Desperdicio

0
684

Porque el exdiputado de Ciudad Victoria, Arturo Soto Alemán, se había ido de la Secretaría de Bienestar Social, en la que despachaba como subsecretario, al fin se hizo efectivo el nombramiento de Gabriela Martínez Rodríguez para sustituirle y se supone que ahora sí, esa área funcionará mejor ya que, desde que la actual Secretaria Yahleel Abdalá Carmona llegara al cargo, las diferencias con el exlegislador eran de diario y el cuento de nunca acabar.

Como nueva subsecretaria Martínez Rodríguez podría mejorar el desempeño de esa Secretaría en todos los planos, incluido el político, porque en su calidad de Directora de área, le tocó aplicar diferentes estrategias y por tanto, sabe cual de todas funciona mejor para el momento político que se vive en la entidad, aunque, hay quienes creen que ella debería de ser la Secretaria para que los beneficios que de ahí salgan incidan de forma directa en votos a favor de quien resulte candidato a la gubernatura de la entidad.

La desconfianza de quienes están en la Secretaría de Bienestar desde que comenzó la administración actual, hacia la titular, Abdalá Carmona, es que es muy poco el interés que muestra para que los programas sociales que desde allí se manejan generen el plus requerido para asuntos de carácter político, máxime, cuándo la expriísta se duele mucho de la derrota electoral que sufrió el pasado mes de junio al perder la presidencia municipal de Nuevo Laredo frente a la regeneracionista Carmen Cantú Villarreal.

Soto Alemán por su lado, está en espera del arranque de las campañas por la gubernatura de la entidad, para unirse a la del secretario General de Gobierno, César Verástegui Ostos, quien será el abanderado del PAN, PRI y PRD, dado que la coalición entre estos tres partidos se consumó antes de que concluyera el año 2021.

Por cierto, la gran duda de militantes y simpatizantes del PAN la fecha en que Verástegui dejará la secretaría General y en manos de quién, porque también se habla de que Soto Alemán tiene la capacidad suficiente para desempeñarse en esa posición, máxime que ya fue subsecretario, de otra área de la administra, pero subsecretario al fin. Algo que sí dan por descartado es que el diputado local con licencia Edmundo Marón Manzur vaya a ser designado como secretario General, porque aún cuando es del grupo panista del sur del estado, hace tiempo que abandonó a los de su tierra para cantearse más del lado de los reynosenses.

Al hablarse de la efectividad o del plus que daría la Secretaría de Bienestar Social a los asuntos de tipo político, prevalece la idea de que todos quienes pasaron por ahí salieron bien pendientes con los resultados esperados, incluso Álvaro Barrientos Barrón de quien se esperaba mucho porque traía la ventaja de conocer las demandas de los ciudadanos de la entidad al desempeñarse dentro del comité estatal del PAN.

El tiempo se comió los resultados y ahora después de los resultados electorales adversos en los comicios municipales y legislativos del año pasado, debieron de presidir de sus servicios en SABEN y le mandaron a la Secretaría de Desarrollo Económico, en el área de competitividad y comercio exterior, para que termine el sexenio con chamba, aunque, debería de estar en el comité estatal del PAN porque sabe operar con los grupos de la entidad y de alguna manera hizo mancuerna con Verástegui Ostos antes y durante el 2016.

Para la semana que viene, los grupos de los tres partidos que formaron la coalición Va por Tamaulipas, esperan que le quiten la capucha al ingeniero César Verástegui Ostos, para que la competencia con los de enfrente sea mínimo foto contra foto, por aquello de que, ya salió la del adversario más fuerte que tuvo al interior de regeneración nacional, el Senador Américo Villarreal Anaya, es decir, Rodolfo González Valderrama y se requiere la de Jesús Nader Nasrallah alcalde de Tampico levantándole la mano al exalcalde de Xicoténcatl.

Si la Secretaría de Bienestar Social es considerada como un desperdicio para asuntos de política, con la salida de Soto Alemán y la incursión a un mayor nivel de Gabriela Martínez Rodríguez, quizá pueda vislumbrarse la competencia con las acciones de carácter social que llevan a cabo algunas dependencias del Gobierno Federal dedicadas a hacer política para generar votos.

Los otros.

Era lógico que unos días antes de que inicien las clases presenciales en las escuelas, el Gobierno de la República saliera con oportunismo para anunciar que a la de ya, se aplicará la dosis de refuerzo a los maestros de México y vayan más confiados a las escuelas, que es dónde quiere el titular del Poder Ejecutivo, Don Andrés López Obrador que estén todos los maestros que cobran en la Secretaría de Educación.

También dentro de la misma lógica está la respuesta del dirigente de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, profesor Rigoberto Guevara Vázquez, quien, en el mismo tenor del oportunismo lanzó agradecimientos a las autoridades federales, porque destinan casi dos millones y medio de vacunas para los agremiados de la organización.

Primero serán vacunados los profesores de 16 entidades del país con un millón 200 mi dosis de biológico y después los del resto de las entidades con una cantidad similar de inmunizaciones contra COVID-19 y cuya tercera dosis da más seguridad a los trabajadores de la educación en cuánto a evitar contagios y problemas de salud ocasionados por el virus.

Por otro lado, el seguimiento que da el Instituto Electoral de Tamaulipas al trabajo de búsqueda de apoyos ciudadanos para las candidaturas independientes de cuatro personas que tuvieron la aprobación del Consejo General de ese organismo, en los primeros dos días, quien más firmas consiguió fue Juan Enrique Flores Aguirre, 129, mientras que, su m más cercano seguidor fue Moisés Méndez Aguilar, con la mitad, es decir, 66, en tanto que Geovanni Barrios Moreno, apenas consiguió siete y su compañero Marco Antonio Elejarza Yáñez logró seis.

A cada una de esas cifras se le sacó el porcentaje que representa respecto a las 79 mil 745 firmas de apoyo que requieren y que deben de provenir de cuándo menos 22 municipios de la entidad, porque esa cantidad representa el tres por ciento del listado nominal con el cual se llevarán a cabo las elecciones locales del cinco de junio venidero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here