Trabajo mata grilla

0
1689

Aunque todaví­a no se oficializa, todo parece indicar que FERNANDO CAMPOS MARTíNEZ dejará de ser el titular del Instituto de Capacitación para el Empleo en Tamaulipas. Quienes más lo van a resentir y, esperemos que eso no se refleje en el rendimiento, serán los estudiantes. Y es que, en los años que estuvo como director del Itace, CAMPOS MARTíNEZ propició un acercamiento que genero confianza con los estudiantes, a quienes apoyo de diversa manera, para que ninguno de ellos se quedara en el camino y finalmente terminara su preparación para desempeñar un oficio, que les permita seguir con sus estudios y especializarse. No fue fácil, sobre todo, porque al Instituto llegan a estudiar de diferente estrato social. Aun así­, FERNANDO se consolidó por sus obras y acciones, porque así­ como destacaba la labor de quienes sobresalí­an, impulsaba a los que querí­an quedarse atrás. Quizá por ello, el Itace tuvo un reconocimiento nacional, algo que jamás se habí­a logrado por quienes antecedieron a FERNANDO CAMPOS. Aunque le costó varios años, hoy el Instituto para la Capacitación del Empleo es otro, con un ambiente estudiantil ameno, dinámico, dispuesto a superar desafí­os. Con un orden en lo económico como lo administrativo, una infraestructura digna de las mejores instituciones, con unidades que sin costo trasladan a sus estudiantes y aulas acondicionadas para la impartición de los programas educativos. CAMPOS logró, lo que no consiguieron otros. Con los estudiantes convivió, jugó partidos de futbol, cantó, convivió, entregó uniformes a los equipos, aportó balones, inauguró la plaza del estudiante, participó en foros, firmó convenios y sobre todo, recibió el respaldo del Gobernador FRANCISCO GARCíA CABEZA DE VACA con la entrega de autobuses, aires acondicionados y otra serie de apoyos para que el Itace, alcanzara el estatutos del que hoy goza. FERNANDO sabe que en polí­tica como en la administración pública, lo que importan son los resultados. De hecho el mismo FER habí­a planteado la posibilidad de dejar el Itace, pero no se lo habí­an permitido, sabedor de que  la obra prácticamente ya estaba terminada, no habí­a más que hacer. Por ello no debe causar sorpresa su salida de dicho Instituto, porque al final de cuentas, las instituciones se quedan, los hombres van de paso. Desde luego que CAMPOS MARTíNEZ adquirió experiencia, conocimiento y madurez en muchos de los aspectos que le van a permitir, abrirse paso, no obstante a la “guerra sucia” que se ha emprendido en su contra. Es de la idea, de que los cambios son para mejorar, pero sobre todo, de que siempre vendrán cosas mejores. Tiempo tendrá para prepararse y esperar lo que pudiera venir. Capacidad y conocimiento le sobra. ¿El reto para el que llega? Sin duda que no solamente tendrá que igualar, sino superar lo hecho por FERNANDO CAMPOS, algo que se antoja difí­cil. Veremos y diremos.

LOS MANCHADOS

La nota y no precisamente buena, la dio el Subsecretario de Desarrollo Económico JESíšS VILLARREAL CANTíš, cuando dejó en claro que, dependiendo del número de casos covid-19 que registre cada municipio, se podrá regresar al periodo de cuarentena, es decir, cerrar nuevamente los establecimientos comerciales. El primero de ellos podrí­a ser Reynosa, donde el número de casos de covid-19 es por demás elevado y por tanto, podrí­a cerrarse establecimientos comerciales no esenciales y prestadores de servicios en general. Desde luego que en gran parte se debe, a la apertura al cien por ciento de los negocios en el Valle de Texas, cuyos residentes al cruzar hacia Tamaulipas podrí­an ser portadores del virus, de ahí­ que se haya disparado en esa población fronteriza de la entidad. Durante semanas, la pandemia no pintaba en Reynosa, como sucedió en Matamoros o Victoria. Ahora que lo es, persiste el riego de volver a cerrar las puertas de esos negocios. La polí­tica será la misma a seguir en el resto de los municipios, de ahí­ la importancia de que la gente ya no tanto se quede en casa, sino que use cubrebocas, gel antibacterial en manos y sobre todo, mantenga la sana distancia. De otra forma, regresarí­amos otra vez a la cuarentena. En fin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here