¿Y la regularización?

0
1189

El proceso para la regularización de vehículos de procedencia norteamericana que circulan de manera ilegal en el país, sigue siendo un verdadero misterio.

Todavía es fecha que no se emiten las reglas de operación y eso ha dado origen a un ingreso desmedido de autos y camionetas, provenientes de la zona norte, cruzando por municipios de Tamaulipas y llegando incluso, al interior del país.

Hasta ahora, sólo se sabe que los propietarios de ese tipo de vehículos pagarán dos mil 500 pesos ¿por derechos de importación?, ¿legalización? ¿Regularización?, no se sabe que concepto.

También se desconoce de qué a qué modelo se podrá legalizar la estancia legal de autos y camionetas e incluso, si entrarán aquellos modelos considerados de lujo o deportivos.

Y mientras el Gobierno de la República no avanza en el proceso, los que se dedican a la compraventa y traslado de unidades, siguen vendiendo incluso, con hasta elevados precios, a sabiendas de que tarde o temprano vendrá la legalización.

Algunos personajes como el entonces director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores ARTURO LÓPEZ GARZA asumieron posturas en contra de una medida como la que está por venir.

Lo secundó MARIO GUERRA y hasta los directivos de la AMDA se opusieron por todo lo que implica, legal lo que entró y circula de manera ilegal en Tamaulipas como en otras partes del país.

Y aunque pudieron detener la medida, habrá que decir que finalmente, todo parece indicar que llegarán a una lucha perdida, producto del populismo.

Organizaciones como la UCD, Unappafa, Unam y otras “bis”, cuentan con un listado o padrón de propietarios de autos y camionetas americanas, susceptibles de nacionalización.

Sin embargo, al igual que los propietarios, no saben más allá que de las buenas intenciones.

Lo ideal sería que el proceso inicie hasta enero, para evitar que los propietarios de esas unidades, tengan que pagar los dos mil 500 pesos de nacionalización y poco más de mil 600 por concepto de la entrega de placas, engomado y tarjeta de circulación.

Y es que, de hacerlo en lo que resta del año, implicaría volver a pagar por el mismo concepto estatal, a inicios del 2022.

El Jefe de la Oficina Fiscal EDUARDO MONGE está a la espera de que el Gobierno de la República determine las reglas de operación o bien, los mecanismos para este proceso de legalización o regularización de autos y camionetas de procedencia norteamericana.

Es decir, todo aquel involucrado en el tema, está a la espera de que el Gobierno de la República despeje las dudas anteriormente escritas y otras que podrían venir, una vez que se inicien trámites administrativos y legales para este proceso. En fin.

El proceso para la regularización de vehículos de procedencia norteamericana que circulan de manera ilegal en el país, sigue siendo un verdadero misterio.

Todavía es fecha que no se emiten las reglas de operación y eso ha dado origen a un ingreso desmedido de autos y camionetas, provenientes de la zona norte, cruzando por municipios de Tamaulipas y llegando incluso, al interior del país.

Hasta ahora, sólo se sabe que los propietarios de ese tipo de vehículos pagarán dos mil 500 pesos ¿por derechos de importación?, ¿legalización? ¿Regularización?, no se sabe que concepto.

También se desconoce de qué a qué modelo se podrá legalizar la estancia legal de autos y camionetas e incluso, si entrarán aquellos modelos considerados de lujo o deportivos.

Y mientras el Gobierno de la República no avanza en el proceso, los que se dedican a la compraventa y traslado de unidades, siguen vendiendo incluso, con hasta elevados precios, a sabiendas de que tarde o temprano vendrá la legalización.

Algunos personajes como el entonces director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores ARTURO LÓPEZ GARZA asumieron posturas en contra de una medida como la que está por venir.

Lo secundó MARIO GUERRA y hasta los directivos de la AMDA se opusieron por todo lo que implica, legal lo que entró y circula de manera ilegal en Tamaulipas como en otras partes del país.

Y aunque pudieron detener la medida, habrá que decir que finalmente, todo parece indicar que llegarán a una lucha perdida, producto del populismo.

Organizaciones como la UCD, Unappafa, Unam y otras “bis”, cuentan con un listado o padrón de propietarios de autos y camionetas americanas, susceptibles de nacionalización.

Sin embargo, al igual que los propietarios, no saben más allá que de las buenas intenciones.

Lo ideal sería que el proceso inicie hasta enero, para evitar que los propietarios de esas unidades, tengan que pagar los dos mil 500 pesos de nacionalización y poco más de mil 600 por concepto de la entrega de placas, engomado y tarjeta de circulación.

Y es que, de hacerlo en lo que resta del año, implicaría volver a pagar por el mismo concepto estatal, a inicios del 2022.

El Jefe de la Oficina Fiscal EDUARDO MONGE está a la espera de que el Gobierno de la República determine las reglas de operación o bien, los mecanismos para este proceso de legalización o regularización de autos y camionetas de procedencia norteamericana.

Es decir, todo aquel involucrado en el tema, está a la espera de que el Gobierno de la República despeje las dudas anteriormente escritas y otras que podrían venir, una vez que se inicien trámites administrativos y legales para este proceso. En fin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here