2021, los grupos de poder en disputa

0
1687

Ante la crisis por el COVID-19 que se vive en Tamaulipas, algunos dicen que es muy temprano para hablar de los potenciales aspirantes a una candidatura de las que estarán en disputa el año entrante, pero pues todo es polí­tica, de eso no hay duda. Lo vemos en el paí­s, pero también en nuestro estado, donde lo que menos parece importar es que realmente la pandemia del Coronavirus esté causando muertes sino más bien que este asunto de salud se ha politizado.

Pero pues se dice, que en la vida todo es polí­tica. Mire usted, alguien me obsequió una especie de folleto o trí­ptico, es de una iglesia y en su portada hacen una pregunta POR QUIí‰N VOTARíS?

Es de cuatro mini páginas y al abrirlo aparecen dos propuestas, una es el Diablo y el otro es Dios. Pero lo más interesante son las propuestas: 1.-El Diablo quiere mantenerte en la ignorancia. 2.- Quiere destruir tu familia. 3.- Quiere que seas la lacra de la sociedad. 4.- Quiere que mueras. 5.- Quiere llevarte a morar con él, en el infierno y 6.- Quiere que rechaces el amor de Dios.

Las propuestas de Dios también son seis: 1- Quiere que su palabra sea lámpara en tu camino. 2- Quiere bendecir a tu familia. 3- Quiere que seas un hijo del Rey. 4.- Quiere que vivas. 5.- Quiere llevarte a morar a una hermosa mansión que ha preparado para ti en un lugar hermoso llamado Cielo y 6.- Quiere que aceptes su amor demostrado en la cruz del calvario. Y la pregunta final ¿POR QUIí‰N TE DECIDIRíS?.

Obviamente que puede ser una decisión difí­cil, aunque de entrada a muchos ciudadanos nos inculcaron nuestros padres y abuelos a estar siempre con Dios.

En lo personal no soy quien para juzgar o criticar a aquellos ciudadanos que por alguna fuerte necesidad toman la decisión de estar del lado contrario, es decir con el Diablo.

Y lo vemos actualmente con algunos gobernantes, quienes radicalizan su postura y establecen que o estás conmigo o contra mí­. Un intento más por polarizar la vida polí­tica de nuestro paí­s. En su visión de blanco y negro, donde solo existen los amigos y los enemigos.

Fifí­s o Chairos, Liberales y Conservadores como si nuestro México lindo y querido viviera en el siglo XIX y la situación polí­tica fuera igual a la vivida en tiempos de JUíREZ, de SANTA ANNA o de PORFIRIO DíAZ. Una visión que nos lleva a la disyuntiva de escoger un partido, como en la Santa Inquisición: Estás con Dios o con el Diablo.

Pero lo más preocupante es también la división que se fomenta desde lo más alto del poder polí­tico donde se nos señala entre Ricos o Pobres.

Lo peor, es ese llamado a no ser rico porque de lo contrario te secuestran. De tal manera que todos tenemos que ser pobres para ser libres de verdad. Para muchos son palabras sabias, pero para quienes han sufrido ese asunto del secuestro, ya sean ricos o pobres, saben muy bien la clase de infierno que se vive. Lamentable, muy lamentable esa idea de que si no tienes dinero y eres un pobre diablo, pues nadie te va a secuestrar.

De tal manera que como lo dijimos antes, todos es polí­tica. Hay quienes hacen el bien como quienes hacen el mal. Existen los que fomentan la unidad y los que dividen.

Recientemente, apareció en escena un polí­tico que se habí­a caracterizado por polémico y hoy parece cura, cuando hace este llamado: “No son tiempos de polí­tica, son tiempos de solidaridad. No son tiempos para dividir o polarizar, sino para unir. No es momento de pleitos entre polí­ticos, eso nada va a resolver nada”.

Sin embargo, así­ los vamos a ver en los próximos dí­as, semanas y meses hasta que se aproxime el 2021, porque no hay duda que lo que verdaderamente está en juego, es la lucha por el poder polí­tico, por el Control de la Cámara de Diputados. De ahí­, depende el 2022 y el 2024. Ya de usted dependerá mí­ estimado lector su decisión de estar con los buenos o de estar con los malos, a favor de los ricos o a favor de los pobres, de los chairos o de los fifí­s, así­ nos etiquetaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here