Añoramos el pasado, qué pena…

0
1209

En una encuesta virtual, prácticamente algo más parecido a un sondeo, realizada en Facebook enfrentaron al actual alcalde de la capital de Tamaulipas, Xicoténcatl González contra su antecesor Oscar Almaraz y los resultados deberí­an ser suficientes para que las autoridades locales renuncien por vergí¼enza, perdieron, apenas obtuvieron un 20 por ciento de respaldo contra el 80 por ciento que añora regresar al pasado.

Por supuesto que la administración anterior no ha sido lo mejor que hemos tenido los victorenses, con Almaraz hubo escasez de agua y sospechas de corrupción en la Comapa e igual en la asignación o la realización de algunas obras públicas, eso es precisamente lo aberrante, significa que estuvimos mejor hace tres años, que se hay un retroceso cuando se supone que en los últimos 14 meses se han gastado cerca de mil millones de pesos y que en el pasado todo se hací­a mal.

Tan mal está la ciudad que no se observa en donde esté ese dinero que se gastaron, la razón es que mucho de ese dinero se le ha regalado a los amigos o se ha pagado a empresas fantasmas o casi fantasmas, peor aún, seguimos sin agua, con baches por todas partes, con un servicio de recolección de basura deficiente y en penumbras en casi toda la ciudad con todo y que se supone, o por lo menos así­ lo presume el actual alcalde, en esta administración se han invertido más recursos que en la anterior.

Valga la cita sobre la situación en la capital de Tamaulipas y la publicación de sondeos para decir que el resto de Tamaulipas, salvo Nuevo Laredo y Reynosa que sobrepasan el 50 por ciento de aprobación, se encuentra igual, los actuales alcaldes son señalados como peores que los inmediatos anteriores lo que se puede leer como una especie de retroceso, de estancamiento en el mejor de los casos.

¿El pasado fue mejor?, obvio es que no y la prueba son los resultados de las elecciones anteriores, poco a poco el ciudadano tamaulipeco ha buscado un cambio, mejores opciones de gobierno y eso es en razón a que viví­amos en el caos, en el saqueo impune de los recursos, en el agandalle de todo lo que fuera posible-

Sí­, estamos peor ahora que se suponí­a estábamos mejor, de eso no hay duda, pero créalo, no es una opción querer retroceder y poner a gobernar a figuras desgastadas, que ya recibieron su castigo en las urnas y, por tanto, no deberí­amos estar pensando en que regresen porque solo serí­a a llevarse lo que olvidaron o no pudieron cargar hace algunos años.

Claro es, en lo que debemos pensar es en castigar a las actuales administraciones, en darles donde más les duela pero ya no elegir con rencor sino pensando en quien podrá hacer las cosas bien, de manera decente y en beneficio del pueblo.

Vaya, no debemos creer que con cambiar de partido es suficiente, no, se puede quedar la mayorí­a en el PAN, o regresar al PRI o darle oportunidad a Morena o quien se presente con una candidata o candidato decente, eso es, la exigencia debe ser a los partidos polí­ticos, los debemos obligar a presentarnos mejores candidatos, con probada trayectoria o decencia cuando nos quienes quieran el respaldo popular sean jóvenes.

Mire de que le hablo, en las pasadas elecciones los victorenses castigamos a los prií­stas porque nos tení­an sin agua, porque se veí­a corrupción y mal manejo del dinero en la Comapa y otras partes de la administración municipal pero no reparamos en que las cosas podrí­an estar peor si solo elegí­amos con rencor, en cambiar de partido por cambiar, el tiempo también nos ha castigado a nosotros, tenemos la peor administración de todos los tiempos según las encuestadoras locales y nacionales, añoramos un pasado en el que también nos maltrataron cuando lo ideal serí­a presionar y hacer lo necesario para que se caiga el actual presidente, para que quien pueda actuar para frenarle sus ambiciones lo haga y pronto.

Es para dar pena nuestra situación, pesar que el pasado fue mejor refleja retroceso, estancamiento, deterioro y una autoridad municipal que no dio el ancho, que se ganó el voto muy fácil, solo le basto mentirnos y en la situación que estuvimos no hubo de otra, le insisto, como Victoria se encuentran la gran mayorí­a de los municipio y eso, créalo, no es nada bueno para nadie, eso nos debe dar pena y más porque añoramos un pasado que no fue nada bueno para nosotros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here