El destape de Chucho Nader.

0
1067

Por Oscar Díaz Salazar.

Al modo y estilo característico de los panistas, así fue el acto que señala el destape del presidente municipal de Tampico, Jesús Nader, como aspirante a conseguir la nominación panista para ser el candidato a gobernador en el 2022.

En casa, arropado por los suyos, en un recinto abarrotado de individuos clasemedieros a los que les va mejor la descripción de sociedad civil, que la de pueblo, acompañado de medio millar de panistas, así fue el evento en el que Chucho Nader hizo público su deseo de convertirse en el abanderado de Acción Nacional en la contienda por la gubernatura.

Por las características del evento, por el regreso a las formas y modos que identificaron por muchos años a los panistas, se entiende que Chucho Nader quiere ser, primero que todo y antes que todo, el candidato de los militantes y simpatizantes del Partido Acción Nacional.

Contrasta por esa razón el evento del panismo tampiqueño, con los actos del otro aspirante, que sin contar aún con el beneplácito y la preferencia de sus compañeros de partido, ha salido a reunirse con conglomerados humanos, a los que se les puede aplicar la descripción tamalera de ser de azúcar, de chile y de manteca. Por esa y por muchas otras razones, el candidato de los panistas, de los auténticos panistas, de los que militan por convicción e identificación doctrinaria con el partido fundado por Manuel Gómez Morin, ese es el presidente municipal de Tampico, Tamaulipas.

Por las restricciones que señala la ley electoral para hacer proselitismo a quienes son servidores públicos, Chucho Nader no pudo decir mucho, aunque lo sepa hacer y además lo haga bien. Pero tampoco fue un invitado de piedra, o para ser más precisos: un anfitrión de piedra… Como ocurre con otros. Dijo lo necesario: «que si va a participar y que va a esperar el método de selección del partido», agregando que cualquiera que sea el método le va a entrar.

El destape de Chucho Nader, el gran y único triunfador de las elecciones del pasado mes de junio, del universo de políticos panistas tamaulipecos, provoca entusiasmo en la militancia albiazul, que lleva varias semanas en profunda depresión, luego de la derrota contundente en las urnas electorales y, por si algo faltara: después de escuchar a su dirigente nacional Marco Cortés, vaticinando la derrota del PAN en seis de las siete gubernaturas que se van a disputar el año próximo, incluyendo Tamaulipas.

Chucho Nader empieza bien. Va por la preferencia de los auténticos panistas, antes que convocar a los tránsfugas de otras fuerzas políticas o a los enemigos históricos a los que nada importa, ni ideologías ni principios, nada más allá del poder y el manejo del dinero público.

Desde mi perspectiva, la carrera por alcanzar la nominación del PAN se queda con dos punteros que abiertamente hacen su esfuerzo: Chucho Nader y César Verastegui; y dos mas que aguardan pacientemente a que las circunstancias y la decisión de Francisco N les favorezca: Gerardo Peña y Mariana N.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here