Sigue la herida…

0
2548

El 23 de marzo de 1994 es un fecha histórica para México, el paí­s vivió uno de sus dí­as más aciagos, nos mataron al candidato que, hay que decirlo, no era del PRI sino de la esperanza para no aterrizar, precisamente, donde ahora estamos; la inseguridad, pobreza, impunidad, corrupción, Luis Donaldo Colosio representaba, por lo menos en el discurso, un cambio.

Lomas Taurinas, Tijuana, la música de la culebra solo pudo ser opacada con un par de disparos accionados por la mano de un tal Mario Aburto, un hombre que según la autoridad dijo ser caballero águila y a quien presuntamente no pudieron arrancarle la declaración sobre el origen de su odio o acción contra Luis Donaldo Colosio aunque el colectivo ni la necesitaba, el pueblo habí­a dictado sentencia, al candidato lo mató el sistema en ese tiempo liderado por Carlos Salinas de Gortari y en el que, ahora sabemos, están todos los más encumbrados de la polí­tica, panistas, perredistas y de todos los colores habidos y por haber.

Lo sabemos, que casi todos los polí­ticos parecen lo mismo, con lo que algunos califican como pruebas, ejemplo, aquel video de esa fiesta de El Jefe Diego al cumplir sus 75 años, nomás por citar un dato, en esa convivencia estaban Salinas, Felipe Calderón, los foxistas, los peñistas, y no se vaya con la finta de que eso es ahora, la realidad es que son actos que se ha dado de siempre.

Colosio habló en su momento del hambre y sed de justicia que padecí­amos, y padecemos, los mexicanos, de cómo la autoridad era cómplice de la impunidad, de cómo  la corrupción campeaba a lo largo y ancho del paí­s.

Por supuesto que hablo de la delincuencia, de la urgente necesidad de hacer más efectivos los sistemas judiciales y de procuración de justicia y, si, se centró en la pobreza, en una desigualdad que ya lastimaba y que hoy dí­a está más marcada que nunca.

Del 23 de marzo de 1994 a la fecha han pasado 26 años, un sexenio tricolor, dos sexenios panistas, el retorno del PRI al gobierno federal, Andrés Manuel y todo, o casi todo ha sucedido de esa manera porque algunas cosas y en algunos temas estamos peor que en aquellos años.

México sigue sumido en la corrupción e impunidad que son los progenitores de la pobreza, delincuencia, inseguridad, una educación de cuestionada calidad, servicios de salud de calidad solo para ricos, en resumen, seguimos con hambre y sed de justicia.

La fecha es para recordar en todo el paí­s,  aunque, igual a aquel 23 de marzo de 1994, todaví­a esperamos mejores gobiernos, más justos, que de verdad promuevan la igualdad.

Ojalá la fecha nos invite a la reflexión, nos recuerde que tenemos, con urgencia, que meternos al cien en la polí­tica, participar para evitar que nos maltraten y en épocas electorales para promocionar al candidato que sepamos representa una buena opción para nuestros hijos, la familia, los vecinos, al hombre que nos pueda dar lo que necesitamos todos  y no solo sirva para enriquecer a sus seguidores cercanos o quienes se encumbren en la administración pública siguiente.

Un 23 de marzo mataron las ilusiones y esperanzas de muchos mexicanos de no estar como hoy estamos, sumidos en la impunidad, la corrupción, la pobreza la inseguridad, otra vez es 23 de marzo, otra vez son dí­as aciagos por la mala dirección del paí­s que todaví­a reciente aquella herida pero igual hay esperanzas de un nuevo ciclo que será, con nuestra participación, como nosotros queramos, encabezado por quien queramos, y que nos debe dar lo que queramos, así­, ni más ni menos.

En otras cosas… A fin de anticipar acciones ante la presencia de COVID-19 en Tamaulipas y aprender de los aciertos y la ausencia de la toma de decisiones oportunas de otros paí­ses al enfrentar la pandemia, el gobernador, Francisco Garcí­a Cabeza de Vaca, y la secretaria de Salud, Gloria de Jesús Molina Gamboa, sostuvieron una videoconferencia con la directora del Departamento de Patologí­a y Diagnóstico del Hospital Universitario de Verona, Stefania Montemezzi.

La especialista fue la responsable de la elaboración del Protocolo de Manejo Hospitalario que se sigue al recibir a los  pacientes con Coronavirus, en un estado grave o muy grave, en la región de Verona, Italia, paí­s que después de China, ha sido uno de los más afectados por la enfermedad.

Al respecto el gobernador Francisco Garcí­a Cabeza de Vaca agradeció el apoyo y compartinos las experiencias tan difí­ciles que están atravesando allá por Italia y que nos va a permitir a nosotros como Estado tomar las mejores decisiones y anticiparnos a las acciones y poder así­, salvar vidas.

Stefania Montemezzi explicó los detalles de los protocolos de atención a pacientes en salas de urgencias a las autoridades tamaulipecas y extendió algunas recomendaciones para prevenir, contener y atender nuevos contagios.

Dijo que es necesario que los hospitales y el personal de salud destinado a la atención de pacientes enfermos de COVID-19, cuenten con todos los insumos y equipos necesarios, como respiradores, mascarillas quirúrgicas, uniformes especializados, entre otros.

Reiteró que el aislamiento social, tanto para pacientes como para la población en general, es la mejor medida para prevenir y contener la enfermedad.

Finalmente dijo que el cierre de establecimientos que congregan a muchas personas es una importante acción para frenar contagios.

El Gobierno de Tamaulipas ha establecido en las últimas semanas diversas medidas, muchas de ellas anticipadas, para prevenir, contener y atender la contingencia por COVID-19, como la suspensión de clases en todos los niveles, cierre de centros turí­sticos, cierre de establecimientos que concentran a muchas personas, licencia laboral en la Administración Estatal para grupos de población vulnerables a la enfermedad, entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here