Felipe,Zoon politicón

La nota se ha leído 2152 veces

 Su designación como Delegado de Gobernación,  en Tamaulipas, durante los últimos meses  del 2019,  fue interpretada, para  efectos de análisis, como   una extensión de la experiencia  y  la formación política del  Presidente  Andrés Manuel  López  Obrador.

   La decisión  que tiempo  atrás había tomado Felipe Garza  Narváez, y que a la postre resultó clave, para  explicarnos  el relevante papel que ahora juega en nuestro estado,  fue la de acudir  a la convocatoria  de AMLO, aquellos días  de junio,  en el  gimnasio de la UAT, donde juntos, un grupo de tamaulipecos   firmaron  con el tabasqueño, aquel pacto por  la democracia, que a la postre  resultaría profético. Fue  prácticamente el evento que marcó el arranque  de  recta final obradorista rumbo al poder.

  O  sea, el odontólogo tamaulipeco, se la jugó con AMLO. Le apostó  su capital político y su experiencia  al proyecto del  actual  Presidente de la república.

 Posteriormente  vendrían otros  capítulos, donde  Garza   Narváez se abstuvo de participar, aunque no sin dejar de hacer sentir  su presencia, como aliado  de la política  de la Cuarta Transformación. Digamos que FGN,  dejó que fuese  el tiempo, el que definiese  su destino político, pero  eso sí, jamás perdió el contacto con los enlaces  de AMLO.

     Muchos  de los que participaron en la lucha por posiciones, pasaron por alto que Garza Narváez  era y sigue siendo  el cuadro  con mayor experiencia política. Diputado local en  varias ocasiones, ex Presidente del PRI,  dueño de un poderoso  historial  de participación en los 43 municipios de la entidad. No fue  fortuito que en su momento , cuando se dirigía  al Gimnasio  universitario, para presidir  la firma de aquel pacto democrático,  la mirada de águila de  AMLO  lo detectó  de inmediato.

   Un rasgo distintivo de Felipe es que no ha participado del enfrentamiento  entre los morenistas. El no es de MORENA, es obradorista y  es personaje de espectro pluripartidista. Se mueve como pez  en el agua, entre la sociedad civil. Y a estas alturas, podemos decir que se trata de un zoon políticón, calificativo que también  le han dedicado al Presidente AMLO,  haciendo énfasis  en sus dotes para  manejar la llamada ciencia de gobernar.

 A la  fecha el Delegado de Gobernación en Tamaulipas, se ha  reunido lo mismo con lideres sociales y políticos, que con empresarios, con alcaldes, con funcionarios, con Delegados federales,  con periodistas y con todo aquel personaje que tiene que ver con la gobernabilidad  en nuestro estado.

  Recientemente  saludamos  al doctor  Garza   Narváez, después de que  asistió a la toma de protesta  de  un colegio de ingenieros, en el sur. Felipe  es muy  metódico en sus cosas. Guarda datos, fotografías, y todo lo relacionado con  información  sobre lo que ocurre en Tamaulipas.

 Un día  está en esta capital, pero  al día siguiente  sabemos que esté en el sur, o en la frontera.  El encargo institucional que le han asignado desde el centro del país,  le faculta a FGN  para  recorrer la entidad.  En este sentido, compartimos con nuestros  lectores, algunas de las amplias atribuciones que  tiene FGN, en su tarea como  Delegado de la  Secretaría  de Gobernación.

  Hasta ahora, Felipe  se ha reunido  con las autoridades  de las principales ciudades  tamaulipecas.

 Aquí algunas de sus  encomiendas institucionales:

1.—Formular  y conducir la política interior, que compete al Ejecutivo  Federal;  fomentar el desarrollo  político  y contribuir al fortalecimiento  de las instituciones  democráticas.

2.—Coordinar  a los delegados  federales  en Tamaulipas, o sus equivalentes de acuerdo a las reformas establecidas. Con lo anterior, se dice, se pretende  garantizar el cumplimiento  de las órdenes  y acuerdos del Ejecutivo federal.

3.—Velar por la armonía  de los diversos poderes,  en la entidad, así como con los municipios y  con todas las instituciones, para  garantizar el buen gobierno.

4.—Formular  y conducir  la política migratoria y de movilidad humana. Atender la política  de población e intercultural. Impulsar  el fortalecimiento y defensa de los derechos humanos.

  Cuidar también  lo inherente al funcionamiento de los medios  de comunicación y  a la comunicación social del gobierno federal.

 Instrumentar programas anuales, para  la capacitación, asesoría  y formación de sus integrantes.

 Como bien se puede ver, FGN  tiene luz verde  del gobierno de la república, para moverse  y  responder   a la encomienda que le dieron, en todo nuestro estado.

  Garza Narváez  está  dotado para este tipo de tareas y muchas más. Como le decíamos, es (al igual que el Presidente AMLO, quien por cierto  también viene de renunciar al PRI, igual que Felipe), un zoon Politicón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here