Poner la otra mejilla o afilar el hacha

0
1162

Piensa mal y le atinas, escuchamos con frecuencia. La pregunta es ¿en qué utilizó la anterior legislatura al Congreso del Estado memorias USB por valor de 150 mil pesos?.

A precios de menudeo cada una anda en 150 pesos, lo que significa que se compraron mil de ellas que, es obvio, no sirvieron en tareas Legislativo.

Si seguimos pensando mal, fueron a parar a los “ahijados” del pastor de esa legislatura, Gerardo Peña Flores, quien  en sus afanes rumbo a la candidatura al gobierno del Estado, apadrinó graduaciones de estudiantes como la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo.

Es costumbre que los políticos utilicen fondos públicos en promoción a puestos de elección popular y con mayor razón en época de campañas. Fue candidato por Reynosa pero perdió en las urnas ¿hacia allá el dinero?.

No sorprendió que el nuevo pastor, Armando Zertuche Zuani, expusiera ante la prensa irregularidades por 30.2 millones de pesos –en que se encuentran las memorias-, para lo cual citó a ex funcionarios que no le hicieron caso. La ex jefa administrativa  no quiso ni recibir la notificación.

¿Por qué no citó directamente a Peña? El que sea diputado federal con goce de fuero, no lo exime a una “invitación” para que aclare inconsistencias en las cuentas pendientes.

Se nos hacen pocos los 30 melones, en seis meses, si el Congreso registra para el 2021 un presupuesto cercano a los 300 millones de pesos junto con la Auditoría Superior.

En esa “cola” no solo cabe responsabilidad a Peña sino al sucesor, Félix “Moyo” García Aguiar, el último coordinador parlamentario, el que  entregó el “changarro” a la bancada mayoritaria Morena.

La respuesta de allá para acá no se hizo esperar. Con  mucha soberbia y envalentonado, Gerardo envió de urgencia un boletín de prensa acusando a los morenistas de mentir, y con la amenaza de que los mantendrán “con lupa” y muy bien vigilados los próximos tres años.

Pasaron dos meses desde que Zertuche asumió el mando del Congreso. Se ha conducido en un marco de cortesía y respeto, tanto que “invitó” a quienes tienen cuentas por pagar a que acudan a devolver el dinero o justificar con papeles de en qué lo gastaron.

¿De veras cree que le van a regresar efectivo? Menos ex diputados que se asignaron un “bono de retiro” de cien mil del águila cada uno.

Muy inocente Don Armando, como si no conociera a los panistas en su política del azadón, “bañarse” solos y cubrirse en el manto de impunidad que les da la administración azul.

La respuesta de Peña fue altanera y violenta ¿le va a poner la otra mejilla? Más le vale al sicólogo que empiece a afilar su hacha y preparar la guillotina. Mientras no manden a alguien al bote, no  habrá escarmiento para los pillos.

Si el brazo de la Ley no les esculca los bolsillos, nunca van a regresar el billete, y menos si fue a parar a la campaña política de Reynosa para  comprar miles de “gallinas ponedoras” que por traileres se regalaron en los ejidos.

Ponte águila Zertuche, estás hablando con bribones dispuestos a no ser castigados. Si te descuidas te van a tumbar del pastoreo de la 65 legislatura.

Y hablando de los morenos, las encuestas todas los dan favoritos para ganar la gubernatura. Pero el enemigo lo tienen la interior, siguen divididos.

Prueba de ello es el mini “cónclave” (selectivo) al que habría convocado el delegado del CEN, Ernesto Palacios Cordero, efectuado el sábado en esta capital, que para llamarlos a la unidad y no agresión.

No asistieron dos de las principales figuras, José Ramón Gómez Leal y Américo Villarreal Anaya. El senador se hallaba en sus oficinas en la Cámara en plan de chamba.

No fue precisamente un encuentro con los precandidatos seleccionados para ir a la encuesta. Le metieron basura como Enrique Torres Mendoza –supuesto presidente estatal- y otros “maiceados” acusados de alta traición a los de su clase.

En el fondo debió haber sido la razón por la que no asistió Américo –si es que fue invitado-, porque, además ¿Ernesto Palacios tiene estatura para llamar a los cuatro a la cordura?.

Presentes Héctor Garza González, Adrián Oseguera Kernion, Guadalupe Covarrubias Cervantes, Maki Ortiz Domínguez, Adriana Lozano, Ursula Salazar, Olga Sosa Ruiz, Claudia Hernández, Enrique Torres, Edna Rivera, Jorge Salomón, Carlos Turrubiates y Luis Torre Garza ¿y los demás?.

Por cierto, el detalle al salir de la reunión. Cuando los periodistas entrevistaban a Rodolfo González Valderrama, alguien desde en frente gritó ¡Gobernador!, a lo que él respondió con naturalidad: “Dios te escuche, hijo”, frase que se llevó el contenido noticioso.

En la otra esquina, la figura de “El Truco” Verástegui reunió a 15 mil almas en la zona Tampico-Madero que se sumaron al proyecto “Todos por Tamaulipas”.

Lucero Guadalupe Ornelas Puga -¿quién es?-, persiste en sancionar a González Valderrama por actos anticipados de campaña, uso de recursos públicos y promoción personalizada. Cuando el IETAM lo liberó de sanción, apeló al TRIELTAM y, cuando este ratifica, recurrió al TRIFE ¿fuego amigo?.

Fe de erratas y mea culpa del autor: En la última colaboración, “Gobernadores ¿de qué edad los queremos?, se dieron errores involuntarios, no en la fecha de nacimiento de Héctor Martín Garza González y Ricardo Quintanilla Leal sino en la sumatoria de la edad que ahora tienen. Y del PAN, “El Truco” Verástegui no es el más “chavillo” sino Gerardo Peña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here