Genialidades Obtusas

La nota se ha leído 3721 veces

Fuertes críticas ha recibido la propuesta del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa Macías, quien sugirió, sin el ánimo de ofender a nadie, según el presidente Andrés Manuel López Obrador, que las hijas e hijos de las madres trabajadoras sean cuidados por sus abuelitos en lugar de estar en las estancias infantiles.

La genialidad del encargado de las finanzas públicas no tiene comparación, pero resulta totalmente obtusa, luego de que las madres trabajadoras hacen el esfuerzo de llevar a sus hijas e hijos a las estancias infantiles no sólo para que sean cuidados por personal calificado, sino también para que aprendan a través de juegos sus primeras letras y despierten su imaginación con la lectura de cuentos, entre otras actividades del programa conocido como estimulación temprana.

Nadie pone en duda de que los abuelitos estarían encantados en cuidar a sus nietas o nietos, pero en primer lugar ya no tienen la capacidad física para atenderlos, sobre todo si son dos o más, además de que los menores sólo estarían viendo la televisión en lugar de recibir sus primeras lecciones para aprender a leer y escribir, sin dejar de mencionar otras habilidades, como socializar entre sus compañeros, que desarrollan en las estancias infantiles.

Y más estarían encantados sí sus hijas e hijos les pagan por cuidar a sus nietas o nietos, como los propuso Urzúa Macías y lo avaló López Obrador, quien ayer en su acostumbrada conferencia matutina dio a conocer que el subsidio a las estancias infantiles se entregaría directamente a los papás de los menores.

Lógicamente que ya no serán los 950.00 pesos que recibían mensualmente las estancias infantiles por cada niña o niños que atendían, si no ahora sólo serán 800.00 pesos cada mes, pero para que no se viera mal la reducción se entregarán mil 600 pesos cada dos meses a los papás para que decidan sí el subsidio federal se lo entregan a algún familiar que cuide a sus hijos o siguen pagando los servicios de una guardería.

A propósito, varios sociólogos alertaron acerca del problema que se podría generar sí el subsidio federal se entrega directamente a los papás de los menores, puesto que temen que las madres trabajadoras sufran presiones de sus parejas para recibir parte del dinero destinado para el cuidado de sus hijas o hijos, incluso se podrían quedar sin el apoyo gubernamental por utilizarlo en otros gastos.

Indican que muchas de las madres trabajadoras dejaron sus hogares precisamente porque sus parejas no cumplían con sus obligaciones para sostener una familia, incluso un alto porcentaje de ellas prefieren estar solas luego de que fracasaron sus matrimonios.

También señalan que muchos abuelitos podrían sufrir el menoscabo de sus pensiones en caso de que sus hijas e hijos les propongan cuidar a sus nietas y nietos y no les entreguen la totalidad del apoyo gubernamental, como casi siempre sucede por el gusto de tenerlos en casa.

De regreso a la genialidad obtusa del titular de la SHCP, no hay duda de que la tarea principal de Urzúa Macías es gastar menos para que alcance el presupuesto gubernamental, pero no se vale escatimar recursos que ponga en peligro del desarrollo físico y mental de niñas y niños que son atendidos en las estancias infantiles.

Tampoco es válido el pretexto esgrimido para no entregar el subsidio federal de 950.00 pesos por cada niña o niño que son atendidos en las estancias infantiles, ya que si se encontraron casos de corrupción se debe proceder en forma penal en contra de aquellos que cometieron los ilícitos, en lugar de condenar este programa que ayuda a las madres trabajadoras.

Hasta el momento no hay ninguna denuncia penal en contra de quienes supuestamente tienen varias estancias infantiles o que hayan reportado más menores atendidos, por lo que resulta sospechoso que sólo se anuncien los supuestos ilícitos y no se proceda conforme a la ley.

Se espera que los legisladores de la oposición sigan presionando fuerte para restablecer el subsidio federal a las estancias infantiles, en respuestas a las demandas planteadas por las madres trabajadoras y las educadoras que exigen presentar pruebas de los supuestos ilícitos cometidos bajo este programa social.

Por último, no hay duda de que está en marcha el proceso electoral para la renovación del Congreso Local, coincidieron en señalar numerosos empleados estatales luego de conocer que la administración de Francisco García Cabeza de Vaca les concedió un aumento salarial del 6%, entre otros beneficios.

 

Deja un comentario