Las peligrosas carreteras de Tamaulipas…

La nota se ha leído 3504 veces

Empecé a leer periódicos y ver televisión de Monterrey cuando Los Tigres de la U de Nuevo León y el Monterrey eran equipos mediocres, casi de segunda división, conocedor del fútbol pero no de mercadotecnia y menos de periodismo hecho con amor a lo suyo criticaba en exceso que en dichos medios de información parecían ver partidos diferentes a los que observaba.

Cada crónica era una larga lista de virtudes del equipo local aunque luego perdían en una descolgada del visitante o por un gol que la diosa fortuna le regalaba al enemigo, su estrategia era clara, ensalzaban lo suyo, lo hacían ver como lo mejor del mundo y de esa forma acercaban al aficionado, le daban sentido de pertenencia, de identidad, lo llevaban a comprar sus bonos, camisetas, y otros productos por temporadas completas y lo hicieron por muchos años hasta ser lo que ahora son, auténticos equipos de primera, con plantillas que envidia medio mundo, con un estadio de lujo y con mucho futuro.

La breve historia viene a colación por una promoción que circula en las redes sociales y que presuntamente se difunde en la radio de Nuevo León, un locutor escandaloso que invita a los neoloneses a La cola de Caballo, Las grutas de San Pedro, al parque fundidora y al final la promoción dice, no te arriesgues a las peligrosas carreteras de Tamaulipas y disfruta lo nuestro.

La verdad es que todos esos espacios que promocionan son bonitos pero muy parecidos a Los Tigres y al Monterrey de aquellos años, deje me explico, por más que allá hagan sus parques temáticos nunca llegarán a tener una playa de verdad y menos como La Pesca que es de lo mejor que hay en México, ni como Miramar que cuenta con infraestructura suficiente para que la disfrute en familia o como la Playa Bagdad en Matamoros o todas las que encuentran en Aldama, Altamira, San Fernando, tampoco llegarán a contar con una belleza como El Cielo, ni una presa como la Vicente Guerrero, ni nuestros ríos o espacios naturales y culturales que, desgraciadamente, nos hace falta quererlos.

Le daré un dato, el año pasado, durante las vacaciones de Semana Santa, las vacaciones de verano y las de diciembre, periodos en los que se echaron a andar operativos de seguridad por el gobierno del Estado y el gobierno federal, como el que ya está en marcha, no se registraron incidentes, no hubo asaltos en carreteras, tampoco muertos.

Si eso le parece poco habrá que recordarle que en Monterrey, y en muchas ciudades o municipios de Nuevo León, también hay balaceras, secuestros, tienen carreteras peligrosas  y a veces muchos delitos más de los que se registran acá.

El llamado es para usted, de verdad, es tiempo de empezar a querernos, si fue de vacaciones en lugar de distribuir esas promociones negativas cuéntele a la gente lo que disfruta, si se paseó en el San Marcazo hable de lo mucho que llega a divertirse uno con estos bailes, si estuvo en los troncones o en la playa haga lo mismo, en resumen, es tiempo de ayudarnos a quitarnos la imagen de ser las peligrosas carreteras de Tamaulipas para empezar a crecer en lo nuestro y la advertencia es a tiempo, antes de que otros se lleven todo nuestro dinero y la economía de nuestra hermosa región se siga deprimiendo y a los años sus hijos y los míos no tengan donde trabajar y tendrán que emigrar allá y a otros lugares del país o del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here