La necesidad de delegados

0
4395

Tarde o temprano, haciéndose énfasis en las incongruencias y las ocurrencias del Gobierno de la República, tendrá que regresarse al viejo esquema de las delegaciones y eliminar la figura de representante de la federación, delegado especial y otras que actualmente ostenta JOSí‰ RAMí“N Gí“MEZ LEAL. Y es que, el JR o Joserra se ha convertido en un todólogo del Gobierno de la República en Tamaulipas, donde sólo ha servido de intermediario pero resuelto nada. En materia de Seguridad Pública ha hablado hasta el cansancio de la Guardia Nacional, de la llegada de elementos militares a lugares como Reynosa, Nuevo Laredo y hasta la Capital del Estado. Todaví­a es fecha. Lo último que se ha sabido de Gí“MEZ LEAL, es su intervención – otra vez- en el conflicto que han originado los productores de sorgo y maí­z de la zona norte, al que se han sumado los citricultores del centro de la entidad, inconformes por el arribo de toneladas y toneladas de naranja procedente de Veracruz que al margen de la sanidad del fruto, además de que se vende más barata, desplaza a quienes se dedican a esta actividad en la zona centro. Incluso, JOSí‰ RAMí“N tuvo que encarar el problema que tiene que ver con la desaparición de los 22 migrantes, en cuya declaración confirmó el despido de por lo menos 30 personas que laboraban en el Instituto Nacional de Migración. Encaró lo que tiene que ver con el tema de las guarderí­as, el de la desaparición de los comedores y otros cuya lista es por demás larga, en apenas ciento y cacho de dí­as que tiene en funciones el Gobierno Federal. Hasta ahora no han surgido problemas con dependencias como la Procuradurí­a Federal del Consumidor, la Comisión Federal de Electricidad, Issste u otras, donde no se dude, también estarí­a interviniendo. Dicho en otras palabras, Gí“MEZ LEAL se ha convertido en el ajonjolí­ de todos los moles, al intervenir para mediar como representante de la Federación en los conflictos originados en Tamaulipas. Sin embargo, poco a poco se irá dando cuenta de que si bien tiene capacidad para tratar por conciliar mientras llega el enviado del área que le corresponde, la realidad de las cosas es que es necesario que se retome la figura de delegado federal en Tamaulipas, como sucedí­a hasta hace algunos meses. De esa manera habrí­a una atención más pronta y de ser posible, una solución en el corto tiempo. Se vio reflejado con el conflicto que se originó en la industria maquiladora de Matamoros, donde hizo crisis la falta del delegado de la Secretarí­a del Trabajo. También en los despidos del personal que laboraba en la Comisión Nacional del Agua, en el conflicto que traen los trabajadores de la Sección diez del Sindicato del Instituto del Seguro Social y la necesidad de que dependencias como la Secretarí­a de Agricultura, escuche y atienda las demandas de los productores. De esa manera no sólo se estarí­an evitando bloqueos en las carreteras, afectando a terceros, sino que habrí­a una atención más directa y hasta le reducirí­a la carga de trabajo a quien fuera la presentación del Gobierno de la República en Tamaulipas, es decir, a JOSí‰ RAMí“N Gí“MEZ LEAL. En fin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here