Legislaturas, lo caído caído

0
1228

Aquello que es bueno en ese asunto de las reclamaciones de presupuesto que hace la actual Legislatura del Congreso del Estado de Tamaulipas a la anterior, es que, algunos de los que pueden dar cuenta de los más de 30 millones de pesos que dice el Diputado plurinominal Armando Zertuche Zuani que no están bien comprobados, están allí como es el caso del Diputado reelecto de Nuevo Laredo, Félix García Aguiar, quién además estrena chamba como dirigente de su partido, el PAN en esa ciudad fronteriza.

Por lo pronto, en la sede Legislativa comenzaron las pachangas para celebrar el cumpleaños número 64 del presidente de la Junta de Coordinación Política y que supone varias reuniones con diferentes actores, pero, fue en un diálogo con los representantes de los medios de comunicación en dónde hizo la denuncia de esa cantidad de millones de pesos correspondientes a bono de salida de los anteriores Diputados, un renglón de gastos a comprobar, otro de adeudos de ejercicios anteriores, el de impuestos, retenciones y proveedores, además de otro relativo a la afectación anticipada del presupuesto.

Cada uno tiene la cantidad reclamada y el mayor tiene que ver con el bono de salida para los exdiputados, que fue de nueve millones 100 mil pesos, el otro es el de gastos a comprobar por siete millones y medio de pesos, en tanto que, el menor corresponde a los adeudos de otros ejercicios presupuestales, que fue de dos millones 400 mil pesos.

Todo está bien claro en las cuentas que sacó el titular de la Junta de Coordinación Política, sin embargo, se queda en el renglón de los reclamos o de plano de las cosas a exhibir, porque en ningún momento mencionó que presentará una denuncia, mínimo ante la Contraloría interna, la del Estado, la Auditoría Superior del Estado, la Fiscalía General de Justicia de la entidad o mínimo ante el Tribunal Administrativo de la entidad, por tanto, la cifra de los 30 millones de pesos de inconsistencia se quedará para que los ciudadanos la registren como una simple fechoría de los anteriores Diputados.

Ahora, porque o dijo Zertuche Zuani que citarán al Diputado Federal plurinominal Gerardo Peña Flores, su paisano de Reynosa, para que declare y aclare porque dispusieron de todo eso dinero en forma discrecional y de paso, que haya precisión respecto a cuál fue el impacto negativo que tuvo la Legislatura o al menos que se dejó de hacer porque esa cantidad de dinero la usaron para asuntos personales, tipo gratificación por la chamba realizada en los dos años que estuvieron como Legisladores.

Nada se habló de que, quienes estuvieron como responsables del área administrativa en el Palacio Legislativo acudan para que expliquen en función de que se usaron tres de los cinco rubros que suenan extraño a los ojos y oídos de cualquiera, el de bono de salida, gastos a comprobar y afectación anticipada del presupuesto.

Que este tema se quede en la agenda de los medios de comunicación tiene poco sentido, porque es una información simple que, visa desde la acera de enfrente, mal pudieron hacer los Diputados si no se daban un bono de salida porque ellos determinaron que eran merecedores de una cantidad extra, también que debieron echar mano de los recursos en forma anticipada para completar los compromisos por la terminación de la Legislatura.

Quien puede negar que, si el recurso de gastos a comprobar se hubiera quedado allí, ahorita fuera destinado a las pachangas de este fin de mes y del que viene, sea para el festejo de cumpleaños o las posadas del mes de diciembre que ya está a la vuelta de la esquina.

Llámense como se llamen las inconsistencias quedan fuer de foco si se piensa en el refrán popular de que, lo caído caído.

 

Los otros.

 

Los estudios de preferencias de los tamaulipecos para la sucesión gubernamental mantienen a los mismos personajes que fueron señalados ya como los posibles precandidatos, Jesús Nader Nasrallah y César Verástegui Ostos por el PAN, Enrique Cárdenas del Avellano y Ramiro Ramos Salinas por el PRI, Gustavo Cárdenas Gutiérrez y Arturo Diez Gutiérrez por el Partido Movimiento Ciudadano y los cuatro del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN, Rodolfo González Valderrama, Olga Sosa Ruiz, Maki Ortiz Domínguez y Américo Villarreal Anaya.

 

Incluso, hasta diseñan escenarios de para la confrontación de algunos de los mencionados, aunque la realidad es que la disputa está cerrada entre el PAN y el PMRN, en tanto que, las probabilidades para el PRI y el PMC, son menores.

 

Todavía quedan algunas semanas en las cuales las preferencias se moverán de arriba abajo y quizá para principios de año la definición se haga manifiesta, aunque aquello que es cierto es que, la ciudadanía que tiene credencial de elector vigente, todavía no se mueve en dirección alguna se mantienen agazapados y en su momento calificarán de asertiva o no asertiva la designación de los precandidatos pronto y de los candidatos después y, quizá para mediados de la campaña proselitista de quienes estarán en la boleta electoral, las personas se definan por mantener la alternancia que se dio en el 2016 o de plano protagonizan otra.

 

Por el rumbo del Ayuntamiento, las denuncias del Contralor Sergio Estrada Cobos no espantan a nadie y si tiene engañado al alcalde Eduardo Gattás Báez, con el hecho de que recuperarán los dineros que dicen no encontrar de la primera administración que tuvo la alcaldía, tendría que comenzar por armar un expediente creíble y soportado con documentos, para que los exfuncionarios temblasen, pero, la verdad los reclamos del Contralor son gritos en despoblado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here