tanta “presión” por el trabajo legislativo que realizan en el Congreso local. Y la realidad de las cosas, así­ no se gana un juicio polí­tico. Por razones que hasta ahora se desconocen, no se apareció el ex regidor MARTE ALEJANDRO RUIZ NAVA, quien fracaso en su intento por recabar firmas para también demandar al Congreso de Tamaulipas la destitución de GONZíLEZ URESTI y al parecer, sólo dejó los rayones o le llegaron a la cantidad. Tanto GILBERTO, MARTE y NORA, pudieron unirse y de ser posible, buscar el respaldo ciudadano para plantear la misma exigencia. Sin embargo, pareciera que los tres han perdido el poder de convocatoria y se han dado cuenta de que la realidad, simple y sencillamente es otra. Y decimos que a Xico le ha de haber dado risa, pero se contuvo, al saber que no llega ni a minorí­a quienes lo quieren destituir, porque se necesita más que eso para poder obligarlo a pedir licencia y dejar la alcaldí­a, por la que tanto peleó y hoy tiene en el olvido.  La demanda polí­tica o legal, tiene que tener peso, estar documentada, apegada a derecho y sustanciada. El juicio polí­tico es un procedimiento de orden constitucional que realizan las cámaras, cuando los actos u omisiones de los servidores públicos redunden en perjuicio de los intereses públicos fundamentales por violaciones graves a la Constitución, a las leyes federales que de ella emanen, así­ como por el manejo indebido de fondos y recursos federales. ¿En cuál figura cae XICOTENCATL? Sin embargo, La Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos especifica como motivos de juicio, entre estados el ataque a las instituciones democráticas, a la forma de gobierno republicano, representativo, federal, a las violaciones a los derechos humanos, el ataque a la libertad de sufragio, la usurpación de atribuciones, cualquier infracción a la Constitución o a las leyes federales cuando cause perjuicios graves a la Federación, a uno o varios estados de la misma o de la sociedad, o motive algún trastorno en el funcionamiento normal de las instituciones y las violaciones sistemáticas o graves a los planes, programas y presupuestos de la Administración Pública Federal. Es decir, no es fácil plantear una demanda de esa naturaleza y menos, a través de un grupo que ni siquiera representa a las minorí­as. Desde luego que mucha gente está inconforme con Xico y lo quiere fuera de la presidencia municipal de Victoria. Sin embargo, está tan decepcionada o cansada de tanto que ha hecho y desecho el alcalde, que flojera les da salir y manifestar su desacuerdo por la forma de gobernar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí