SAT: ¿qué está pasando con el buzón tributario y los correos falsos?

El SAT informó que no emitió correos electrónicos de manera masiva sobre devolución de impuestos

Las redes sociales pueden ser generadoras de información, pero también de desinformación, por lo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) emitió un comunicado para aclarar que a través del buzón tributario no se habían enviado correos alertando sobre la devolución de impuestos.

Esto porque el martes millones de contribuyentes reportaron haber recibido correos electrónicos donde se les reportaba que había sido rechazada la devolución de impuestos del Ejercicio Fiscal 2013 provenientes del remitente buzontributario@sat.gob.mx, situación que causó alerta entre las personas físicas y morales que vieron esa notificación en su correo personal.

El mensaje difundido en redes sociales indica que se le hace una petición a los contribuyentes de ingresar a una liga para continuar “validando la información declarada para determinar la procedencia de la devolución”. Lo que saltó es que la mayoría de quienes recibieron ese mensaje no habían solicitado tal devolución de impuestos.

“Lo raro es que viene de la dirección correcta del Buzón Tributario!! ¿Por favor, me pueden confirmar que es correo falso? La dirección del texto parece fake”.

El SAT aclara la situación

A través de un breve comunicado el SAT informó que no había sido víctima de un hackeo y que esos correos recibidos por algunas personas no fueron generados a través del buzón tributario, además la institución encargada de la recaudación de impuestos aclaró que cuentan con sistemas de seguridad que permiten garantizar la seguridad y protección de los datos e información de los contribuyentes.

 

El SAT explicó que el único medio de comunicación válido entre los contribuyentes y esa dependencia de Hacienda, es el buzón tributario, por lo que solicitó a las personas que recibieron el mensaje de dudosa procedencia a realizar la denuncia correspondiente ingresando al portal de internet del SAT.

Al respecto de esta respuesta analistas financieros y en tecnología y seguridad digital afirman que los correos sí salieron de los servidores del buzón tributario del SAT y que pasaron por sus sistemas al momento de ser enviados, por lo que muchas personas exigen una explicación más detallada de lo ocurrido, pues los datos personales estarían en vulnerabilidad.

 

Salir de la versión móvil