El SNTE podrí­a irse hasta 2021

0
2329

A  solo cuatro meses  de  definirse  un nuevo periodo de poder polí­tico-sindical, en el magisterio tamaulipeco, el liderazgo  unificador  del  actual dirigente de la sección XXX, Rigoberto  Guevara Vázquez,  se observa como  un poderoso activo polí­tico. El  otro elemento de vital importancia, es la alianza  que la Sección XXX  ha mantenido con el actual sexenio cabecista.

   Lo anterior cuenta mucho,  en lo que se refiere  a la estabilidad sindical, pues  un gremio con problemas internos, difí­cilmente  avanza en sus principales  demandas  y en el tema cotidiano  de la gestorí­a.

El Comité  Ejecutivo Seccional  de  Rigo Guevara, ha logrado este tipo de equilibrio. Estamos  hablando de un liderazgo estatal muy maduro  en sus decisiones polí­ticas. Pero sobre todo incluyente, y con mucha mano izquierda hacia el interior. Esas son algunas caracterí­sticas en los tiempos  de Rigo.

      Antes  de entrar  de lleno al análisis del tema en mención, les diremos que es muy probable que  la fecha  formal  del calendario sucesorio en nuestra entidad,  se vea  modificada  por el fenómeno  sanitario del Coronavirus, lo cual podrí­a enviar  la definición sucesoria  del SNTE  tamaulipeco, hasta  el año entrante. Y muy posiblemente hasta después  de la elección federal y estatal.

  En esta ocasión, existirá un elemento emergente, en lo que se refiere a las reglas  de la democracia interna, del SNTE  en nuestro estado,  la nueva dirigencia será electa por voto directo, universal  y secreto.

Esta circunstancia  le pondrá  un verdadero sabor  a la sucesión magisterial, pues  aquí­  se verá el auténtico  peso polí­tico-sindical  de todos y cada uno de los participantes en la recta final, especialmente en lo que se refiere al apoyo de las bases.

      A  continuación, le damos a conocer  una serie de nombres, de los que podrí­a salir, el nuevo dirigente, aunque definitivamente, en esta ocasión,  habrá  margen para que  sean las  bases  quienes  decidan, en un marco de respeto y de unidad. Al menos ese es el escenario que se observa hasta el momento.

  Entre  los que se mencionan, figura, el actual  Secretario de Finanzas, Abelardo  Ibarra  Villanueva, oriundo  del municipio de  Diaz Ordaz, en la llamada  frontera chica.

 En lo que se refiere a  la perspectiva de género, una dama que se menciona, es Cecilia  Robles  Riestra, Secretaria de  Organización  de la región  norte en el SNTE- Tamaulipas.

 Entre los que destacan también se  anota  a Jaime Ramos  Salinas, quien participa como Secretario de  Organización de la zona  sur, en la Sección XXX.

  Otro de los que, hasta hace tiempo era muy cercano al profe Rigo, pero al parecer  ha caí­do de su gracia, es el Secretario de Prevención y Atención  Social, José  Hamscho Ibarra. Este, junto con  cuadros como Rogelio  Ortí­z Mar,  están  identificados con  el ex dirigente Rafael Méndez  Salas.

  En el norte, Arnulfo Rodrí­guez  sigue tratando de influir en el tema sucesorio, a través  de su ex secretario particular, Ulises  Ruiz  Pérez.

  Otro de  los que  se mueven, presuntamente  autodesignándose como  muy cercanos  al actual gobernador, es el titular de  Trabajo y Conflictos,  Marco Tulio Olguí­n  Maravilla.

  Y,  una dama que  también  puede  participar, llegada la hora del parto magisterial tamaulipeco,  es la actual  Secretaria del SINADEP,  Juana  Imelda  Infante  Arratia, de quien se dice, es muy cercana al actual  dirigente  nacional Alfonso Cepeda  Salas.

 Todos estos nombres, tienen un peso especí­fico, dentro  del actual  Comité Ejecutivo  estatal se la Sección XXX.

 Si la elección  del  sucesor del profesor Rigoberto  Guevara, se va hasta después de la elección del 2021, tendrá  una gran importancia, el papel que  jugará   el poderoso sindicato de maestros, en los comicios federales  y estatales, en su calidad  de aliado del gobierno  cabecista.

  Aunque, por las caracterí­sticas  de la nueva democracia  sindical, que se estrenará  en el  proceso sucesorio que se avecina, todo puede suceder.

  En esta  columna les hemos dado a conocer, los nombres de  algunos de los  más viables.

  Dependerá delas circunstancias internas  del sindicato, de lo que está  por venir, y de lo que  se defina en el episodio polí­tico-electoral  del año entrante.

 Pior ahora, parece ser que, la definición  del nuevo ungido en el magisterio estatal podrí­a brincar  hasta el 2021.

 Se los  advertimos para  que los  protagonistas, guarden  la calma. Y mientras  se definen  las nuevas fechas  de la elección, se la lleven tranquila.

La prudencia, aconseja pegársele  al actual  dirigente  de la Seccion XXX, y no  incurrir  en actos de indisciplina.

   Porque, está  visto que, del plato a la boca, se cae  la sopa. O sea  en los meses que restan, los del Comité del SNTE en nuestro estado, van a necesitar  de un personaje como  aquel  de las historietas, en los setentas:

 Kalimán, aquel que recomendaba a su compañero Solí­n: “Serenidad y paciencia, mucha paciencia”

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here