“¡Pepe Walle no les va a fallar!”

0
1467

Murió a los 66 años Jose Walle Juarez. Todo un personaje que supo vivir intensamente: fue compositor, polí­tico (llegó a ser Diputado del Congreso del Estado), lí­der gremial. Pero lo suyo, lo suyo, fue el periodismo en donde con trabajo diario, paso a paso, de aprendiz de reportero logró llegar a ser Sub Director de El Diario de Cd. Victoria.

A finales de década de los 80, andaba Pepe Walle en sus treinta y tantos años. En El Diario cumplí­a él dos funciones: era el reportero de Aeropuerto y era el Jefe de Redacción. Para cumplir su primera tarea salí­a muy tempranito de su casa—donde viví­a con su esposa e hijos—en la colonia López Portillo para llegar a las oficinas de periódico en el 20 Allende donde ya le tení­an preparado un paquete con unos 50 ejemplares y se dirigí­a entonces al aeropuerto Pedro J. Méndez donde entrevistaba a polí­ticos, funcionarios, empresarios y artistas que iban y vení­an a la capital del estado.

Recuerdo claramente que el cantante tamaulipeco Cuco Sánchez iba a venir a la Feria de Victoria y Pepe Walle, feliz me contaba… “¡va a venir Cuco Sánchez, yo lo admiro mucho, ya sabe es el paisano de Altamira… que compuso… de Altamira, Tamaulipas, traigo esta alegre canción!” Total que llegó el dicho dí­a. El canta-autor bajó del avión. Y Walle, con todo el entusiasmo de fan y reportero a la vez, lo abordó. Pero Cuco Sánchez no andaba de humor, le medio contestó dos preguntas, y luego, soberbio, ya no quiso saber nada de su fan-reportero.

–¿Cómo le fue con Cuco Sánchez?, le pegunté al verlo por la tarde.

–“¡Nombre, ni me lo mencione!. ¡Inche pelao, sangrón!”

Y es que además de su pasión por el periodismo, Pepe Walle también tenia pasión por la música, compuso un buen de canciones.

Con el paso de los meses y los años, a principios de los años 90 fue ascendido a Sub Director, repartiendo su tiempo entre el periodismo y la composición musical. Era común verlo en las noches en su oficina de Sub Director atendiendo sus funciones y acompañado de dos o tres guitarristas, poniéndole musica a sus composiciones.

También por esos años se aplicó para organizar a la gente de los diversos diarios, agrupándonos en la Asociación Unica de Periodistas de Cd. Victoria. Hasta el Gobernador de Tamaulipas de aquel entonces nos recibió en su despacho de Palacio de Gobierno. A su toma de protesta concurrió el Rector de la UAT, el alcalde y y un sinnumero de personalidades.

Incursionó también en la polí­tica. Y llegó a ocupar una curul en la sede del Congreso del Estado. En algún momento dado fue suplente de un candidato a legislador. Hací­an campaña juntos, el candidato propietario y el candidato suplente. Y recuerdo como un dí­a en un mitin, el candidato titular le cede el micrófono y dice entonces Pepe Walle.. “ya aquí­ el candidato les hizo varias promesas… ¡nomas les digo, si aquí­ el licenciado no les cumple, aquí­ esta su amigo Pepe Walle, que no les va a fallar!”

Todo un personaje Pepe Walle. En algún diciembre en las oficinas del periódico lo recuerdo muy feliz. Nos acababan de pagar el aguinaldo. Y ya ven que en aquella época te pagan con dinero en efectivo. Nada de cheques o depósitos bancarios. Y Pepe Walle, bien feliz, desplegó los billetes de cien pesos como abanico, para echarse aire en la cara… bien contento. Y vaya que un buen aguinaldo, pues era el Sub Director. La ultima ocasión—hará cinco meses– que lo saludé fue en una funeraria. Lo vi rebosante de salud. Llegó acompañado de su mujer. “Vengo a cumplir con el amigo que se nos adelantó, me dijo. José Walle Juárez. En paz descanse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here