COMAPA, historia del día día

0
884

Hace más de dos semanas en pleno centro de Ciudad Victoria, apareció una enorme fuga de agua, de esas que parece no ocuparle ni preocuparle a la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, porque no existe un criterio definido para reparar cualquier fuga con toda urgencia en virtud del desperdicio del vital líquido, ese que los habitantes reclaman con vehemencia al organismo operador y que no provee de forma adecuada.

En la capital de Tamaulipas, el desperdicio de agua potable es mayúsculo, incluso, hay sectores en los cuales las fugas son eternas como en aquellas que se localizan en las faldas de la Sierra Madre Oriental, pero, la que se ha referido aquí, está localizada en la Calle Mina entre seis y siete, es tan manifiesta la ruptura de la tubería en medio de esa rúa que, los mecánicos que hay por ahí colocaron llantas viejas para que los automovilistas no caigan en el pozo de agua.

Por la pendiente natural de las calles en ese rumbo, el agua que sale de la tubería rota, corre por la calle Mina hasta el cinco y de ahí hasta la calle de Berriozábal, para seguir su curso hacia el abajo y acumularse en las inmediaciones de la calle dos, porque ahí se hace una cuneta, desde luego seguir el rastro del agua que se desperdicia en una momento en que hay escases en más de las dos terceras partes de los hogares de Ciudad Victoria, lastima los pavimentos de tal manera que, cuándo pasa por los baches ocasiona que se hagan más grandes, es decir, dos problemas en uno.

Hace años, algunos ingenieros de esos que le tenían amor a la camiseta y que estaban en contra del desperdicio de Agua, debido a las fugas, como el ingeniero René del Cid, establecieron brigadas de emergencia para la reparación de fugas, grupos de trabajo que quizá ya no existen porque ahora las prioridades en la COMAPA son de otro tipo, aunque, aquello que es peor, es la versión en el sentido de que las fugas permanecen días y semanas completas ya que el área responsable de las fugas carece de material para tapar el desperdicio de agua.

Ese tipo de situaciones quizá conecte con la versión que corrió esta semana pasada en el Ayuntamiento de Victoria, en el sentido de que el recién nombrado gerente de la COMAPA, ingeniero Eliseo García Leal, podría dejar su cargo, ya que el asunto del organismo operador no es técnico, sino financiero y la sola posibilidad de que un experto en asunto de agua y drenaje hiciera cualquier tipo de comentario que llevó a pensar en la posibilidad de dejar el cargo, es un indicador claro de la quiebra en que se encuentra la institución.

Si esto no fuera así, en la oficina que rentan sobre la avenida 16 y su cruce con la calle Michoacán, ya el servicio de energía eléctrica se hubiese restablecido, pero, todavía está la planta de luz que trabaja con diésel para que los empleados de COMAPA atiendan a los usuarios que van a pagar y a realizar trámites relativos a su servicio.

También es evidente que no hay recursos porque los cajeros automáticos que funcionan en ese mismo lugar están descompuestos y ahora los guardias se encargan de pasar a las personas que pagan sus recibos con las personas que dan el servicio de cajeros en las ventanillas al interior del edificio.

Haya sido quien haya sido el responsable de la difícil situación del organismo operador uno de los que, al igual que la COMAPA de Altamira llegaron a ser ejemplo de funcionalidad y operación, de manera que hasta sus estados financieros reportaban números negros y ahora las dos instituciones engrosaron la larga lista de COMAPAS en números rojos o como dicen los gringos en quiebra, pero, si declararlo.

Historias de la vida real y del día a día, que, 20 años atrás del 2018, ya no se contaban, porque el abasto de agua potable se había garantizado por más de dos décadas con la construcción del acueducto de la Presa Vicente Guerrero y, en verdad, jamás nadie llegó a pensar que la Comisión Federal de Electricidad le cortara la luz a la Comisión de Agua porque acumularon adeudos muy elevaos y, si no le hacían de esa forma, no les pagarían.

Los otros

Este sábado fue Día del Médico. Todos tienen un profesional de la salud cerca, así que, felicitarlos y desearles para bienes, en especial a aquellos que atienden pacientes de COVID-19, debió ser una decisión correcta. Felicidades a Doctoras y Doctores.

La despreocupación que hay en los nuevos hombres y mujeres públicos del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN, sobre la desquebrajada estructura de ese partido, demuestra que las elecciones para ellos son cosa de circunstancia, aunque, para su fortuna estuvieron ellos allí, para lograr posiciones electorales con votos no cultivados por ellos, sino porque otros los sembraron y ellos solo se beneficiaron, sin hacer nada y lo peor, tampoco saber nada de estructuras partidistas.

Si esto último fuere el caso, cualquiera podría pensar que la falta del comité estatal del PMRN, a unos meses de las elecciones, equivale a ir a la guerra sin fusil, ya que, la policía se hace sobre estructuras, no sobre palabrería o promesas baratas.

Más claro, si los diputados que despachan desde hace casi un mes en el Congreso del Estado no se hubiesen beneficiado con los votos cultivados por el presidente Don Andrés López Obrador, no estarían allí y sus lugares fueran ocupados por panistas y priístas, quizá uno o dos más del Partido Movimiento Ciudadano.

Llama la atención en forma poderosa que los hombres y mujeres públicos del PMRN, crean que la estructura no cuenta y hasta dejen correr el peso de las deudas que tiene el su partido con proveedores de bienes y servicios, en el profesor Enrique Torres Mendoza un hombre al que los colaboradores que tuvo se fueron con los recursos y lo dejaron sin un centavo para sufragar los gastos del partido del presidente de la República.

También el hecho de que crean, como lo hizo ver el Diputado por Victoria, Juan Vital Román, que con los nombramientos de Luis Ernesto Palacios Cordero como delegado del comité Nacional y del reynosense José Ramón Gómez Leal como Coordinador de estructuras, no hace falta que haya presidente del Comité Estatal, es para dar risa, si se toma en cuenta que nada es más satisfactorio para cualquier precandidato o candidato que contar con el soporte real de la estructura de un partido para contender en las elecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here