Imposición de fiscal carnal

0
3598

Todo parece indicar que se dará una descarada imposición en la designación de Rodolfo Jáuregui Rosas como titular de la Fiscalí­a Especializada en Delitos Electorales (FEDE), sin importar que reconoció ser militante del PAN luego de que fue cuestionado por el diputado prií­sta Alejandro Etienne Llano.

Se vio la intención de tener un “fiscal carnal” desde que el titular de la flamante Fiscalí­a General de Justicia del Estado (FGJE), Irving Barrios Mojica, propuso su ratificación para atender las denuncias de irregularidades en la contienda electoral en marcha y que culminará el próximo 2 de junio.

Si bien es cierto que la designación de Jáuregui Rosas como titular de la FEDE no contraviene ninguna norma legal, resulta totalmente “inmoral”, como dice el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y para el colmo de males, el recomendado de Barrios Mojica carece de la experiencia necesaria para resolver las impugnaciones que seguramente surgirán durante la contienda electoral, puesto que desempeño cargos sin ninguna relación en el ámbito polí­tico-electoral en su natal Baja California.

Jáuregui Rosas estuvo al frente de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indí­genas, además de ser titular del Centro de Prevención del Delito de la Secretarí­a de Seguridad Pública y Coordinador de Vinculación Ciudadana del C4, entre otras actividades alejadas de los procesos electorales.

Tal vez, el virtual titular de la FEDE crea que trabajar en empresas dedicadas al desarrollo de campañas electorales, como cuando colaboró con el actual alcalde panista de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Buenrostro, sea suficiente para atender conforme a derecho las impugnaciones electorales durante la campaña polí­tica en nuestra entidad.

Desafortunadamente, la mayorí­a panista realizará la imposición del “fiscal carnal” durante la sesión del Congreso Local de la próxima semana, sin importar que este en duda la imparcialidad del virtual titular de la FEDE.

En contraste, el coordinador de la fracción de Morena en el Senado, Ricardo Monreal ívila, reconoció que no ha logrado el consenso necesario para sacar adelante la designación de quien será la sucesora de la ministra Margarita Beatriz Luna Ramos, cuya gestión concluirá el próximo el 18 de febrero.

Monreal ívila solicitó a la Mesa Directiva del Senado que preside Martí­ Batres Guadarrama, posponer para la próxima semana la elección de la nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), luego de que ninguna de las integrantes de la terna propuesta por el presidente López Obrador ha logrado el apoyo necesario para llegar al máximo tribunal del paí­s.

Como se recordará, la terna que enviada al Senado está integrada por: Yazmí­n Esquivel Mossa, Loretta Ortiz Ahlf y Celia Maya Garcí­a, cuya nominación fue criticada por la oposición luego de que ya habí­an sido propuestas y ellas son gentes muy cercanas al primer mandatario de la nación.

Esquivel Mossa se desempeña como presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México y es esposa del contratista José Marí­a Rioboó.

Ortiz Ahlf ex-diputada federal de Morena, coordinadora de los Foros de Paz y esposa de José Agustí­n Ortiz Pinchetti, colaborador cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Maya Garcí­a maestra en Derecho Procesal Penal, ha sido agente del Ministerio Público, Jueza y Magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Querétaro, docente y en 2012, ya en Morena, aspiro a un lugar en el Senado.

Ninguna ha logrado convencer a los senadores de la oposición, incluso ni siquiera a los de Morena, reconoció el propio Monreal ívila, quien no descartó la posibilidad de que la terna sea rechazada.

Por otra parte, pero sin dejar el tema de la fracción de Morena en el Senado, resulta que la propuesta del legislador oaxaqueño Salomón Jara Cruz, de revocar los permisos de las calificadoras en caso de que sus pronósticos sean adversos causó un fuerte revuelo en el mundo financiero

La “genial” sugerencia no sólo fue rechazada de inmediato por Monreal ívila, sino también el presidente López Obrador se vio en la necesidad de declarar ayer en su tradicional conferencia matutina que será respetuoso del trabajo de las calificadoras, aunque no dejó pasar la oportunidad para recomendarles que tomen en cuenta la corrupción en sus análisis.

Pero el que si no se midió fue presidente de la Comisión de Economí­a del Senado, Gustavo Madero Muñoz, cuando se le preguntó si la iniciativa de revocar los permisos a las calificadoras era una ocurrencia, el legislador panista dijo: “no entienden, no tienen ni la más puta y remota idea de lo que están diciendo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here