Un síndico de ornato. 

La nota se ha leído 1252 veces

Sin duda que el municipio de Victoria, no sólo adolece de un alcalde, de regidores, sino de un síndico que al final se volvió independiente de ese tal Xico. Sino que este sínico, perdón síndico municipal de Victoria que lleva por nombre, Luis Torre Aliyán, se ha convertido en un verdadero funcionario de ORNATO.

Digo esto, porque llego en esa maldita planilla de este sujeto de marras de Xicoténcatl González Uresti y que buscaban servir a Victoria. Hoy han sido todo lo contrario; es decir candil de la calle y obscuridad de su casa.

Pero, ahora este sujetillo marras que se dice síndico, se volvió independiente de quien sigue siendo su amo es tal zumbador de pacotilla y que ambos, junto con el cabildo, ya no digo funcionarios, tienen a la capital de Tamaulipas, en un chiquero, perdón por esos animalitos que ante estos son más limpios.

Hay que recordarle a este personaje que anda hoy en las colonias de Victoria, llamando la atención, llevando alimentos y demás, porque busca ser alcalde. Hágame usted el favor. Esto es una vergüenza, porque este síndico no ha pasado de maceta de ornato del patio trasero de su casa.

A este Torre Ayilán, se ha pasado de rosca, porque como abogado que dicen que es, por cierto, hace algún tiempo, por medio de su despecho llevo un trabajo particular a una empresa de Victoria; es decir se encargó de hacer contratos individuales a los trabajadores de esa empresa y que al final no se llevó a cabo, porque según se supo se perderían muchos derechos.

Por lo tanto, a este sujetillo de marras, no ha tenido los tamaños o tiene miedo hacer las cosas con la Ley en la mano, porque si es abogado como dice que es, le está faltando respeto a la embestidura, porque desde tiempo debió de actuar en consecuencia en contra no sólo de su edil, sino también de la COMAPA de Victoria, debido a que tanto el Ayuntamiento como este organismo de agua han violado la Constitución, no de Tamaulipas sino del país.

Ante ello, este licenciadillo de pacotilla, se ha quedado callado, se ha ido por la tangente, no ha querido agarra el toro por los cuernos, se ha dedicado a vociferar nada más en los medios y redes sociales a su antojo, cuando debe de promover un amparo y llevar a la justicia a este indolente alcalde que se tiene en Victoria, como al propio gerentillo de la Comapa de Victoria, ambos repito por violar la Constitución y el derecho humano al agua, por citar algunos puntos.

Pero, no anda lambisconeando nada más como sínico que es, cuando hoy más que nunca debe ejercer su profesión y dejar un lado lo político, porque para ello, le falta mucho, está muy verde, ya que en sus propias narices ha visto cómo se viola el artículo 115 Constitucional, como el cuarto referente al derecho humano, al agua.

No hemos visto, ninguna acción en ese sentido, de parte de este licenciadillo de pacotilla y que cobra por desgracia como síndico del Ayuntamiento de Victoria, una de las peores administraciones municipales que ha tenido la capital de Tamaulipas, Ciudad Victoria.

Hoy se tiene en el municipio de Victoria, un síndico de ornato y que no alcanza a ver más de una mesa de cabildo.

Por hoy es todo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here